retirada sujeta a penalizaciones

Marcha atrás en el quiosco de Benalúa de Alicante: el adjudicatario renuncia a su explotación

21/05/2024 - 

ALICANTE. La puesta en uso del quiosco de uso hostelero de la Plaza Navarro Rodrigo, en el barrio de Benalúa, tendrá que esperar. El particular que había sido seleccionado como adjudicatario de su explotación en el concurso convocado por el Ayuntamiento de Alicante ha optado, finalmente, por no confirmar su oferta al no presentar la documentación que se le había requerido para formalizar la firma del contrato

Ese incumplimiento supone que se considere de facto la retirada de la oferta formulada, con lo que el equipo de gobierno, del Partido Popular (PP), deberá concretar ahora si apuesta por convocar un nuevo procedimiento de licitación o si opta por promover su readjudicación a la segunda oferta mejor clasificada, en función de la propuesta formulada por los técnicos de la Mesa de Contratación.

Sea como fuere, la renuncia comunicada por el adjudicatario no quedará exenta de consecuencias. De hecho, la misma resolución de la Mesa de Contratación plantea dos penalizaciones concretas. La primera, que se le imponga una sanción equivalente al 3% del presupuesto de licitación, lo que supondría una multa de 4.598,88 euros que se aplicaría como minoración sobre la garantía provisional depositada por el adjudicatario. Y la segunda consistiría en la adopción de un acuerdo por el que se establezca la prohibición de que pueda contratar con el ayuntamiento en lo sucesivo, toda vez que la retirada de su oferta se interpretaría como un supuesto de "culpa" o "negligencia".

Lo cierto es que la oferta económica planteada por ese adjudicatario inicial no era menor. De hecho, había comprometido un canon de 1.182.569,87 euros por el conjunto de los diez años de plazo de explotación inicial (en el que se podía optar a dos prórrogas de tres años cada una). Ese importe suponía sextuplicar el precio de salida con el que se había convocado el concurso, por un precio de salida de 153.296,09 euros (admitiéndose propuestas al alza).

Quioscos pendientes de concurso

Al margen del futuro del quiosco de Benalúa, el equipo de gobierno también debe despejar el futuro de otras tres instalaciones municipales que permanecen inactivas. Se trata, por un lado, de los dos nuevos quioscos habilitados en la plaza del Músico Óscar Tordera y en el parque de Canalejas, para los que, en enero, se anunció su inminente licitación.

Y, por otro lado, del quiosco que ha venido albergando la histórica heladería Peret, en el Paseo de La Explanada, que sigue a la espera de que se resuelva el recurso de reposición presentado por su empresa concesionaria respecto al acuerdo de desalojo promovido por la Concejalía de Ocupación de Vía Pública ante el impago del canon y de las tasas de veladores y del servicio de recogida de residuos. 

Noticias relacionadas

next
x