reacciones tras el acuerdo de cancelación

La hostelería de Alicante acoge otro año sin fiestas con resignación y comprensión 

18/05/2021 - 

ALICANTE. La cancelación definitiva de les Fogueres acordada este lunes por segundo año consecutivo genera resignación entre los empresarios del sector de la hostelería. Pero, de igual modo, comprensión, ante las dificultades que entrañaría el desarrollo de la celebración sometida a ciertas restricciones, en cumplimiento de los protocolos de prevención de contagios por coronavirus. Así lo indicaron, cuando menos, los presidentes de las tres asociaciones más representantivas del sector.

En primer término, la presidenta de la Federación Empresarial de la Hostelería de la Provincia de Alicante (Fehpa), María del Mar Valera, aseguró que la decisión adoptada por el colectivo festero, a través de la consulta organizada por la Federació, resultaba hasta cierto punto "previsible". "Nos hacíamos una idea de que podía adoptarse esa decisión y, aunque como empresaria del sector, me duele, lo cierto es que habría que ver en qué condiciones podríamos haber trabajado en el caso de las comisiones se hubiesen decantado por el desarrollo de las fiestas", explicó. "Quizá ha sido lo más prudente: si no se pueden celebrar mascletàs y no se pueden vender mesas en los racós...", añadió.

En parecidos términos se pronunció el presidente de la Asociación de Restaurantes de Alicante (ARA), César Anca, al reconocer que "les Fogueres suponen un tirón importante, pero lo entendemos perfectamente". "Es una pena, por lo que las fiestas mueven en términos económicos, pero lo cierto es que es una situación muy complicada, en la que quizá podían haberse desarrollado ciertos actos, pero lo que es de esperar es que el año que viene podamos volver a una situación de normalidad", confió.

Por último, el presidente de la Asociación de Locales de Ocio y Restauración de Alicante (Alroa), Javier Galdeano, señaló que "siempre que haya algo atractivo es positivo para el sector, pero la verdad es que eso de celebrar unas hogueras a medias, no sé cómo se hace". "Creo que resultaría frustrante y muy difícil de vender", incidió. "Me parece que la decisión adoptada es la respuesta lógica, aunque el sector es sensible a la cancelación de cualquier evento como este, pero opino que celebrar un amago de hogueras no es lo más apropiado", concluyó.

Noticias relacionadas

next
x