X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La Asociación Gaia celebra el Festival Altet Rock

Llamando a Julia: “'Colegueo' y fiesta en un día en el que la conciencia nos debe llevar a hacer algo más”

El grupo alicantino actúa este sábado en el marco del programa medioambiental 'Un baile por el planeta' para combatir el problema de los residuos plásticos

12/10/2019 - 

ALICANTE. El rock siempre ha tenido una vertiente social que se ha manifestado a través de las letras, pero también de sus actos. La música en general siempre ha servido para concienciar y promover el cambio; cualquier lugar es bueno para convencer de que con un poco de esfuerzo, las cosas pueden ser muy diferentes. La Asociación Gaia ha creado el Festival Altet Rock, que se encuentra dentro del programa medioambiental, “un baile por el planeta”, para combatir el problema de los residuos plásticos. Así que este sábado, 12 de octubre, en la plaza Mayor del Altet, actuarán bandas del nivel de Stereozone, Shandala, Malakostumbre, Llamando a Julia, Hakuna Tanaka, Hellvetics y los madrileños Skunk DF, cabezas de cartel.

El festival ha optado por la calidad de las bandas de la Comunitat, así que podemos ver en el cartel al grupo alicantino Shandala con su ska y reggae; Stereozone, banda valenciana de metal/stoner que te dejarán sin alientos o Llamando a Julia; un grupo joven pero que ya tiene mucho recorrido en directo. De hecho, la banda comenzó a la vieja usanza, como un grupo de amigos que se conoce en el instituto y monta un grupo de punk rock, Punki Strike. “La verdad es que, si no recuerdo mal, nunca llegamos a tocar en directo bajo el nombre de Punki Strike, comentan. “En aquella época, ya sabes, casi que te hacen más gracia los nombres que le pones a tu banda que la banda en sí, y Punki Strike nos hacía mucha gracias porque era nuestra marca de pitillos favorita. Pero unos italianos se habían adelantado y hubo que cambiar”, recuerdan los actuales Llamando a Julia.

El grupo será uno de los que toque en el festival para la sensibilización, un evento donde el público será consciente de que el plástico que tanto usamos, tarda en descomponerse en el medio ambiente hasta mil años. Aunque no será la primera vez que el combo se enfrente a un concierto, sus primeros bolos fueron los típicos de un grupo de jóvenes. “Aquellos conciertos se dieron primero en nuestro colegio, Los Jesuitas, donde tocamos nuestro primer tema Ya está y Nos quieren detener, de Kortatu, delante de unas 800 personas contando profesores, curas y colegas”, recuerdan. Uno de los templos donde actuaban, y que ya no tenemos en Alicante es el Cure, inolvidable lugar para escuchar música en directo. “Los conciertos del Cure fueron cojonudos”, sentencian. “Se llenaban hasta arriba y conocimos al Tito, el jefe, y al camarero que llamábamos el Politoxicómano (que ojala este bien donde esté). La mayoría de gente eran compañeros del colegio con lo que la juerga estaba asegurada saliera bien o mal la música, aunque no nos salía tan mal”.

Llamando a Julia no es un grupo al uso, no han decidido quedarse en girar por España, sino que han decidido dar un paso más allá: han girado por China con su tercer disco, Puño en cara. “Realmente esa fue la segunda gira que hicimos por China”, aclaran. “Que fue considerablemente más grande, más gorda y más calva entre otras cosas porque la gira consistía en 9 bolos en 14 días. La primera vez que fuimos en 2018 hicimos 5 bolos en 14 días, 6 si contamos el bolo improvisado en un puticlub de Hong Kong. Para nosotros cuenta a pesar de que tocamos dos canciones y nos echaron”, comentan. 

