Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Pueden producir 1.000 kits a la semana y reclaman más peticiones por la gran cantidad de stock

Los test PCR para diagnosticar coronavirus de la firma ilicitana ya se reparten en hospitales del país

3/04/2020 - 

ELCHE. Los test de diagnóstico de Covid-19 de la firma del CEEI de Elche, Genetics PCR Solutions (GPS), lanzados el pasado 28 de enero, ya están llegando a los hospitales en España. Entre ellos, ya se han servido en la ciudad ilicitana y también en centros hospitalarios de Castilla y León, Madrid o Cataluña. En estos momentos, la empresa que dirige el doctor Antonio Martínez-Murcia, profesor de Microbiología de la UMH, según asegura a Alicante Plaza, cuenta con un gran stock de unidades producidas de estos test que, validados por el Instituto de Salud Carlos III, tienen una 100% de especificidad y 100% de sensibilidad. La empresa dispone de 880 kits, con una capacidad de 88.000 ensayos y tiene la capacidad de generar, en una semana, otros 1.000 kits. Cada kit corresponde a 100 ensayos, lo cual significaría 100.000 ensayos para detectar coronavirus en laboratorios semanales en España.

Es un stock, según indica Martínez-Murcia, muy elevado para una pequeña empresa como la suya y que, al estar intervenido y a disposición del Ministerio de Sanidad, dentro de las necesidades decretadas por el Estado de Alarma, se repartirá únicamente para el país. Por ello esperan que más hospitales, con la capacidad adecuada, reclamen estos test para poder efectuar diagnósticos fiables y que puedan dar salida a una producción que en estos momentos es de primera necesidad. En estos momentos, los centros sanitarios y Sanidad tiene la competencia para disponer de ellos.

“El único cuello de botella que tenemos en la producción es que uno de los proveedores de un reactivo necesario está limitado por la emergencia mundial”. No obstante, señala Martínez-Murcia, “nos mantiene surtidos, por la relación de años que tenemos y nos puede proveer semanalmente de este ingrediente para hacer entre 500 y 1.000 kits”. Así, si Sanidad demandara más producción a Genetics PCR Solutions, esta empresa sería capaz de producir esa cantidad cada semana.


Desde el día 16 de marzo, que es cuando la empresa informó al Ministerio de Sanidad de su capacidad de producir test, la firma ya había recibido peticiones desde hospitales, incluso días antes, con el Estado de Alarma en marzo. Su kit, validado por el Instituto de Salud Carlos III, de hecho, se usa en este centro de referencia en España. Con el stockaje intervenido por el Gobierno, ahora sus kits son repartidos cuando los hospitales lo reclaman, previo visto bueno del Carlos III.

Fiabilidad de otros test

Sobre la fiabilidad de algunos test de diagnóstico adquiridos por el Gobierno de España y que, finalmente no resultaron adecuados, por arrojar datos de acierto de un 30% o de un 50%, Martínez-Murcia considera importante diferenciar varios aspectos. 

Existen test de dos tipos: los de diagnóstico rápido, que arrojan resultados en diez minutos y que se basan en una reacción antigénica que detecta la cubierta del virus –son útiles para hacerlos de forma masiva y conocer la expansión de la epidemia-; y los PCR (como los que elabora su firma) que identifican el genoma del virus –u otros patógenos- y cuya secuencia es matemáticamente precisa. Estos test se distribuyen a laboratorios u hospitales, para diagnóstico hospitalario y tomar decisiones clínicas, por ejemplo, en las UCI.

Por lo tanto su uso está destinado a diferentes ámbitos, aunque ambos útiles para frenar y actuar contra la pandemia. El problema de la fiabilidad en España se ha dado con el primer tipo de test, -los test rápidos- que, según Martínez-Murcia “son tremendamente útiles -cuando funcionan- para hacer una radiografía de cómo está de expandido el virus, pero su porcentaje de acierto debe alcanzar el mínimo estándar”. Por suerte, afirma el doctor, el Instituto de Salud Carlos III está ahí para frenar el uso de los test que resultan fallidos, porque todo el material pasa por su filtro.

La cuestión para el doctor de PCR Genetics Solutions es "¿cómo han conseguido previamente la certificación de la marca CE esos test que se han demostrado fallidos al llegar al Carlos III?". Una pregunta para la que Martínez-Murcia mantiene que no tiene respuesta, pero que habría que investigar si hubo algún fallo en el proceso de validación necesario para esta certificación. "Hay unos estándares, la burocracia para el marcado CE también me sorprende. Es lamentable que estén en el mercado productos así, por suerte está el Carlos III para frenarlos".

Noticias relacionadas

next
x