la última actuación municipal fue la del consultorio de la pedanía

La empresa quebrada de las obras del IES Torrellano optó en junio a las del Jaime Balmes

5/09/2019 - 

ELCHE. El miércoles se hacía público que la empresa que estaba llevando a cabo las obras de rehabilitación de la fachada del IES Torrellano, que lleva arrastrando la situación nada más y nada menos que cuatro años, con un vallado de seguridad, había quebrado en agosto. Una situación que cogió a todos desprevenidos. De hecho, el equipo de gobierno se enteró la pasada semana. Consecuentemente, las obras se han paralizado, y ahora la Conselleria de Educación y la Dirección General de Infraestructuras trabajan para sacar de nuevo a licitación el servicio de obras de forma urgente, para reducir los plazos a la mitad. 

La compañía en cuestión, Construcción e Infraestructuras y Obras del Sureste SL, más conocida como Cios Empresa Constructora, fue la única que se presentó a la licitación de estas obras, por lo que no ha habido opción de encargar a la siguiente compañía la obra. En cualquier caso, la cosa podría haber ido a mayores, ya que la mercantil también había concurrido recientemente a las obras para construcción de un comedor en el Jaime Balmes. La apertura de las ofertas tuvo lugar en junio, aunque finalmente se adjudicó en el mes de agosto a otra empresa, Avante Construcción, Infraestructuras y Servicios. 

Con anterioridad, la constructora se había presentado también a otros concursos como las obras de rehabilitación en la calle Isaac Peral (que se adjudicó a Sydca-XXI Construcciones), o las reformas del consultorio médico de La Marina (que se llevó Obras y Servicios P. Selva). Sobre esto último, fue precisamente Cios quien se adjudicó la reforma del consultorio médico de Torrellano, cuyas obras finalizaron en julio, por lo que sorprende que de la noche a la mañana la compañía entrara en números rojos.

En cualquier caso, a priori la empresa ha entrado en concurso de acreedores, aunque oficialmente aún no se ha registrado así. Este medio ha intentado contactar con la misma sin suerte. Bien es cierto que en cualquier caso estaba pasando por dificultades, en el ejercicio de 2017 había perdido algo más de 30.000 euros con respecto al anterior. Así pues, como se ve, la mercantil fue capaz de afrontar la obra del consultorio de Torrellano, no así la del instituto de secundaria. 

Noticias relacionadas

next
x