Marcharse hasta China para tocar es el sueño de muchas bandas nacionales ante la situación que se vive aquí, donde cada vez hay menos lugares. Aunque debe ser un choque cultural con el público. “Lo del público chino es bastante impactante teniendo en cuenta que, después de nuestras 14 horitas de viaje, llegamos y fuimos directamente a tocar sin pasar por ninguna casa u hotel”, explican. “Tu llegas allí, todos a tu alrededor son chinos. Llega tu turno de tocar, te avisa un chino. Montas tus trastos en el escenario, problemas con los putos enchufes chinos. Levantas la cabeza y ves que todos son chinos. Pegas la primera ostia y ves que todos los chinos se están moviendo y zurrándose entre ellos hasta que el concierto acaba”, comentan como si fuera lo más normal del mundo actuar en China.

La actualidad es la que manda, y Llamando a Julia es un grupo muy prolífico. Su último trabajo se titula Nuestra querida España Vol.I: Sa Matao Paco!!. “Nuestra idea está más clara que nunca”, dicen. “Lo primero es sacar los otros dos volúmenes, que ya están prácticamente terminados a falta de arreglos y voces en un plazo de aproximadamente un año y medio, para dar forma a nuestro proyecto Nuestra querida España, donde hacemos un recorrido político/social desde la década de los 80 hasta nuestros días”. Después de su periplo por tierras chinas, está claro que Llamando a Julia no se va a quedar encerrado en las invisibles fronteras españolas. “Nuestro objetivo es seguir saliendo de España. El que tenga una banda de música y esté leyendo esto sabe bien lo que pasa en este país”, comentan. “Fuera de España las cosas funcionan muy distintas y un grupo que se esfuerza por organizarse puede ver recompensado su trabajo, siempre que sepa donde tocar su música claro está”, comentan.

Llamando a Julia es valiente y tiene las ideas muy claras. Salir a tocar fuera de España es una oportunidad que tienen todas las bandas y que hay que aprovechar. Son jóvenes, pero ya tienen más recorridos en el circuito internacional que muchas bandas veteranas. ¿Con todo ese bagaje, qué podremos ver en Altet Rock? “Os vais a encontrar un cartel mayoritariamente alicantino que merece mucho la pena ver”, remarcan.  “Empezando por nuestros hermanos de Malakostumbre, que vienen presentando disco nuevo Nadie nos recordará; pasando por Tanaka quien está también empezando a salir a tocar y a darse a conocer bastante por España; Shandala con su ska juerguero a muerte o Aznar Youth, quienes cerrarán el festival con ritmos de punk rock americano a la vieja usanza”, repasan.

Si por algo va a destacar el festival será por ese buen rollo necesario entre colegas de profesión, algo que en muchas veces se echa en falta. “Os vais a encontrar con muchas colaboraciones entre las bandas, colegueo, mucha fiesta y un día donde la conciencia nos tiene que llevar a hacer algo más que participar en eventos así, que son muy necesarios, pero las cosas se cambian actuando”, comentan. Para dejarnos un mensaje directo: “empieza por llevar un cenicero encima hombre, o tírale las colillas a tu alcalde, haz algo joder”.

Dando un repaso rápido al cartel, cualquiera se puede dar cuenta de la cantidad de bandas alicantinas que tenemos. “No es por tirarnos el pisto, pero ahora mismo Alicante está en un clímax de bandas rock y punk rock”, comentan. La salud del rock y el punk en Alicante es desbordante según nos aclara Llamando a Julia.  “Los bolingas de Konsumo Respeto han tocado, hace unos meses, en el Rock al Parque de Bogotá (Colombia) y han hecho una gira por Sudamérica; los Alkayata no hacen más que girar y girar presentando su disco Entre lobos por toda España; Fuckop Family son bien conocidos a nivel estatal y en sus conciertos se te caen los huevos al suelo; los Sensa Yuma son conocidos allá donde van a nivel internacional y han compartido escenario con bandas que no podríais ni imaginar; Tu Karne, de nuestro querido Petorrock, estuvo hace unos meses de gira por Rusia y volvieron en brazos; y, nosotros, los 'Julianos', como nos llaman aquí, estamos saliendo todo lo que podemos por Europa y China”, ahí es nada el repaso que nos hacen del estado de parte de la música en Alicante.

next
x