X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la facturación del grupo volvió a caer hasta los 155 millones

Levantina antes del ERE: pérdidas de 25 millones con una caída de las ventas del 16%

25/09/2019 - 

ALICANTE. Las pérdidas acumuladas por el gigante alicantino de la piedra natural, Grupo Levantina, en los últimos ejercicios llevaron al nuevo propietario de la empresa, el fondo británico Bybrook, a poner en marcha un drástico ERE el pasado verano, junto a otras medidas como una reducción de capital casi a cero (desde 100 millones) para compensar pérdidas y una capitalización de un préstamo participativo por 30 millones, tal como ha contado Alicante Plaza.

Con todo, el ejercicio 2018, justo antes de llevar a cabo el ERE, no fue el peor de los recientes. Si bien es cierto que la facturación siguió cayendo, y que la tendencia se acentuó en 2018, el grupo logró contener las pérdidas de forma también notable. El principal motivo, que el deterioro de activos que causó la sangría se había aplicado en los dos ejercicios fiscales anteriores (2016 y 2017). Así, Levantina facturó en 2018 un total de 155 millones de euros, lo que supone una caída de la facturación del 16% respecto al año anterior (186,6 millones), pero en cambio perdió 'solo' 24,96 millones, frente a los 117,8 que perdió un año antes.

Levantina, de hecho, esgrimió pérdidas de 194 millones para justificar el ERE: 77 millones en 2016 y 117 en 2017. En ese momento, aún no se habían formulado estas cuentas que reducen las pérdidas de 2018 un 80% respecto al (atípico) ejercicio anterior. Como contrapunto, el preocupantes descenso de los ingresos por venta de piedra natural y producto terminado: tres años antes, cuando comenzó a acusar el apalancamiento de la demanda exterior, Levantina facturaba más de 200 millones, con lo que la caída ha sido del 25% acumulado. La masa salarial de la empresa, al cierre de 2018, se mantenía en 50,4 millones de euros, por 57 millones un año antes.

Andreas Fluhrer, nuevo presidente del consejo y CEO de Levantina. Foto: FTI CONSULTING

Mientras negociaba el ERE que terminó con la salida de 234 empleados el pasado verano, la dirección de Levantina llevó a cabo también una importante operación de refinanciación, cuyos detalles adelantó este diario la semana pasada. Esta operación se ha concretado en un nuevo crédito de 50 millones de euros, sometido al derecho inglés por la nacionalidad del nuevo propietario, lo que deja disponibles 17 millones de euros adicionales, una vez dispuestos 33 millones del total refinanciado.

En paralelo, el fondo Bybrook decidió capitalizar 30 millones de euros correspondientes a dos tramos del contrato de financiación renovado, que previamente había sido convertido en un préstamo participativo. A la fecha de formulación de las cuentas (en junio), esta decisión estaba pendiente de ejecutarse a la espera de la homologación judicial del acuerdo, pero como ha contado Alicante Plaza se llevó a cabo a finales de julio, como evidencia la incripción en el Registro Mercantil de una ampliación de capital por el citado valor.

Esta operación de capitalización del préstamo participativo ha elevado el capital de Levantina hasta los citados 30 millones, después de que a finales de 2018 la firma de piedra natural llevase a cabo la drástica reducción de 100 millones de euros, para compensar las pérdidas arrastradas de los dos ejercicios anteriores. El ERE, la 'operación acordeón' y la refinanciación de la deuda bancaria deberían dar aire suficiente a la firma para poner en marcha en los próximos ejercicios su nuevo plan de negocio, que como ha venido contando este diario pasa por reducir la extracción y elevar los precios.

Noticias relacionadas

next
x