Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

aseveran que no es coherente con elx 2030 o la crisis climática

Los ecologistas de Elche califican el  macrocentro comercial de "insostenible" y piden al bipartito que se posicione en contra

12/12/2019 - 

ELCHE. Apenas un día después de que se presentara la idea de construir un macrocentro comercial abierto en la zona de Altabix en el sector E-22 de Mesalinas a través de los propietarios de Comerplast y Plásticos Elche, el proyecto ya ha empezado a dar que hablar en diferentes ámbitos, tanto en las redes sociales por la afección que puede tener en la ciudad para bien y para mal —sobre todo con respecto a los comerciantes del centro—, como por parte de los ecologistas. Tan sólo un día después de que Margalló Ecologistes en Acció anunciara la presentación de un contencioso-administrativo por el pliego de limpieza, también ha mostrado su desacuerdo con este proyecto, al que consideran "insostenible", ya que los promotores defienden que sí lo es, y apuntan a que acarreará problemas. No ven pertinente la obra y solicitarán al equipo de gobierno su posicionamiento en contra del mismo.

El colectivo señala que "es contrario al modelo de ciudad del futuro", ya que se trataría de un complejo "orientado a un tipo de consumo rápido y masivo, que tiene muy poco en cuenta factores como la disponibilidad de los recursos o la contaminación". Por eso lo califican de "inviable en términos de sostenibilidad", y apuntan a que es incongruente con la situación de emergencia climática "y en absoluto casa con las pretensiones de conseguir para el año 2030 la Capitalidad Verde Europea para nuestro localidad". 

Asimismo, señalan "el carácter artificial de situar una construcción de tales dimensiones a las puertas del Camp d'Elx". Apuntan que no sólo causaría un fuerte impacto visual y en el entorno, "sino que llevaría aparejado el uso masivo del coche privado y, por tanto, de combustibles fósiles y emisiones contaminantes". En su opinión, como daños colaterales, al estar situado en uno de los principales accesos a la ciudad, de construirse, "congestionaría aún más el tráfico de la zona, ya bastante saturado en muchos momentos del día".

Por otra parte, y precisamente en lo referente al pequeño comercio, apuntan que aunque suponga la creación de empleo, puede suponer "la destrucción de otros tantos empleos en otras partes de la ciudad, que pasarían a las manos de grandes multinacionales en detrimento de los pequeños comerciantes de toda la vida". En ese sentido, apelan a la responsabilidad del equipo de gobierno y a "defender la zona y sus puestos de trabajo, y no rematarla", como creen que supondrá este proyecto, que a su juicio, "se intenta vender a la población con infografías futuristas y atractivas llenas de árboles alrededor".

Por último los ecologistas defienden que forma parte de un tipo de negocio "caduco y que está entrando en declive en otras partes de Europa y América". A su juicio, permitir el proyecto sería "apostar por un modelo sin perspectiva de futuro a corto o medio plazo".

Noticias relacionadas

next
x