X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

compromís presentó a fiscalía pruebas de supuestas iregularidades de la campaña del PP en 2015

La oposición critica que no se convocara el pleno para regular las cuentas de los grupos de Orihuela 

24/05/2019 - 

ORIHUELA. La oposición oriolana reacciona ante la noticia de que el candidato de Compromís por Orihuela, Cayetano Portugués, haya presentado ante Fiscalía documentos que apuntan a una supuesta financiación ilegal de la campaña del PP oriolano en 2015. Un expediente, que apuntaría a que el alcaldable por el PP, Emilio Bascuñana, presuntamente, usó fondos públicos del grupo municipal para pagar gastos de campaña de manera irregular.

Ante esta noticia, la oposición, entre otras cuestiones ha reprochado al equipo de gobierno que no hubiese convocado el pleno para adaptar una regulación para la financiación de los grupos. Un reglamento local que lo fijara, y que fue una propuesta del mismo equipo de gobierno. No obstante, se celebraron varias mesas de reuniones para fomentar la transparencia de las cuentas, aunque no ha llegado a cuajar porque el gobierno local no volvió a dar seguimiento y culminar al asunto. En un encuentro a mitad de febrero, con los portavoces de los grupos políticos, la idea que defendían no incluiría la revisión de cuentas pasadas, sino normas con las que contar a partir de su aprobación. Después, se siguió con negociaciones para pulir las propuestas, sin más continuidad. 

Para Carolina Gracia, portavoz del PSOE oriolano, "una vez más, Bascuñana pone el nombre de Orihuela es una posición que nos deja mal a todos y es algo que ha sido la tónica de la legislatura". Aportó que, precisamente, el grupo socialista, cuando se planteó convocar el pleno para fiscalizar cuentas, le dio un borrador para un posible reglamento municipal, tras tres juntas de portavoces, pero ya no volvieron a tener noticias. Aseguró que, para su grupo, la fiscalización no supuso ningún problema, pero ha quedado en el olvido. 

En la misma línea, Carlos Bernabé, de Cambiemos Orihuela, apuntó a que "es curioso que hace dos meses, cuando insistimos en Junta de Portavoces que era necesario fiscalizar las cuentas de los grupos municipales no sólo del futuro, sino también de esta legislatura, el alcalde y el PP fueron los únicos que se opusieron". Por ello, deduce que "parece que algo había que ocultar cuando decidió no convocar el pleno de fiscalización de los gastos de los grupos". En cualquier caso, afirma, aunque nadie les ha informado de los detalles de la denuncia, si esto se confirmase y se abriesen diligencias, "sería muy grave y conectaría con otra larga lista de escándalos y opacidad intolerables". Bernabé conectó este caso con la gestión del agua o las irregularidades en torno a Cala Mosca, denuncias que han lanzado desde Cambiemos Orihuela "y cuya investigación ha sido torpedeada desde Alcaldía". Asimismo, apunta a que Bascuñana, más allá del recorrido judicial, "debería dar explicaciones, cosa de lo que ha sido incapaz en toda la legislatura con ningún asunto".

Por su parte, Rafael Almagro, afirma que, desde el equipo de gobierno no se ha querido frenar el Pleno, sino que aún no existe un reglamento acordado que aprobar. Asegura que el borrador que entregaron desde el grupo socialista también lo aportó el edil y diputado provincial, Francisco Saez, basado en el que existe en la Diputación. Y que en la última reunión se acordó que la nueva Corporación, tras el 26-M fuese la que hiciera el reglamento para después aprobarlo en sesión plenaria. En cualquier caso, añadió, "el Pleno lo puede convocar el alcalde o cualquier grupo del Consistorio".

Compromís, presentó ante Fiscalía, el 20 de mayo, unos documentos que, según la coalición, apuntan a una posible financiación irregular de la campaña electoral de las elecciones locales de mayo de 2015, según dice textualmente el documento, "llevadas a cabo por D. Emilio Bascuñana Galeano y otras personas vinculadas al Partido Popular de Orihuela y que integraban la candidatura de este partido en este municipio".


Orihuela, a principio de febrero, anunció la fiscalización de los gastos de las formaciones locales con el fin de hacer más transparentes el destino de los fondos públicos. Así lo anunció el equipo de gobierno, y su alcalde, Emilio Bascuñana, quien, además planteó la convocatoria de un pleno extraordinario para determinar esa iniciativa. No obstante, no propusieron iniciativas para poner sobre la mesa el uso de los fondos de hace meses o años atrás, solo desde la oposición.

En las Bases de Régimen Local ya se regulan las asignaciones económicas a los grupos políticos municipales y, además, la obligación legal de informar desde la propia institución, de forma accesible está en la Ley de Transparencia, sin contar con otras normativas autonómicas. En el encuentro mantenido entre los portavoces oriolanos el alcalde de Orihuela propuso una normativa de regulación para la financiación de los grupos. Los asistentes echaron de menos, en la propuesta local, alguna opción para revisar los gastos pasados. 

El alcalde oriolano convocó a los portavoces de los cinco grupos municipales para hacer sus aportaciones para la fiscalización de cuentas y lo hizo con el fin de tratar de que no "se dude la honorabilidad del Partido Popular ni de su grupo municipal a las puertas de unas elecciones". En ese momento, Bascuñana apuntó que, según sus palabras, todos los gastos del grupo popular durante la legislatura actual están "perfectamente justificados y diligenciados", y añadió que no tenía ningún inconveniente en dar cuenta de ellos. 

Noticias relacionadas

next