X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de diciembre y se habla de IVACE polígonos industriales benidorm vectalia EMPRENDEDORES

datos ofrecidos por puig tras el encuentro con pedro sánchez 

Las desaladoras ponen una marcha más: Torrevieja duplicará en noviembre; Mutxamel, antes de 2021

4/10/2018 - 

MADRID. El encuentro entre Pedro Sánchez y Ximo Puig en la Moncloa de este de miércoles ha dado más de sí, más allá de las hipotéticas inversiones que pueda contemplar el presupuesto de 2019, y que según lo anunciado podrían rondar el 10% del apartado de inversiones. Pero Sánchez y Puig han hablado de otras cuestiones, como la hídrica: según ha expuesto el jefe del Consell al término del encuentro, el trasvase del Tajo-Segura es intocable y, además, se duplicará la capacidad de las desaladoras de Torrevieja y Mutxamel. 

En el caso de la primera, Puig ha anunciado que en noviembre ya duplicará su capacidad. Esto ya lo anunció la anterior ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, en su visita a la provincia de Alicante en marzo, pero en su momento, se fijó ese aumento de producción para el verano. Ahora, la desaladora de Torrevieja pasará a producir 80 hectómetros el próximo mes de noviembre, según lo que le ha trasladado Pedro Sánchez a Puig. De momento, no se había podido ampliar la capacidad de producción por falta de potencia energética en la planta. Esta misma desaladora puede alcanzar una producción de 120 hectómetros, pero para ello es necesario, asimismo, acometer obras de ampliación, valoradas en 45 millones de euros. De momento, se desconoce, cuándo se dará ese paso.

En el caso de la desaladora de Mutxamel, planta que hasta el momento ha estado paralizado y cuyas obras de puesta en funcionamiento ya se han adjudicado, Puig ha desvelado que podrá duplicar su capacidad antes de 2021. "La Comunitat duplicará la capacidad de producción de las desaladoras en tres años; lo que significa tener agua y para siempre", ha dicho Puig al término del encuentro con el presidente del Gobierno.

El objetivo del Gobierno valenciano es garantizarse los caudales necesarios con las desaladoras y reclamar los trasvases, cuando la ley permita hacerlo. Para ello, es necesario que los embalses de cabecera del Tajo superen los 400 hectómetros.

Noticias relacionadas

next