Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

bascuñana solicita una reunión con puig

Las razones por las que Orihuela rechaza el informe del Consell de Cultura para la Vega Baja

10/07/2020 - 

ORIHUELA. El malestar del equipo de gobierno de Orihuela con el Consell Valencià de la Cultura (CVC) lo escenificó el martes con la ausencia al acto de presentación del informe 'La cultura como progreso en la Vega Baja' y que verbalizó con un comunicado. En éste evidenciaba su oposición a dicho informe afirmando que carece de rigor académico.

El martes el presidente de la Comunitat Valenciana, Ximo Puig, el coordinador del informe, Gerardo Muñoz y el presidente del CVC, Santiago Grisolía presentaron en Dolores el informe con el que se pretende reactivar social y económicamente la Vega Baja a través de la cultura después de la DANA (se puede consultar y descargar de la web del CVC). Como premisa, la ubicación para la presentación, Dolores, escocía en el equipo de gobierno -PP y Cs. Recelaban de que no se celebrara en Orihuela, la segunda ciudad en materia patrimonial de la Comunitat. "Ir a Dolores [gobierna el PSOE] evidencia una carga política muy grande" señala el concejal de Patrimonio de Orihuela, Rafael Almagro.

La ubicación se convertía en el primero de los agravios. El resto del supremo malestar que trasladan lo completan con las propuestas esgrimidas por el CVC.

El Consell de Cultura recoge 19 recomendaciones que dirige a distintas administraciones, autonómica, provincial y local. Algunas de forma conjunta y otras independente. Desde Patrimonio no están de acuerdo en la mayoría de ellas por distintas razones. 

La primera en la que se dirige directamente a Orihuela es la propuesta 5, en la que recomienda a la Generalitat, la Diputación y al ayuntamiento que promuevan un acuerdo para salvaguardar los elementos emblemáticos del patrimonio arquitectónico oriolano. Cita entre ellos, el convento de los Mercedarios. Almagro señala que ese inmueble ya no existe como tal, es un edificio moderno que ya alberga el museo de Semana Santa. Esta es una de las razones por las que tacha el informe de carente de rigor académico. También cita el palacio del marqués de Rafal y el palacio del barón de La Linde. Éstos son de titularidad privada. "Me parece bien que se quiera preservar y que lo protejamos" explica el edil.

En la propuesta 6 recomienda que la conselleria de Educación alcance un acuerdo con el Obispado para la rehabilitación urgente de la sacristía de la iglesia de las Santas Justas y Rufina. A finales de mayo se desprendió parte de la bóveda. Almagro critica que se olvide la rehabilitación de otros espacios de este Bien de Interés Cultural que están en peligro, como la capilla de la comunión. 

La propuesta 8 es la que más ha encendido el malestar del edil de Patrimonio. En ella, recomienda al Ayuntamiento a que tras la rehabilitación del palacio Rubalcava, lo dedique en exclusividad a un museo comarcal. "Esto es sangrante. Orihuela hizo su inversión y la que le queda por hacer. Sin aportar el informe ningún documento que lo avale, dice que lo dediquemos a un museo comarcal. Y si lo queremos dedicar a otra cosa..." explica molesto. 

Este palacio es uno de los más emblemáticos de la ciudad y además de los que más polémica lleva consigo, por su finalidad, los retrasos y el estado en el que se encuentra. A principios de año, la dirección territorial de Cultura de la Generalitat Valenciana remitió un informe al ayuntamiento en el que determinaba las exigencias básicas que el proyecto no cumplía cumple: "se ha primado la conversión del Palacio Rubalcava en un Centro Polivalente sobre los de conservación y restauración del inmueble, "déficit de análisis patrimonial" y la ausencia "del proyecto de actuación arqueológica que garantice la salvaguarda del patrimonio arqueológico", indicaba el escrito.

"Es más la ausencia que la presencia [de propuestas], y lo que se dice es muy pobre" resume el edil de Patrimonio. "Esas propuestas no son propias de un documento que se llama 'La cultura como progreso en la Vega Baja'". En este sentido se pregunta qué "progreso tiene para la Vega Baja" propuestas como la organización de un festival de música sacra o que se resuelva el expediente BIC de manera definitiva de las imagenes del escultor Francisco Salzillo. 

En el comunicado emitido por el ayuntamiento el mismo día de presentación del informe afirmaba que "existen importantes omisiones en cuanto a la riqueza y diversidad del patrimoniooriolano. No solo monumental sino, también, natural, turístico, deportivo, arqueológico o museístico".

Dado el escenario, el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, solicitó ayer una reunión con Puig para tratar dicho informe (también las conclusiones del plan Vega Renhace). "Este informe está a tiempo de revisarse y cumplir su objetivo, sería una lástima no hacerlo y perder una oportunidad histórica. El patrimonio histórico, artístico y cultural de la ciudad de Orihuela es preciso que sea reconocido, cuidado y gestionado como se merece para aportar todo su potencial como elemento dinamizador de actividad y empleo" manifestaba el primer edil.


Noticias relacionadas

next
x