X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

clave para construir 100 plantas en diez años

El fondo Moira Capital inyecta 40 millones de euros en la ilicitana Greene: será accionista mayoritario 

8/08/2019 - 

ELCHE. El fondo inversor Moira Capital Partners se ha hecho con la mayoría accionarial de la compañía ilicitana Greene Waste to Energy, que se dedica a la generación de gas de síntesis —syngas—, que permite la generación de electricidad o hidrocarburos a partir de residuos de todo tipo con un impacto al medio ambiente cercano a cero. Ha inyectado 40 millones de euros de capital, con los que ahora la firma de Elche espera poder construir en los próximos diez años 100 plantas de gasificación —como la que propuso crear en el vertedero ilicitano de Els Cremats para alargar su vida de una forma menos contaminante—. Además del plan de negocio a futuro gracias a esta importante inversión, habrá cambios en el Consejo de Administración, previsiblemente con la entrada de consejeros de Moira, aunque aún se está trabajando en la futura estructura.

De 'vender' la tecnología, a explotarla

En cualquier caso, se trata de un salto de calidad para la compañía ilicitana, que venía buscando una ronda de financiación para poder poner en marcha su ambicioso proyecto de 100 plantas en la próxima década. A su vez, Moira Capital —que ya invirtió 16 millones en la empresa del Parque Científico de la Universidad de Alicante BioFlyTech—, es especialista en inversiones directas en compañías innovadoras, buscando un retorno alto a medio y largo plazo. Como explica el director comercial de Greene, Jesús Martínez, con esta ampliación de capital de Moira, tendrán una mejor perspectiva para referenciar sus plantas, "y nos ayudará a la hora de implantar nuestra tecnología en España", por lo que ahora con Moira les será más fácil encontrar proyectos donde implementarla. 

A corto plazo, de momento la potente entrada del fondo de private equity ya significa que van a poder desbloquear varios proyectos que tenían paralizados, pero lo más importante, relata Martínez, es que con esta inyección de capital ahora parten desde otros puntos de vista. "Mientras que antes buscábamos exportar nuestra tecnología a otras empresas o proyectos, ahora nos enfocaremos también a su explotación". Eso cambia diametralmente la configuración que hasta ahora tenía la firma, e hila directamente tanto con los planes de futuro que tenían en mente, como con el retorno en el medio y largo plazo que busca el inversor. 

Asimismo, también añade Martínez que ha sido clave para conseguir la financiación que hay una perspectiva de negocio, que es lo que buscan, además del plus de la economía circular y trabajar con los horizontes 20-20-20 o 2030. En este caso, aplicados al modelo de gestión de residuos que está marcando la Unión Europea y el grado de reciclaje que se tiene que obtener de los mismos. Un aspecto en el que Greene tiene bastante que decir con su tecnología pionera, y que empresas como Urbaser o FCC ya han añadido en proyectos propios. Un camino en el que queda un largo camino por recorrer, ya que sólo en España, el 60 % de los residuos industriales y de los residuos sólidos orgánicos que llegan a las plantas de tratamiento acaban en vertederos sin que hayan sido tratados previamente, a pesar de que la normativa obliga a ello.

La mayoría accionarial cambia de manos

Sobre la parte accionarial, en el futuro se verá qué cuota queda con la nueva configuración de la empresa, ya que hasta ahora, la valenciana Agro Invest poseía el 70% de Greene. Detrás de ella está Carlos Castellanos, que fue uno de los fundadores de Arcalia, la división de gestión de banca privada del grupo Bancaja, que posteriormente se integró en Bankia tras la fusión. La sociedad figura desde 2013 como presidenta del consejo de administración de la startup ilicitana, y representa también al financiero valenciano en el consejo de Cleop.

En cuanto a Moira, la primera firma de inversión de capital privado especializada en inversiones directas en compañías innovadoras españolas, ha comprometido 150 millones de euros para impulsar los proyectos de alto crecimiento de seis empresas innovadoras, además de Greene. Estas son Nice Cold, especializada en congelación de la fruta; Grit, en el sector de gases especiales licuados; Bioflytech, pioneros en la producción y comercialización de proteína y grasa de insectos para alimentación de peces y pets; Euroespes, empresa de medicina genómica y del sistema nervioso central; Cubiq Foods productor de grasas saludables y las clínicas dermatológicas Grupo Pedro Jaén.

Noticias relacionadas

next
x