Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Reivindicación desde el confinamiento

Lydia Na (activista trans): “Es tiempo de estar en casa, pero no de escondernos”

1/04/2020 - 

ALICANTE. La activista trans Lydia Na preside la asociación Entendemos LGTBI, pero también presenta el magazine Nos gustas tú en Artegalia Radio y forma parte de la organización del festival NosGusTrans. Este lunes, 31 de marzo, Día Internacional de la Visibilidad Trans, su plataforma ha lanzado un vídeo-comunicado en favor de la visibilidad de su colectivo en los días de encierro: "Es tiempo de estar en casa, pero no de escondernos"

Este significativo día reivindicativo ha coincidido con el periodo de cuarentena, pero eso no podía ser una excusa para dejar pasar la oportunidad de luchar por sus derechos. "Esto no es cosa de un día, porque aquello de lo que no se habla no existe y, si no existe, no tiene derechos, así que hay que ir diciendo siempre que estamos aquí y que seguimos luchando por la igualdad", sentencia. Iniciativas con las que tratar de lograr la integración, a través de la 'normalización', palabra 'odiada' por Lydia Na, ya que eso implica que las personas trans todavía no son consideradas 'normales'.

"Tienen que verse personas trans en todos los oficios y eso tiene que de dejar de ser llamativo; igual que hay catedráticas trans, deberíamos encontrar presentadores de televisión trans que visibilizaran al colectivo y profesionales en cualquier otro ámbito", explica. Sin embargo, la realidad no es esa, ya que los datos que aporta hablan de marginación. "Lo cierto es que un 80% de la población trans está en el paro y, del otro 20%, casi la totalidad se dedica a la prostitución", asegura. Unas cifras que, pese a ser dramáticas, no le impiden ver la luz al final del túnel. "En la Comunitat Valenciana contamos con una Ley Trans que es una de las mejores del mundo y pronto se aprobará otra a nivel nacional, que es donde se deben aprobar los derechos de las personas", afirma la comunicadora. 

Lydia Na imagina un futuro próximo en el que su colectivo desarrollará un papel importante en la sociedad. "Ese es el futuro; el futuro es diverso", asegura. Desde la implantación de la democracia en España, la sociedad ha ido conquistando ciertos hitos en materia de derechos LGTBI, aunque el camino se hacía algo más cuesta arriba para el colectivo trans, que ha seguido estando más estigmatizado que el de gays o lesbianas. Sin embargo, eso es algo que parece que empieza a cambiar ahora, según explica la activista. 

"Para el colectivo trans siempre es todo más cuesta arriba ya que, siguiendo ciertas pautas, es más fácil que se integre una persona gay o lesbiana en la sociedad; nosotros llamamos la atención y el simple hecho de salir a la calle ya es activismo", describe. De hecho, encontrar un trabajo es arduo y complicado, ya que es difícil que el empleador considere que una persona trans tiene buena presencia. "Esa maldita apostilla de 'buena presencia' parece que no va con nosotros; eso es un tema que hay que cambiar", afirma.

"Actualmente hay una frontera invisible entre el país cisgénero y el transgénero que, cuando la cruzas, pierdes un montón de derechos, pero la realidad debería ser que al nacer todos tuviésemos los mismos derechos sin perder nada en la aduana; ahora tenemos que equiparar nuestros derechos humanos, constitucionales y de ciudadanía, con nuestros derechos específicos como colectivo en materia de Sanidad, por ejemplo", describe. Con la integración que se espera lograr a través de esa nueva ley, se conseguirá un nuevo hito que ahondará en ese sentido, desvinculando al colectivo de esa visión patologizante que proviene de la ignorancia y el desconocimiento.

"La naturalización de las personas trans está más a la orden del día que nunca; ya no estamos en la época de La Veneno", afirma. Su figura, como transexual que ha sufrido la crudeza de la discriminación y marginación, encarna un debate controvertido con su propio personaje televisivo. Una dicotomía que divide a este colectivo y que se revive ahora con el estreno, el pasado domingo, del primer capítulo de la serie que cuenta su historia: Veneno. "Le tocó vivir una época muy mala y puede ser un ejemplo de superación, pero no debería ser un ejemplo a seguir; no hay que idealizarla en ese sentido", afirma Lydia Na. 

En su opinión, es más fácil lograr la integración cuando se detecta que una persona es trans desde la infancia. "Ese es un buen momento para iniciar la transición de forma natural; ese debe ser el camino de la integración", explica. A pesar del "bache idelógico" que se está viviendo con la propagación de ideologías contrarias a la integración, cree que el futuro es esperanzador. "Se va a superar porque todo eso está caducado; esta será su última queja", sentencia. "A principios del siglo pasado se produjo la revolución feminista, mientras que a mediados del mismo se inició la igualdad racial. Este siglo se inició con los derechos para gays y lesbianas, pero ahora es el momento trans; poco a poco nos vamos integrando".

Estigmatización y abusos

En ese sentido también se ha manifestado este lunes la asociación Diversitat, que pedía en un comunicado "acabar con la estigmatización y los abusos de una sociedad que nos trata como enfermas", poniendo el acento en las mujeres LBT, como hacía también la propia federación española LBGTI (FELGTB). Una reivindicación que se achaca a la concepción social "sesgada por el prisma del sistema sexo-género y la dualidad hombre-mujer, que impide erradicar el sufrimiento de quienes no encuentran concordancia entre el sexo asignado al nacer y la vivencia interna".

Este colectivo, considerado como el más discriminado dentro del espectro LGTBI, reivindica por tanto varias cosas concretas en este día. En primer lugar, medidas urgentes para evitar esa discriminación, pero también protección para esas personas trans que son menores de edad y que están expuestas al acoso escolar y familiar. Por otro lado, se exige el fomento de la investigación en el ámbito sanitario, así como el pleno ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos. Asimismo, se pide la creación de un movimiento feminista interseccional que tenga en cuenta todas las formas de ser mujer, además de campañas formativas e informativas orientadas a la sociedad en general. 

Noticias relacionadas

next
x