Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

propuestas ante igualdad respaldadas por unides podem y compromís en alicante

Los sindicatos reclaman medidas para garantizar el servicio de atención a domicilio con seguridad

23/03/2020 - 

ALICANTE. Las federaciones de servicios sociales de los sindicatos CCOO y UGT, así como los grupos municipales de Unides Podem y de Compromís en el Ayuntamiento de Alicante, han reivindicado este lunes la adopción de medidas para reforzar las condiciones de seguridad que minimicen riesgos en el Servicio de Ayuda a Domicilio de toda Comunidad Valenciana en general y de la ciudad de Alicante en particular.

En primer término, a través de un comunicado, los dos sindicatos han solicitado una reunión de urgencia con los responsables de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas para abordar cuestiones como la necesidad de que se declaren "unos servicios esenciales, basados en atender a personas en cama y grandes dependientes que requieran atención directa (aseo personal, preparación y administración de alimentos y compras), eliminando los servicios de acompañamientos y otras cuestiones menores que en estos momentos de emergencia no son esenciales".

Además, consideran crucial la adopción de "protocolos preventivos en el ámbito del Servicio de Ayuda a Domicilio". "Es preciso por las especiales dificultades y riesgos que implica tanto para las personas trabajadoras que lo desempeñan, mayoritariamente mujeres, como para el colectivo que atienden considerado de riesgo para la propagación del virus", añaden. Así, consideran que "entre otras cuestiones, resulta necesario que los casos detectados como positivos pasen a ser atendidos por personal sanitario que tienen la formación adecuada y los medios necesarios para su atención, y se busquen alternativas por parte de las Administraciones Públicas para que, por prescripción facultativa estén en cuarentena".

A su juicio, otra cuestión fundamental es que los servicios que se anulen por motivos del COVID-19 "sean retribuidos a las personas trabajadoras y se mantenga presupuesto de las empresas. Las administraciones deben de seguir pagando a las empresas para que estas, a su vez, sigan abonando normalmente a las personas trabajadoras de forma que se cumplan por las adjudicatarias las condiciones de licitación y no se precaricen condiciones laborales". En esta línea, subrayan que "no es admisible que se suspendan los contratos de servicios en las administraciones públicas. Por tanto, se debe garantizar por parte de las administraciones, que los costes o perjuicios sobrevenidos que produzca esta situación no repercutan en la salud y en el empleo de las personas trabajadoras de las contratas y subcontratas".  
 
En las situaciones de renuncia temporal al servicio, los sindicatos plantean que se verifique "que la persona está debidamente atendida en todas sus necesidades, que se procure verificación telefónica de mantenimiento de las circunstancias y de cuidados y que no se adoptará resolución administrativa alguna dada la excepcionalidad temporal de la situación". Así, las dotaciones de personal y de horas liberados en función de lo anterior, "pasarán a disposición de la bolsa que gestione la administración competente para habilitar nuevas ayudas o incrementar la intensidad de las existentes".
 
Igualmente, CCOO y UGT proponen que se obligue a las empresas, en colaboración de las Administraciones Públicas, "a proporcionar los medios de protección que sean necesarios para que este personal realice su trabajo en las condiciones de seguridad y salud, tanto para las personas trabajadoras como para las personas usuarias, debiéndose evitar a toda costa que se realicen los servicios sin que se garanticen estos medios de protección". "Proponemos que se creen grupos de trabajo con la participación de los   Comités de Seguridad y Salud y/o delegadas/os de prevención que se reunirán a través de los sistemas que se estimen oportunos, en los que se llevará a cabo el seguimiento de la implantación de los protocolos específicos, así como labores asesoramiento permanente al personal", detallan.

Por su parte, el grupo municipal de Unides Podem ha solicitado al Ayuntamiento que "no se suspendan los contratos con las empresas que encargadas de gestionar los SAD cuando aquellas personas dependientes o usuarias de los mismos, con motivo de la crisis sanitaria derivada de la pandemia por coronavirus, son atendidas directamente por familiares o personas allegadas, renunciando así de manera temporal a dichos servicios".

Para su portavoz municipal, Xavier López, "mantener el presupuesto de las empresas SAD durante unas semanas, hasta que todos los usuarios vuelvan a necesitarlo, va a garantizar el mantenimiento de los puestos de trabajo, evitando la precarización de un colectivo ya de por si vulnerable y dando oxigeno para evitar males mayores de cara al futuro".

Para López, "reforzar los servicios públicos también implica tomar decisiones que supongan continuar con los sistemas puestos en marcha y que son imprescindibles para la vida de muchos ciudadanos, garantizando el sueldo íntegro de las empleadas -en el caso del SAD, es un sector feminizado-, y que una vez finalizado el período de estado de alarma se pueda volver a prestar con normalidad".

En tercer lugar, el edil de Compromís, Rafa Mas, también ha reivindicado ajustes que garanticen la continuidad del servicio. En su opinión, "no se puede prescindir de este servicio ni de sus trabajadores, entendemos que muchos usuarios no necesitan ahora de algunos servicios, como el de acompañamiento, por la situación de alerta sanitario, pero otros sí se pueden reforzar, como la atención a los grandes dependientes", ha añadido. "No podemos prescindir de esos servicios y de esos trabajadores, debemos reforzar esos servicios para no dejar a nadie atrás", ha concluido.

Por su parte, el portavoz municipal de la coalición, Natxo Bellido, se ha referido a la situación de emergencia social registrada en distintos barrios de la Zona Norte. "Desde Compromís, en estos momentos, estamos preocupados por la necesidad de muchas familias, nos ha llegado especialmente de la Zona Norte, de recibir en estos momentos alimentación, comidas, de forma urgente. Son familias que no estaban en listados previos de receptores de ayudas pero que ahora, el parón de la actividad económica, les supone no tener ingresos y se necesitan de una forma urgente ayudas en el tema de abastecimiento y de comidas. Vamos a hablarlo en la Junta de Portavoces para intentar encontrar una respuesta lo más ágil posible a todo lo que nos están enviando desde asociaciones de vecinos, colegios y muchas asociaciones de la Zona Norte", ha apostillado.

Noticias relacionadas

next
x