X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el presupuesto global se disparó en 7.637 millones en 13 ciudades 

La llegada del AVE a Alicante tuvo 774 millones de sobrecostes, según el Tribunal de Cuentas

7/02/2019 - 

MADRID/VALÈNCIA (EP). Los proyectos que se lanzaron casi hace veinte años para reordenar y soterrar las líneas de tren en trece capitales aprovechando la llegada del AVE acumulan un sobrecoste conjunto de 7.637 millones de euros y, además, ninguno de ellos ha logrado aún completarse, según revela un informe del Tribunal de cuentas. El importe total necesario para terminar todos estos proyectos asciende a 11.740 millones de euros, un coste que triplica así al de 4.101 millones inicialmente calculado, según el estudio, con datos de cierre de 2016.

No obstante, además de multiplicar el coste, estos proyectos han visto caer los ingresos con los que preveían costear las obras. De esta forma, la financiación de estos proyectos presenta un 'agujero' de 2.049 millones de euros. La mitad de este déficit corresponde al proyecto de la ciudad de València.

Los convenios suscritos en su día para acometer los proyectos contemplaban obtener el dinero para realizar las obras de la venta de los terrenos y lo suelos que quedaran libres de vías y otros usos ferroviarios.

No obstante, los proyectos se diseñaron y lanzaron a comienzos de la pasada década y la crisis registrada posteriormente, entre los años 2008 y 2015, rebajó las expectativas de plusvalía de esos suelos.

Para acometer estos proyectos se constituyó una sociedad pública para cada una de las treces ciudades, todas ellas participadas por el Ministerio Fomento, Adif, Renfe y la comunidad autónoma y el ayuntamiento correspondiente de las ciudades de Alicante, Almería, Barcelona, Cartagena, Gijón, León, Logroño, Murcia, Palencia, València, Valladolid, Vitoria y Zaragoza.

Estas sociedades tuvieron que paralizar la ejecución de sus respectivos proyectos durante la crisis ante dichos problemas de financiación. Esta situación derivó en la liquidación de la de León, un acuerdo para cambiar el proyecto de Zaragoza y la firma de nuevos convenios en Valladolid, Gijón y Alicante.

Asimismo, en el caso de Vitoria, Palencia, Almería y Cartagena las actuaciones se han retrasado, y en el de Logroño, Murcia y València se están estudiando alternativas más viables.

En cuanto a los sobrecostes de estos proyectos de reestructuración y soterramiento del ferrocarril, los mayores se contabilizan en València, donde ascienden a 2.161 millones, con lo que el coste total del proyecto de esta ciudad ya se eleva a casi 3.000 millones, desde los 804 millones inicialmente calculados.

Después se sitúa el proyecto de Barcelona, con un coste adicional de 1.832 millones al de 335 millones inicial; Valladolid con un encarecimiento de 861 millones; y Alicante y Zaragoza, con 744 millones y 722 millones de euros por encima de lo presupuestado, respectivamente, y Murcia, con un sobrecoste de 404 millones.

Las ciudades en las que el coste de los planes de recolocar las líneas de tren o soterrarlas se han disparado menos son Gijón, con un sobrecoste de 271 millones, Logroño (233 millones), Vitoria (139 millones), Palencia (103 millones), Cartagena (93 millones) y Almería (74 millones). Estos sobrecostes y los consiguientes problemas de financiación se han traducido en el escaso grado de avance que presenta la ejecución de estos proyectos, de forma que sólo uno, el de Zaragoza, figuraba en 2016 como casi concluido, dado que se habían acometido el 86,9% de las obras.

En el resto de ciudades, la ejecución de estos trabajos de remodelación ferroviaria en el centro de las ciudades oscila entre 0,09% y el 1,47% que presentan en Vitoria, Almería y Murcia, y el 56% de Logroño.

Noticias relacionadas

next