Hoy es 15 de julio

PROYECTO INMOBILIARIO EN PRIMERA LÍNEA DE PLAYA

La promotora TM pide licencia para demoler el Hotel Sidi y levantar 175 casas de lujo en San Juan

Foto: RAFA MOLINA

El grupo inmobiliario torrevejense proyecta diez torres con viviendas de 'alto standing' en el solar del antiguo cinco estrellas, el último 'libre' del litoral de Alicante

20/10/2016 - 

ALICANTE. El contador se pone en marcha. TM Grupo Inmobiliario acaba de presentar la solicitud de licencia para demoler el edificio del antiguo Hotel Sidi y poder ejecutar su nuevo proyecto: un resort de lujo de entre 175 y 200 viviendas situado en una ubicación privilegiada. Fuentes del sector consultadas por Alicante Plaza coinciden en que se trata de uno de los solares más atractivos de la provincia, prácticamente el único libre en primera línea de la playa de San Juan. 

El permiso municipal, ahora en fase de estudio por parte de los técnicos de la Concejalía de Urbanismo, permitirá que Torreviñas SLU, la filial del grupo que ganó la subasta del antiguo hotel, derribe el que fuese único establecimiento de cinco estrellas de la ciudad de Alicante hasta hace once años, cuando se produjo la inauguración del Hotel Hospes Amérigo, en pleno centro.

La promotora, creada en 1969 y con sede central en Torrevieja, espera tener finalizada la primera fase de ese nuevo complejo residencial a mediados de 2018. El nuevo proyecto que sustituirá al Sidi tras más de cinco años de inactividad se asemejará a la promoción que el grupo ya está desarrollando en Benidorm, Sunset Drive, al incorporar todo tipo de comodidades y servicios. En el caso del proyecto de Benidorm, se incluyen 13.000 metros cuadrados de zonas comunes y de esparcimiento; 3 piscinas; 3 jacuzzis; gimnasio; pistas de pádel y de tenis; sala de coworking y hasta una pequeña sala de cine. Esta promoción, que el grupo calcula tener finalizada en octubre de 2017, contará con 260 viviendas distribuidas en dos torres de 34 alturas con precios que oscilarán entre los 225.000 (las de dos habitaciones) y los 756.000 euros (las de cuatro).

La empresa se hizo con el inmueble al ganar la subasta convocada por el proceso de liquidación de su sociedad propietaria con una oferta final de 22,5 millones

Del proyecto para el solar del Sidi sólo se conoce hasta ahora que podrían construirse torres de hasta diez alturas y que se convocará un concurso de ideas para definir el diseño arquitectónico, según ha venido avanzando hasta ahora en sus últimas declaraciones públicas el director general del grupo, Pablo Serna.

TM se hizo con la propiedad del antiguo hotel en abril de este año tras imponerse a otras cinco propuestas en la subasta convocada por el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Alicante, responsable del concurso de acreedores de la empresa propietaria, Sidi Española, y de su proceso de liquidación posterior, abierto en 2013.

Foto: RAFA MOLINA

La promotora torrevejense (que tiene inversiones repartidas en Murcia, Almería, Málaga, Mallorca e incluso en México y Brasil) registró la oferta económica más alta, de 19,1 millones, frente a las planteadas, entre otros, por un fondo de inversión con capital español y ruso, por un grupo constructor de Yecla y por la cooperativa Sidi Residencial, representada por el presidente de Cepyme, Cristóbal Navarro. El precio de salida de la puja era de 31 millones y los interesados debían depositar al menos el 5% de ese valor, 1,5 millones, para poder inscribirse. 

La propuesta de TM, sin embargo, no llegó a cubrir el 70% de ese precio mínimo, lo que propició que se presentasen los primeros recursos por parte del resto de licitadores. El administrador judicial abrió entonces un plazo adicional de diez días para que se mejorasen ofertas y TM elevó su propuesta inicial hasta los 22,5 millones.

El grupo cumplimentó los trámites para depositar en el juzgado esos 22,5 millones (además de los 1,5 necesarios para participar en la subasta electrónica) durante los meses de verano. Y ahora espera la autorización para iniciar el derribo. Con todo, la controversia por el resultado de la subasta continúa. La cooperativa Sidi Residencial recurrió la adjudicación de la subasta al considerar que la mejora de la oferta económica final se había presentado fuera de plazo. Según las fuentes consultadas, esa impugnación no se habría resuelto. 

Noticias relacionadas

next
x