Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

critican la falta de interés en establecer un sistema de cooperación

Los vecinos del Banco de Cuidados exigen la dimisión de la edil de Acción Social de Alicante

29/06/2020 - 

ALICANTE (EP). El Banco de Cuidados de Alicante ha exigido este lunes la dimisión de la concejala de Acción Social, Julia Llopis, por "el incumplimiento" de los compromisos alcanzados con la entidad y "por su inacción constante y por su dejadez de funciones ante la grave crisis social", según han explicado sus portavoces a través de un comunicado. Para el Banco, la recogida de alimentos organizada por el consistorio, en el marco de la suspensión de las Fogueres, convirtió la "miseria en un espectáculo" y ha sido la "gota que ha colmado el vaso".

La entidad que aglutina a "decenas de organizaciones" de carácter social ha señalado que la situación "ya ha llegado al límite". Así, han relatado que cuando se declaró la pandemia el Ayuntamiento estableció una Oficina de Emergencias (OMES) "que nunca respondía las llamadas pues carecía de medios suficientes". Por ello, han explicado que "ante el desbordamiento municipal, muchos vecinos y vecinas decidieron organizar espontáneamente grupos de voluntarios en sus barrios".

No obstante, han lamentado que han sido "ninguneados por las instituciones. Únicamente nos han tenido en cuenta para venir a hacerse la foto". Asimismo, han señalado que cuando se ha intentado establecer una "cooperación efectiva", no han recibido la respuesta esperada: "Hemos mantenido conversaciones y reuniones con el alcalde y con la concejala. Se han comprometido a establecer una coordinación adecuada entre los Centros Sociales y los Grupos de Voluntarios, pero nada de esto se ha producido".

Por su parte, han detallado que "a día de hoy" el Banco de Cuidados continúa recibiendo derivaciones y peticiones de ayuda por parte de los Centros Sociales "sin que se haya establecido ningún tipo de relación formal, sino únicamente mediante el contacto basado en la buena voluntad de los y las trabajadoras sociales que allí trabajan". "Saben que a veces los tiempos de los trámites son insostenibles y recurren a nosotros para que atendamos a las familias con compras de emergencia de lotes de alimentos y productos de primera necesidad", han detallado y han afirmado que la situación les sitúa "en un limbo legal", ya que sin un reconocimiento explícito por parte de las autoridades no pueden "manejar información sensible como son los datos personales de las familias".

Finalmente, han asegurado que están "hartos de la escasa voluntad" del Ayuntamiento y de la concejala para "asumir su responsabilidad" tras repartir "durante varios meses, alimentos a miles de familias alicantinas". A ese respecto, han advertido que la Comisión creada para reconstruir la ciudad, tras la pandemia, ha dejado fuera a los Grupos de Voluntarios y al Banco de Cuidados: "Quienes hemos estado durante meses preparando y repartiendo comida a miles de alicantinos, ahora no tenemos voz para aportar propuestas sobre cómo reconstruir nuestra ciudad". Por ello, han exigido una Mesa Permanente que cuente "con todos" los colectivos de la ciudad.

Con todo, el Banco de Cuidados ha apuntado que "la gota que ha colmado el vaso" ha sido la recogida de alimentos organizada por el consistorio con ocasión de las Fogueres. "El Ayuntamiento ha pretendido ponerse una medalla a costa de la desesperación de muchas familias. Ha convertido la miseria en un espectáculo. Prácticamente ha organizado una telemaratón caritativa sacada de una película de Berlanga", han sostenido.

El Banco de Cuidados ha agradecido, no obstante, "la enorme solidaridad del pueblo alicantino y de las organizaciones que participan en las Fogueres y en otras fiestas de la ciudad", pero han criticado el uso "interesado" de esa solidaridad por parte del bipartito. "Lo que necesitamos es una política estratégica para combatir la pobreza en nuestra ciudad. No un gesto cosmético para limpiar la nefasta actuación desde que empezó la pandemia", han dicho.

Por todo ello, desde el Banco de Cuidados consideran que la situación ya es "insostenible" y que la concejala Julia Llopis debe dimitir de su responsabilidad al frente de Acción Social. Asimismo, han anunciado que no permanecerán "de brazos cruzados mientras miles de vecinos son condenados a la miseria por la dejadez institucional. Vamos a seguir exigiendo una política municipal que combata la pobreza. Si hace falta, con movilizaciones en la calle". Entre las entidades que solicitan la dimisión de Julia Llopis están
Grupo de Voluntarios de San Blas, Grupo de Voluntarios de la Zona Sur,
Asociación de Vecinos de Carolinas Bajas-Palmeretes, Asociación de Vecinos de Colonia Requena, Asociación de Vecinos de Virgen del Remedio,
Asociación de Vecinos de Rabassa, Reacción Solidaria, Red de Respuesta Social Rapida de Trabajadores Sociales de Alicante, Grupo de Apoyo Mutuo Alicante y Despensa Autogestionada de Productos Esenciales del barrio del Cementerio.

Noticias relacionadas

next
x