X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 24 de mayo y se habla de benidorm elecciones 26M SANT JOAN D'ALACANT SANTA POLA

todo abierto hasta el pleno tras la votación no vinculante en comisión de hacienda

La izquierda impide un dictamen favorable a las cuentas del PP de Alicante tras un tenso debate

11/04/2019 - 

ALICANTE. El presupuesto del Ayuntamiento de Alicante de 2019 tendrá que seguir esperando hasta el pleno extraordinario previsto para el próximo martes. Los tres grupos políticos progresistas que compartieron responsabilidades de gobierno entre junio de 2015 y noviembre de 2017, PSOE, Guanyar y Compromís, han votado en contra del rechazo a las reclamaciones presentadas a la propuesta contable que defiende el Gobierno del PP, en el transcurso de la comisión de Hacienda celebrada este jueves. 

El gabinete que coordina el popular Luis Barcala, con ocho concejales en una corporación de 29 ediles, solo ha sumado el voto favorable del edil no adscrito (exconcejal de Ciudadanos), Fernando Sepulcre, mientras que los cinco representantes del partido de Albert Rivera se han abstenido. Con ese reparto de votos, el dictamen emitido por la comisión es no favorable a la aprobación definitiva del presupuesto. No obstante, ese dictamen no es vinculante. La votación que sí resultará válida y tendrá efectos será la que se produzca en el debate plenario.

Lo cierto es que, de reproducirse el equilibrio de votos expresado en comisión, el presupuesto no prosperaría. No obstante, al menos el grupo municipal de Compromís ya ha anticipado que mantendrá la posición de voto que expresó en el debate de aprobación inicial, el pasado mes de marzo, cuando se inclinó por una abstención responsable con el argumento de que no se podía bloquear el funcionamiento de la ciudad ni ceder el protagonismo de otra decisión clave para Alicante a los concejales no adscritos.

Su portavoz municipal, Natxo Bellido, ha apuntado como explicación de su posición en la comisión de este jueves que "Compromís ha votado en contra para expresar su rechazo a la actitud del PP, que no ha querido negociar con nosotros la confección del presupuesto y que tampoco ha aceptado nuestras reclamaciones". "El resultado de esta votación es una muestra de la incapacidad del PP para poder gestionar un presupuestos municipal propio a las puertas de las próximas elecciones", ha apuntado. "Han elevado a debate su propuesta con más retraso que el año pasado incluso después de haberse liberado de la intervención del Ministerio de Hacienda tras la cancelación el Plan de Ajuste y llegan a un mes de la cita con las urnas casi sin saber si el presupuesto va a aprobarse de forma definitiva", ha insistido.

En realidad, el futuro del presupuesto queda ahora más que nunca en manos de los cinco concejales de Guanyar. La plataforma electoral que encabeza Esquerra Unida (EU) acordó abstenerse en el pleno de aprobación inicial tras considerar que se había incluido la mayor parte de sus propuestas, bien en el propio documento ordinario del presupuesto, o bien en la declaración institucional que se votó a continuación, como compromisos políticos de próxima ejecución, como inversiones sostenibles o mediante la concertación de un préstamo bancario.

En principio, está por ver si Guanyar puede variar ahora ese voto manifestado en marzo, después de que su asamblea se pronunciase a favor de no bloquear las cuentas. No obstante, según ha precisado su propio portavoz municipal, Miguel Ángel Pavón, el debate en el que se planteaba la desestimación de las 16 reclamaciones al presupuesto ha sido especialmente tenso hasta el punto de que se ha producido un duro enfrentamiento dialéctico con referencias personales incluidas entre el primer edil y el propio Pavón a cuenta de una de sus reclamaciones: la que aspiraba a que se crease una partida simbólica de un euro para permitir la compra del edificio del antiguo Cine Ideal en el futuro. 


Según ha concretado Pavón, y han confirmado representantes del resto de grupos políticos, en ese momento Barcala se ha dirigido al portavoz de Guanyar para manifestarle que confiaba en que no se constituyese ninguna plataforma para expropiarle su vivienda, en alusión al colectivo constituido con el fin de reivindicar la compra del inmueble del histórico cine, en la Avenida de la Constitución. "Ha sido un momento que ha recordado a los peores tiempos de Sonia Castedo o a los de Gabriel Echávarri", ha señalado. "Yo nunca he recurrido a manifestaciones personales en mis intervenciones y no entiendo por qué se ha utilizado ese tono", ha apuntado.

En todo caso, el líder de Guanyar ha deslizado que, salvo sorpresa, la previsión ese que se mantenga "la posición responsable" que se expresó en el pleno de aprobación inicial, en función de la voluntad manifestada por las bases de Guanyar en asamblea. Eso sí, ha señalado que "será una cuestión que se deba decidir en el seno del grupo municipal y no sabemos si también será necesario volver a consultar a la asamblea". "Lo que no es de recibo es que el PP rechace todas las reclamaciones y que no tenga un gesto mínimo de incluir algunas de las propuestas presentadas por vecinos, sindicatos o grupos políticos con la excusa del rechazo de los técnicos cuando saben que en muchos casos se trata de una cuestión de voluntad política, sin que exista impedimento para incorporar esas peticiones", ha señalado. En esta línea, ha recordado que "el PP se olvida de que gobierna con ocho concejales y no puede comportarse como si tuviese mayoría absoluta".

La portavoz del PSOE, Eva Montesinos, ha señalado, por su parte, en alusión al resultado de la votación, que en el desenlace de la comisión "al PP le ha salido rana su socio preferente", en referencia a Guanyar. Además, ha insistido en que el grupo socialista mantendrá su coherencia en su posición en contra del presupuesto "por responsabilidad". Así, ha señalado que el PP no se ha abierto a la negociación sobre la confección de las cuentas y ha considerado que, al margen de que la propuesta llega con retraso, en el caso de que el presupuesto acabe aprobándose "será un lastre para el futuro equipo de Gobierno" que surja de las elecciones municipales del 26 de mayo "y no se podrá ejecutar o se ejecutará en un porcentaje mínimo". 

Su homóloga de Cs, Yaneth Giraldo, por último, ha justificado la abstención de su grupo en la comisión como un "acto de coherencia, aunque eso sí, le hemos exigido al PP que desbloquee las reivindicaciones de los sindicatos sobre la carrera profesional y la aportación al plan de pensiones".

Además, Giraldo ha criticado el "bandazo" de Guanyar y Compromís. "Han dado un giro incoherente por la simple razón de que buscan sacar tajada electoralista y piensan que bloqueando los presupuestos van a sacar más votos". "Es francamente incomprensible la actitud de estos grupos; el señor Pavón, tras el idilio que ha vivido con Barcala, se ha descolgado con unas enmiendas y con unas críticas a los técnicos para justificar simplemente que se ha puesto en 'modo campaña'", ha abundado.

Giraldo ha lamentado que "las cosas no se han hecho bien desde el principio; el PP no acaba de ser consciente de su absoluta minoría, ha jugado a varias barajas en todo este proceso, y ahora corre el riesgo de que le salga el tiro por la culata".

Noticias relacionadas

next