X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

COWORKING

Knowhere afila codos para convertirse en el referente emprendedor de Dénia

Acaban de levantar persianas y tienen dos objetivos: Ofrecer una formación diferente basada en temática innovadora y jugar un papel destacado en el ecosistema emprendedor en la comarca de la Marina Alta. Los seis socios del nuevo coworking dan flexibilidad horaria a sus clientes y rompen con el estereotipo de emprendedor. Son sede de la Asociación de Robótica y Domótica de España

5/03/2017 - 

DÉNIA. Hoy cumplen un mes. Justo el 6 de febrero, el ecosistema coworking recibía en su tablero a un nuevo jugador. Esta vez se unieron 6 emprendedores y profesionales para dar vida y contenido a una propuesta que, en Dénia, parecía condenada a fracasar. Esta vez la iniciativa ha servido para conciliar tanto la iniciativa privada como la pública y cuenta con un local de 400 metros cuadrados para darle forma a una idea trabajada desde hace un año. 

Agustín Casadomeq y Nacho Muñoz andaban, cada uno por su cuenta, buscando espacio y compañeros de viaje para montar un coworking. Agustín viene del mundo inmobiliario y Nacho de las tiendas online y de un anterior proyecto coworker. Como el mundo es un pañuelo y en Dénia, esta teoría es casi ley de vida, contactaron y se subieron al mismo barco con sus respectivos compañeros de viaje: Tania del Arco –diseñadora-, Pablo Caulín –fotógrafo-, Pedro Castilla – robótica- y Oscar Carrió –polifacético y ahora cabeza visible del coworking de Pedreguer La Nau Lab. “Nadie vive del coworking, cada uno tiene su empresa”, explica Agustín.

El espacio lo preside una cabina azul a modo de pecera que da intimidad a los coworkers para conversaciones y para pequeñas reuniones de trabajo. Porque la autonomía de los emprendedores está muy presente en el proyecto. De hecho, el equipo de Knowhere ha roto con el perfil habitual de cliente para validar su leyenda ‘Work. Share.Innovate’. 

“Contamos con gente joven, pero también con una persona de 64 años que es un personal shopper inmobiliario que le encantaba la idea de venir aquí a trabajar, con contactos muy importantes. Estamos abiertos a todos, porque se puede emprender a cualquier edad”, indica uno de los socios. Agustín se refiere a un nicho como el de los profesionales que trabajan desde casa y buscan en este tipo de locales contactar con otros autónomos para crear sinergias o iniciativas empresariales. 

La importancia que se da a la autonomía se refleja en detalles como el acceso al coworking. El horario “público” es de 9 a 19 horas de lunes a viernes; sin embargo, a través de una aplicación los coworkers pueden acceder en prácticamente cualquier momento. Otro completo de esta operativa es la mini sala para videoconferencias. 

La sala principal es el corazón de la propuesta formativa por la que han apostado. “Queremos ser un centro de conocimiento de la Marina Alta. Queremos crear un entorno para emprendedores, pero también con inquietudes. Queremos dar formación que no son fáciles de encontrar en Dénia y en la comarca relacionadas con la nueva tecnología”, explica Nacho Muñoz.

Este coworking, situado frente a una de las murallas de la ciudad dianense, tiene capacidad para 65 puestos de trabajo, una proyección que enlaza con su vinculación con “Marina Alta Emprèn”. La iniciativa promovida por la Escola de Negocis Innovadors i Digitals (ENID) y La Nau LAB, que financian los ayuntamientos de Dènia, Orba, Pedreguer, Pego, Xàbia y Xaló. Este programa pretende cubrir todas las necesidades de los emprendedores durante sus primeros nueve meses de arranque. Knowhere será el socio que ofrezca el espacio y facilite ese ambiente de interconexión entre los 15 seleccionados, según ha explicado Nacho Muñoz. 

La programación ya ha arrancado. En este sentido, hay un hilo de unión con Marina Alta Emprende, una iniciativa privada con más de 2 años de vida. La impresión de que esta vez se ha unido fuerzas es más evidente esta vez, porque la burbuja emprendedora ha aumentado el nivel de exigencia para la supervivencia. 

Para crear “buen rollo” ha imperado la gastronomía local. Casadomeq asegura que han huído de términos ingleses. “Aquí hacemos un almuerzo - ‘l’esmoraçaret de tota la vida’-  el último viernes de cada mes para poder juntarnos todos”. La buena fama de la cocina dianense parece abrirse paso: “Ahora estamos hablando con un cocinero local para poder cerrar el tema de menús a la carta y que la gente no se disperse a la hora de comer. Que puedan hacer piña”, asegura este socio de Knowhere. 

Una gran parte de ellos come en el pequeño office que hay y han visto que pueden ofrecerlo como servicio complementario. A corto plazo el objetivo es terminar de rematar las instalaciones como la sala en la naya para reuniones y cursos. A medio plazo, ganar protagonismo en el ecosistema emprendedor. Agustín dice que ya ha sacado las entradas para el próximo encuentro de Coworking Spain en Sevilla.

En la hoja de ruta, y con un poco más de recorrido, ambos se plantean dar cabida a un espacio de coliving. La idea está en una fase muy gestacional y son conscientes de que la flexibilidad y el ir captando la atención de mucha gente vendrá con el tiempo. La inversión inicial que hicieron todos de manera particular debe empezar a dar sus frutos pronto, pues aunque Dénia es el municipio más poblado de la comarca, no ha sido precisamente el primero en liderar este tipo de iniciativas emprendedoras. Benissa, Pedreguer y Xàbia le han ganado la partida.

Asociación Robótica Española 

Una de las joyas o ganchos con los que cuenta Knowhere viene de la mano de Pedro Castilla. Este socio fundador es, actualmente, presidente de la Asociación de Robótica y Domótica de España(ARDE), además de especialista en LabView, micro-robots y métodos en Inteligencia Artificial. Knowhere le ha permitido contar con un ‘makerspace’, donde las impresoras de 3D ocupan un lugar diferenciado dentro del coworking. La presencia de Pedro sirve para dinamizar y contar con una persona experta en esta pujante materia. De hecho, sus servicios permiten empezar a contar con una agenda de cursos para el aprendizaje y montaje de pequeñas placas Arduino, para potenciar desarrollos propios de hardware y software a partir de esta conocida comunidad. 

Entre la oferta de propuestas, ARDE facilita en Dénia el acercamiento a la robótica para pequeñajos de 3 y 4 años, iniciación a la programación Scratch Junior, electrónico para montaje de robos; así como modelado e impresión de 3D. Con socios 50 socios y 10 proyectos en funcionamiento según los datos de su web www.arde.cc.

Noticias relacionadas

next
x