Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

se regulan los accesos en verano en esta y tres calas más

La odisea de Xàbia para poner en marcha el tren que lleva a la Cala Granadella

28/07/2019 - 

XÀBIA. Últimos días de julio y en Xàbia están pendientes de poder poner en marcha el tren que debería bajar a los turistas a la playa de la Granadella. El contrato fue adjudicado a principio de mes, pero aún, el Consistorio no ha podido firmar el documento con el adjudicatario.

Este es el tercer año en que el Ayuntamiento de Xàbia, que dirige el secretario provincial del PSOE, José Chulvi, ha promovido la regulación de los accesos a la playa de la Granadella, tras el éxito de los dos anteriores, con una combinación de control de accesos y un servicio de transporte alternativo con un tren turístico o un autobús. Una de las novedades de este año es que esa regulación se ha extendido a otras dos playas del municipio, la del Portitxol (tiene unas condiciones de acceso muy similares a la Granadella, una única vía de entrada y salida) y a la de Ambolo, que se encuentra oficialmente cerrada desde 2007 por un elevado riesgo de desprendimientos, el último tras la tromba de agua que cayó en Semana Santa.

En el Portitxol y Ambolo unos vigilantes de seguridad controlan el acceso, en la segunda tratan de persuadir a los bañistas de bajar, a veces lo consiguen otras no. Hay un largo trecho para llegar a la apreciada playa.

Mientras en la Granadella, el Ayuntamiento convocó el concurso para la prestación del servicio de transporte de los bañistas mediante un tren turístico, lo hizo a mediados de junio. Al concurso se presentaron tres empresas: Vectalia, Transvia y un empresario individual. Transvia fue excluida del proceso porque su tren no contaba con la edad mínima para participar en el concurso -menos de 8 años- así que se quedaron Vectalia y el empresario. Fue este último quien rebajó más el precio del coste (47.000 euros frente 57.000 euros) y finalmente fue el adjudicatario. A partir de ahí, comenzó la odisea.

Las fuentes consultadas por Alicante Plaza señalaron que este empresario ha agotado hasta el último minuto “todos los plazos dados” para poder entregar la documentación. El último de ellos, el pasado viernes 26. Ese día presentó la documentación necesaria para poder firmar el contrato y poner en marcha el servicio. La resignación se ha apoderado del equipo de gobierno de Xàbia, algunos de sus miembros se preguntan si de verdad este empresario quiere asumir el contrato, toda vez que pensaban que podrían haberlo iniciado a mediados de mes.

Con todo, el Ayuntamiento deberá a partir del lunes confirmar que toda esa documentación es correcta y valida y entonces podrá firmarse el contrato. Una vez firmado, el tren debería entrar en funcionamiento y también el minibús que complementará el servicio para atender la mayor demanda prevista para estas semanas. Si hay una parte positiva en esto, es que los vecinos de Xàbia se ahorrarán la mitad del contrato, ya que este año tampoco, los bañistas y turistas pagarán por el trenecito que, una vez en marcha, les llevará desde el aparcamiento hasta el mar.

Noticias relacionadas

next
x