las obras empezarán en septiembre u octubre

La Generalitat expropiará otras 44 fincas en el próximo tramo de la carretera Elx - Santa Pola, por 100.000 euros

13/06/2020 - 

ELCHE. Tras el levantamiento de los trámites administrativos, en Política Territorial siguen dando pasos relativos al desdoble de la carretera Elche-Santa Pola, la CV-865, el primero en el término municipal ilicitano, que abarca desde la pedanía de Valverde hasta la Vereda de Sendres. Como ya pasó con los anteriores tramos, la conselleria tiene que expropiar diferentes terrenos para poder desdoblar y ampliar la vía. En este caso, son 44 fincas, tanto particulares como de empresas o el propio Ayuntamiento de Elche, y que como ya contó este medio, serán de un valor aproximado de unos 100.000 euros.

El pasado 2 de junio se resolvía el pago de la fase previa a la ocupación por la expropiación forzosa de las obras de esta actuación, que incluía 44 fincas a particulares y a propietarios de diversas empresas, entre ellas, de Electrodomésticos Agulló, Promociones Don Sento, de Grupo del Pozo en el Parque Empresarial o incluso del Ayuntamiento de Elche, como ocurrió en las anteriores expropiaciones. Terrenos de todo tipo que suponen la ocupación futura de la vía en espacios en los que ahora hay diferentes cultivos, jardines o simple terreno sin urbanizar.

Obras para septiembre u octubre

Ahora mismo el levantamiento de de actas de ocupación ya está convocado para dentro de un mes aproximadamente. Una vez levantadas las actas de ocupación, la administración valenciana ya dispondrá del terreno, por lo que la previsión es que tras el verano, en torno a septiembre u octubre puedan iniciarse las obras, que están adjudicadas a Pavasal por 2 millones de euros y tienen un plazo de ejecución de un año. Será el penúltimo tramo para completar el desdoble, cuyo objetivo es que esté finalizado durante la presente legislatura. Salvando el último tramo, que es de menos de dos kilómetros, se habrá invertido algo más de medio millón de euros solo en expropiaciones (dentro de un coste global de la actuación de unos 11 millones de euros), estos 100.000 euros inclusive.

Las obras de este desdoble consistirán en la duplicación de calzada y la reordenación de las intersecciones y accesos existentes, dotándola de características de Vía Parque, considerando además los espacios reservados para el peatón y la circulación de bicicletas en todo el tramo, mejorando las condiciones de seguridad vial existentes.


Respecto al último tramo, ya está redactado y tendrá un coste de 2,4 millones de euros, en un tramo de 1,6 km y un plazo de ejecución de 14 meses. Asimismo, los técnicos de la Conselleria ya señalaron que el último tramo de la carretera puede ser el más delicado dado que está afectado por el Patricova por el riesgo de inundación. Una cuestión que se tendrá que abordar en siguientes fases. 

Noticias relacionadas

next
x