X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de octubre y se habla de alicante Turismo cruceros benidorm tram Catalunya

‘YO SOY RATÓN’, LA ANTIBANDA INFANTIL, EN EL AULA DE LA CAM

Manu Rubio: “Los niños y las niñas tienen muchas razones para protestar”

1/06/2019 - 

ALICANTE.El domingo 2 de junio, a las 12 del mediodía, el Aula CAM de Alicante brinda la oportunidad de ofrecer a los niños empoderamiento, comprensión, respeto, humildad, amor y, cómo no, ¡música!, con la actuación de la banda Yo Soy Ratón, un proyecto liderado por el educador y músico Manu Rubio, junto al productor Paul Castejón que, acompañados en el escenario por la banda compuesta por Iciar Ybarra a los coros, Carlos Expósito a la batería, Eunice Santos al violín, Ivan Mellen a la percusión, Pablo Ruiz al bajo y Gonzalo Palomo a la guitarra, han sido uno de las apuestas destacadas de las renovadas Fiestas de San Isidro, en Madrid.

Yo Soy Ratón es mucho más que una banda musical infantil: es un movimiento que lucha por dar voz a los niños y conseguir que sus opiniones acerca de la sociedad en la que viven puedan ser escuchadas y tenidas en cuenta, aprovechando la capacidad intrínseca de la MÚSICA para emocionar, para crear lazos de unión y empatía entre mayores y pequeños, y así hacer que los adultos reflexionemos acerca cuestiones susceptibles de mejora.

“Los niños y las niñas tienen muchas razones para protestar, y la música es un vehículo privilegiado para hacerlo”, reivindicaba Manu Rubio, frontman de la banda, en una entrevista en el Telediario de TVE.

Yo Soy Ratón, un pequeño ser revoltoso que explora los recovecos de nuestra memoria emocional, de cuando éramos chiquillos y vivíamos cada momento al máximo. Para niños es diversión y sorpresa, una inesperada ocasión para poder reivindicar y gritar consignas revolucionarias, y por qué no, también escatológicas. Un lugar en el que descubrir aquellas otras dimensiones de la MÚSICA más allá de la puramente lúdica: su poder para conmover, aunar y crear espacios de comprensión. Para adultos es una oportunidad para dejarse llevar, de empatizar y crear lazos de complicidad con los pequeños. Un contexto propicio para mirarse hacia adentro y replantearse costumbres heredadas susceptibles de mejora… “Yo Soy Ratón se desmarca de los patrones habituales de lo infantil, combinando el rock con la world music, el funk o el ambient. El resultado es una experiencia vibrante con pasajes que van desde lo divertido a lo tierno, de lo grandioso a lo evocador, para poquito a poco irse haciendo un nido en nuestras conciencias donde comenzar a roer… disfrutando de un repertorio con cuatro estilos que se entrecruzan en un espectáculo eminentemente colaborativo: canciones protesta como la del título homónimo, Llora sin parar o Yo no soy un muñeco; canciones para sentir, como Te quiero casi siempre o Emociones de avestruz; canciones para bailar, con los melocotonazos Superbasureros y Caca; o los más pedagógicamente (in)correctos juegos de repetición: La Ballena, Tongo tongo, La Pasita, Canción de los colores,  Se levanta la niña y Tiburón.

Haciendo gala de su condición de pancarteros, animan a los niños y niñas a elaborar pancartas protesta para exhibir en sus conciertos, conjugando ese tiempo tan querido por los padres, el de las manualidades caseras, con el hipercrítico y desprejuiciado espíritu crítico infantil. Una mirada respetuosa a la infancia, una llamada de atención, un grito de los niños pidiendo que los adultos bajemos a su altura y, ante todo, diversión a raudales.


next
x