X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Las entregas de las primeras unidades del Volkswagen T-Cross serán en mayo

20/03/2019 - 

MADRID. Las primeras unidades del nuevo Volkswagen T-Cross, el todocamino más pequeño de la marca alemana, se empezarán a entregar en mayo, ha confirmado a Efe la directora de la filial en España, Laura Ros.

Este SUV urbano ya está a la venta con un precio de partida (sin descuentos) de 18.990 euros. En diciembre del año pasado el fabricante alemán ya empezó a aceptar pedidos del nuevo modelo, del que lanzó la versión limitada a 300 unidades First Edition.

Por esos casi 19.000 euros Volkswagen ofrece la versión con la motorización de gasolina menos potente, la de 95 CV (hay otra de 115 CV, desde 21.310 euros), con caja manual de cinco relaciones y el acabado de acceso Edition.

La gama de acabados se estructura, por este orden, en Edition, Advance (1.630 euros más), Sport (1.920 euros más) y First Edition (2.070 euros más).

El Volkswagen T-Cross equipa de serie asistentes de segmentos superiores

Desde la versión de acceso se incluyen de serie las llantas de acero de 16 pulgadas, el limitador de velocidad, el volante multifunción (plástico), el aire acondicionado, los faros antiniebla, la llamada de emergencia y los asistentes a la conducción Front Assist (con detección de peatones y frenada de emergencia en ciudad), aviso de salida de carril Lane Assist, asistente de arranque en pendiente Hill Start Assist, protección proactiva de los ocupantes, avisadores de ángulo muerto y de salida del aparcamiento, y detector de fatiga.

El Advance suma las llantas de aleación de 16 pulgadas, las barras del techo en negro, el volante en cuero, los sensores de aparcamiento, el climatizador automático bi-zona y el control de crucero adaptativo (ACC).

El Sport sale de fábrica con barras de techo cromadas, llantas de 17 pulgadas, faros de Led, modos de conducción, cámara de visión trasera y cuadro de instrumentos digital (Digital Cockpit); y el First Edition además con llantas de 18 pulgadas, paquete diseño Black, asistente de luces en carretera, sistema de sonido premium y sticker en el pilar C.

Próximamente llegará un T-Cross diésel y para final de año un gasolina de 150 CV

A los dos motores de gasolina 1.0 TSI de 95 y 115 CV (ambos tres cilindros, con filtro de partículas y con etiqueta C) se les sumará en las próximas semanas una motorización diésel 1.6 TDI de 95 CV (la previsión es que represente el 10 % del total de las ventas).

El 1.0 TSI de 95 CV (a 5.500 rpm) tiene un par máximo de 175 Nm entre 2.000 y 3.500 rpm, acelera de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos, alcanza una velocidad máxima de 180 km/h y consume 4,9 l/100 km.

El par máximo del 115 CV (a 5.500 rpm) lo entrega entre 2.000 y 3.500 rpm. Acelera de 0 a 100 km/h en 10,2 segundos y puede llegar a 193 km/h, con el mismo consumo.

Más adelante, finales de año o principios de 2020, Volkswagen quiere ampliar la gama de este croosover urbano de 5 puertas con un propulsor de gasolina 1.5 TSI de 150 CV.

Con el Volkswagen T-Cross la marca alemana completa su ofensiva en SUV

El T-Cross (que por delante en tamaño tiene a los T-Roc, Tiguan, Tiguan Allspace y Touareg) se fabrica en la planta navarra de Landaben, donde también se produce el Volkswagen Polo.

Es la primera vez que la fábrica española monta a la vez dos modelos, lo que es posible porque ambos comparten la plataforma modular transversal MQB del Grupo Volkswagen y porque la marca germana va a invertir hasta 2021 cerca de 1.000 millones de euros en la citada instalación.

El T-Cross mide 4,11 metros de largo y 1,58 metros de alto, por lo que, respectivamente, supera al Polo en 54 y 138 milímetros. La batalla no varía, es de 2,55 metros.

La utilización de la plataforma MQB ha permitido incorporar de serie al T-Cross asistentes a la conducción habituales en segmentos superiores.

El T-Cross es un vehículo 100% conectado

En materia de conectividad, la aplicación Volkswagen Connect hace las funciones de un asistente personal (informa del estado del vehículo, las rutas y el modo de conducción) y el vehículo puede equiparse con cargador inalámbrico para el móvil y cuatro puertos USB (a partir de la terminación Advance).

Por lo que respecta al diseño, en línea con la imagen de los SUV de Volkswagen, el T-Cross destaca por su frontal, los marcados pasos de rueda y una parte trasera en la que sobresale una banda reflectora que la recorre transversalmente.

En el interior se ha buscado la máxima modularidad con una banqueta trasera desplazablelongitudinalmente en 14 centímetros que permite ampliar el maletero entre 385 y 455 litros (si se abate el asiento trasero puede llegar hasta los 1.281 litros, el volumen más grande de su categoría según Volkswagen).

Noticias relacionadas

next
x