Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

POR AMOR AL ARTE / OPINIÓN

Karlos Arguiñano

27/01/2019 - 

Robert Redford se retira. Pablo Casado, que ya ha sufrido les espantaes de Ruth Beitia en Cantabria y de José Ramón Bauzá en les Illes, flipa en colores porque Isabel Bonig le planta cara. Emilio Bascuñana es un médico casadista que, según todos los informes que van camino a la Fiscalía, ha estado la friolera de seis años, seis, sin aparecer por el trabajo. Olé. 2 orejas y vuelta al ruedo. Bonig, Pepe Císcar y Eva Ortiz saben que en Orihuela se juega su futuro y el de la Diputación. Sobre todo ahora que se anuncia que Francisco Javier Esquembre se presentará en Villena bajo el paraguas de Compromís. Luis Barcala desfila más chulo que un 8 en Fitur, modo Cristiano Ronaldo embistiendo despreocupadamente a la Audencia. Orgulloso de la herencia de Luis Díaz Alperi y Sonia Castedo, el alcalde  se despista tras la séquito madrileño perquè vol tocar mare. Él y todo el PPCV acaba boicoteando a SM Felipe VI, al president. Y humillando a todos los alicantinos. Y ai mare! a Toni Mayor. Titanic, The Reconstruccion. Brexit. Así no. Los chalecos amarillos encienden paellas y hogueras que macronizan las noches heladas de Madrid y Barcelona. Joan Gaspart declara sin complejos a sus 75 años que “agafar el metro no és tan tràgic”. Josep Plá. El viento se lleva las teselas de la Explanada y el decreto ley de los alquileres, no acaba de arrancar la Interprofesional de la naranja y de la mandarina, Paco Camps ha perdido o no le llegan los papeles del saqueo de la Gürtel, Donald Trump choca contra el shutdown de su propio muro. Las cataratas del Niágara se congelan. Suena Tom Waits. A lo bestia.

Santiago Abascal, clandestino. El millon de dólares iraní. Que en la nostra terra ficha a Rita Corbín-Barberá, la sobrina, y tienta a González Lizondo, hijo. Se pone de moda escribir Vox con conejos recién muertos i pronunciar-lo amb l’Ò oberta. Venezuela es Cuba con petróleo sin desollar. Arabia Saudita y China el paraíso terrenal. Siempre, guapas, por encima de todo, la libertad.

La crisis de Podemos puede condenar a la izquierda valenciana. Antonio Estañ firma la declaración de Toledo -adiós Ramón Espinar- que no se sabe si es el manifiesto de otro alzamiento nacional -con perdón-, el puñal del manifiesto de la Reforma de Martin Lutero o una copia simple del acta de defunción del matrimonio. Ada Colau es como Manuela Carmena, pero sense el xiquet, el Errejón que le levante la moral -el calcetín i la pela- al personal. Joan Ignasi Plà está en el Kilimanjaro, a 5.895 de metros de altura de la comisión de investigación de les Corts Valencianes. Y de la exaltación de Marina Civera, Fallera Mayor de València. Defensem la coentor.

Pedro Sánchez, Ximo Puig y José Luis Ábalos presentan hoy a Sandra Gómez como candidata socialista en la ciudad de València. Aquí en Alacant, suena Francesc Sanguino. No le llamo para no gafar la cosa y porque intuyo que me propondrá algo que acabará como el rosario de la aurora. No. Espera diez minutos. Sí, quiero. José Chulvi huye de la Diputación a les Corts Valencianes, para seguir su duelo personal contra el nacionalismo recentralizador a la defensiva el de “la España de los balcones y que madruga” de César Sánchez. Tres años después, Compromís ya tiene reglamento para sus primarias. Amén. Mónica Oltra entre el guarda de Fitur, los centros de menores y la tramitación exprés de la normativa de  servicios sociales se reúne amb els bouers saliéndose del guión. De la cuaderna vía. En seguida, acollonada, sale a calmar a su tropa con el anuncio de la Trobada. Fran Ferri contra Enric Morera. Hasta el sector Sant Vicent Màrtir quiere figurar en la foto del mester de clerecía. Se filtran las primeras listas y miramos a ver si nos ha tocado la lotería. El Consell Botànic se reunirá en Simat de la Valldigna. Terra Sancta.

Toni Cantó se postula a presidente de la Generalidad Valenciana anunciando que su primera medida será la inmediata clausura de “Telecompromís”. Imparable la invasión del cangrejo azul. El populismo trumpista impone la política y la óptica desde la realidad emocional. Asqueroso el falso periodismo espectáculo amarillista en la tragedia de Totalán. El malestar general de la gripe española recorre el fantasma del planeta y las anguilas del Támesis están relocas por la cocaína. Navajazos por el dominó. Microvoladuras de la civilización. Luna sangrienta. Mi nunca bien ponderado y pagado Herr Direcktor Miquel González me anda desaparecido en Benissa. No. No, voy a coger el teléfono. Despedido. El Papa Francisco en Panamá, bien gracias.

En fin, pilarín, que creíamos que habíamos acabado con el Bipartidismo de la Era Antes de Neftlix y resulta que está más de moda -con permiso de Meghan Markle- que nunca. Votaremos a cinco o seis pero al final lo que contará no serán las marcas ni los partidos, sino los bloques. Un servidor, que es un rojo de mierda al baño maría al que se le han torcido muchas veces los tobillos y quemado las empanadillas y como fiel devoto del ateismo irredento, sólo le pido al único dios verdadero que al final gane la luz empalmante y follatriz de la izquierda sobreviviente. Que se apañen. Y después nos hagan algo decente. Nosotros sí queremos quedarnos con la patata caliente, aunque sea columpiándonos en el pelo de una gamba. Sí, de Dénia. Y cocinar, hartarnos de reir y cantar con Karlos Arguiñano. Y la cuadrilla.

next
x