Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el primer paso, construir cuatro plantas en españa

La ilicitana Greene formaliza su nuevo Consejo de Administración; Moira tiene el 71,5% de las acciones

1/10/2019 - 

ELCHE. El pasado mes de agosto se dio a conocer que el fondo Moira Capital iba inyectar 40 millones de euros en la empresa ilicitana de generación de gas de síntesis Greene Waste to Energy, una importante suma para impulsar este proyecto de innovación en el que la compañía pretende construir 100 plantas de gasificación en los próximos diez años. De momento, el primer paso a nivel de organigrama ya se ha formalizado, hay un nuevo Consejo de Administración acorde al reparto accionarial: el fondo tiene el 71,5% del accionariado que es el equivalente a esos 40 millones, Agroinvest, el grupo inversor de Carlos Castellanos tiene ahora el 20% —frente al 70% que tenía—, es decir un valor de algo más de 11 millones y el grupo fundador se queda con un 8%, aproximadamente un valor accionarial de 4,5 millones. 

En lo referente al nuevo órgano, en él entrarán ahora cinco miembros de Moira, liderados por Javier Loizaga y cuatro de sus accionistas aún sin definir, puesto que aún hay margen al ser el primer consejo en diciembre. Del resto del consejo, Carlos Castellanos mantiene la presidencia y por parte de Greene, Juan José Samaniego, será el consejero delegado mientras que Luis Gimeno será vocal. Una vez resuelto el Consejo de Administración, con los 40 millones que Moira empezó a inyectar en julio y cuya operación acabará en diciembre, el primer reto es la fase 1 de construcción de las cuatro primeras plantas industriales, todas en territorio nacional. 

Ahora que Greene no venderá la tecnología, sino que invertirá y la impulsará en otros proyectos, en esta primera fase se van a construir plantas en áreas de residuos industriales, de Residuos Sólidos Urbanos (RSU), lodo y biomasa. La de RSU será en Andalucía con la UTE Urbaser - FCC —la misma alianza que aquí aspira al pliego de limpieza—, que se presentaron a una concesión con la tecnología de Greene; la de residuos industriales y biomasa en la Comunidad Valenciana y la de lodos posiblemente en Catalunya. 

Como indica el CEO Juan José Samaniego, el modus operandi a partir de ahora será crear una sociedad vehículo (SPV por sus siglas en inglés), es decir, una sociedad constituida ad hoc por los inversores para llevar a cabo estas operaciones. Ahora los futuros clientes con la sociedad vehículo utilizarán la tecnología de Greene, que será el socio mayoritario de esta SPV. Asimismo, después de esta primera fase, a partir de 2022 empezará la fase 2 que será la expansión europea sobre la que ya están trabajando, sobre todo poniendo el foco en países como Francia e Italia. 

Noticias relacionadas

next
x