X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la consultora carmer sport services se quedó la marca y la ha licenciado

La histórica Enebe sobrevive a su liquidación y vuelve al pádel de la mano de Jim Sports

9/01/2020 - 

ALICANTE. Hace un año, la histórica firma alicantina de raquetas de tenis de mesa y padel Enebe se asomaba al precipicio: los acreedores tumbaban la propuesta de convenio de la empresa con sede en el polígono de Rabassa (aunque la mayor parte de su producción estaba deslocalizada) y forzaban la apertura de la fase de liquidación. Sin embargo, si bien la mercantil fundada por la familia Navarro Sirvent ha desaparecido, la histórica marca ha logrado sobrevivir a la extinción de Enebe. 

Hace unos días, el mundo del pádel recibía con expectación el anuncio en redes sociales de que Enebe volvía a fabricar y distribuir raquetas, con el fichaje del padelista valenciano Javi Rico (número 24 del ranking World Padel Tour y jugador más joven en alcanzar la final del WPT) como nueva imagen de la marca para representarla en el circuito. La artífice del 'renacimiento' de la marca alicantina ha sido la empresa gallega Jim Sports, que ha cerrado un acuerdo con los nuevos propietarios de la enseña para volver al sector.

Durante la fase de liquidación, la marca pasó a manos de la consultora alicantina especializada en el sector deportivo Carmer Sport Services, según ha podido confirmar Alicante Plaza en el registro de la Euipo (la agencia europea de propiedad intelectual). En enero de 2019, la empresa solicitó a la euroagencia la cesión de sus marcas registradas a la citada consultora, que se dedica a la representación de deportistas y prestación de asesoramiento jurídico a los mismos, así como a la organización de eventos deportivos. En febrero, la Euipo hizo efectivo el cambio de titular de la marca Enebe y todos sus diseños. El importe de la operación no ha trascendido.

Almacén logístico de Jim Sports, nuevo licenciado de Enebe para el pádel, en Lugo. Foto: JIM SPORTS

En los últimos meses, el nuevo propietario de la marca ha llegado a acuerdos con otras dos firmas del sector para licenciar la fabricación de las conocidas palas de tenis de mesa y silbatos, por un lado, y raquetas de pádel, por otro. El primer acuerdo, de hecho, se anunció el pasado mes de marzo, poco después de rescatar la marca de la liquidación. Así, Made for Sport and Leisure, distribuidor de artículos deportivos con sede en Sant Joan d'Alacant, asumió la distribución de los artículos de tenis de mesa de la marca NB, y los silbatos de Naysir.

Luego, a finales de octubre, los nuevos dueños de la marca cerraban un segundo acuerdo con Jim Sports, fabricante y distribuidor de material deportivo con sede en Lugo, para llevar a cabo la misma operación en el sector del pádel, donde la antigua Enebe se introdujo en 2014 para diversificar su negocio. La empresa, una de las referencias de su sector, está presente en 32 países y tiene en su catálogo 17.000 referencias, además de una línea de negocio dedicada a la construcción de equipamientos deportivos. Tras el acuerdo con Carmer Sport Services, la firma lucense ha fichado al valenciano Javi Rico para impulsar su regreso al circuito profesional.

En cuanto a la empresa original, sigue su proceso de liquidación, según los registros oficiales consultados. Las tres empresas que formaban el holding Enebe Nayblan se declararon en concurso de acreedores en 2017 con un pasivo de 5,5 millones de euros y pérdidas de 1,6 millones en el último ejercicio, con una caída de la facturación del 5% (6,5 millones). La firma alicantina, creada en los años setenta por los Navarro Sirvent, ha liderado durante décadas el mercado de las raquetas y las palas. Creció al calor del desarrollo en España del tenis de mesa, y en los últimos años había apostado fuerte por el pádel, con los fichajes de jugadores profesionales, como Celeste Paz, que dio nombre a una pala, o Pitu Losada, que ejerció durante un año como asesor estratégico hasta que se declaró en concurso.

Noticias relacionadas

next
x