Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

promovido por los propietarios de comerplast

Elche espera otro (macro)centro comercial en Altabix que requerirá más de 100 millones de euros

12/12/2019 - 

ELCHE. De golpe y porrazo, en la jornada del miércoles Elche se enteraba de que se está planteando un proyecto de macrocentro comercial en el sector E-22 de Altabix, junto a Mesalinas. Por el momento tan solo es eso, un plan y unos esbozos de lo que podría llegar a ser. A ese respecto, ya ha habido contactos entre los creadores de la idea, los hermanos Román Ibáñez de Comerplast, que promoverán el proyecto a través de su Inmobiliaria Altabix SA, junto al arquitecto Fernando García —quien diseñó el edificio del hipotético nuevo Mercado Central e hijo del expresidente del Misteri, del mismo nombre— con el departamento de Urbanismo del Ayuntamiento, encabezado por la edil Ana Arabid. En la reunión les presentaron la idea que tienen en mente: un ambicioso centro comercial abierto de más de 70.000 m2, cuya inversión estaría entre los 100 y los 200 millones de euros, a tenor de los costes de obras similares. Algo que podría traducirse en 4.500 empleos directos e indirectos, según explican.

Un centro comercial abierto y de carácter provincial 

Para hacerse una idea del tamaño del proyecto, el Centro Comercial L'Aljub tiene una superficie de 45.000 m2, mientras que La Zenia, en Orihuela, tiene 85.000, por lo que se trataría de una intervención realmente importante. Con él, una de las caras públicas del proyecto, Manuel Román, que es administrador único de Comerplast y Plásticos Elche, además del presidente de la Asociación Española de Componentes del Calzado y la Marroquinería (AEC), señala que la intención es levantar un centro comercial diferente a lo que hay en la ciudad y alrededores, que sea capaz de atraer público de toda la provincia. Además del presumible polo atractor, ayudaría también su ubicación, a la salida de la carretera de Alicante, en el punto entre la N-340 y la EL-20. 

Se ubicaría en una parcela de 124.000 metros cuadrados que es propiedad de los hermanos Román Ibáñez. De hecho, la idea es derruir las naves que allí tienen, como la de Comerplast, y trasladarse justo enfrente, al otro lado de la rotonda, donde está Cicasa. Asimismo, como el suelo ya está tipificado por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) como industrial comercial, no haría falta ningún cambio de uso del suelo. Eso sí, haría falta una reparcelación para fusionar las parcelas en una única. Según apunta el arquitecto, tras resolver todas las tramitaciones pertinentes urbanísticas, que suelen ir lentas a la vista de grandes proyectos en marcha, podría empezar a urbanizarse y conseguir la licencia de obras en dos años

En ese sentido, es un proyecto todavía incipiente, aunque ya se han presentado sus líneas maestras: un edificio singular que vertebre la zona, y un peso importante de las zonas verdes —con 11.800 m2—, además de 4.260 mde dotaciones en las que se apueste principalmente por el ocio y la restauración, aunque puestos a ser un proyecto ambicioso, tanto García como el industrial ilicitano hablan incluso de la posibilidad de construir un hotel que intente llegar a las once plantas, el máximo que permite el Plan General ilicitano. Un proyecto en el que irían acompañadas zonas de recreo y actividades culturales, cines, coworking, plazas de aparcamiento, con puntos de recarga de vehículos eléctricos, en consonancia con un proyecto que definen como "sostenible", tanto por ese detalle y la zona verde, como por el aprovechamiento de la luz natural y el no uso masivo de la calefacción al ser abierto y no cerrado. 

La parte nueva de Altabix, una zona en pujanza

En cualquier caso, aún no hay un proyecto cerrado ni diseñado, precisamente porque todo es una fase germinal y por el momento una expresión de voluntades —de hecho, aún no hay un nombre y están abiertos a propuestas de diseño—. Aunque desde luego se ve con buenos ojos a nivel municipal, ya que sería una oportunidad económica y comercial importante para la ciudad. Además de esa primera toma de contacto, tanto García como Román han estado acompañados de directivos de Quick Expansión, una empresa del sector del retail con sede en Madrid y oficinas en Barcelona, Sevilla y Valencia, que sería la encargada de comercializar el proyecto y atraer a grandes marcas. Ya han participado en proyectos similares como Alfafar Parc y destacan la oportunidad de un área de influencia de 800.000 personas y los efectos colaterales que podría tener en la ciudad. 

Por otra parte, hay que destacar que de seguir adelante el proyecto, pues Román también confía en que entre algún inversor potente para promover también este macrocentro comercial, haría de la zona nueva de Altabix una de las más atractivas a distintos niveles. Por una parte se encuentra el sector E-21, con un gran residencial diseñado por Fuster Arquitectos que ya se está urbanizando por Los Serranos, y junto al E-24, pegado lado del Martínez Valero, cuyos trámites están avanzados para que empiecen las obras. Juntos, forman una zona de expansión de la ciudad con casi 2.000 nuevas viviendas, incluyendo la construcción de un puente sobre el barranco San Antón, además de zonas verdes. Pero no sólo eso, también quedaría, junto al estadio, una nueva superficie comercial que está mucho más avanzada: está aprobado el proyecto de urbanización —realizado también por Fuster— y tras finalizar el estudio de detalle y corregir varias cuestiones de edificabilidad, obtendrán la licencia de obras. De cristalizar el proyecto presentado el miércoles, serían dos zona comerciales importantes prácticamente pegadas. 

Noticias relacionadas

next
x