X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ENTREVISTA A LA VICEPRESIDENTA DE LA DIPUTACIÓN DE ALICANTE (II)

Julia Parra: "Los derechos de la mujer son para mí incuestionables; estaba obligada a solidarizarme"

30/09/2019 - 

ALICANTE. El primer gran proyecto con el que se ha encontrado Julia Parra, vicepresidenta de la Diputación de Alicante y diputada de Cultura, ya estaba iniciado por su antecesor en el cargo, el popular Cesar Augusto Asencio. Se trata del intercambio de exposiciones con el Museo Nacional de Irán, en Teherán, donde ahora se expone la muestra Alicante: Tesoros del Marq, que primeramente contaba con 284 piezas, aunque en el último momento se decidió retirar de la vista del público una litografía de Isabel II en la que mostraba un pronunciado escote con los hombros al aire. Antes de la polémica por esa supuesta censura, Parra ya anunció que no estaría presente en la inauguración de la muestra, como símbolo de protesta política por el menoscabo de los derechos de la mujer en el país árabe. La vicepresidenta habla para Alicante Plaza sobre todo lo acontecido en Irán, cuenta sus planes para el área que dirige y desvela cuál es su principal preocupación: "que la cultura llegue a todos los puntos de la provincia". 

- ¿Ha habido censura en la exposición de Irán?

- Solo se ha retirado una de las 284 piezas y nosotros hemos respetado la decisión. Lo importante aquí es el trabajo en equipo que se ha realizado y la buena sintonía que ha habido entre el Museo Nacional de Irán y el MARQ. Una exposición que ha requerido muchos meses de trabajo durante los que se ha adaptado la muestra al gusto del público iraní, pero sin menoscabar los contenidos. La caja china que no se abrió fue porque contenía un juego de naipes y allí está prohibido el juego. Pero en todo momento ha habido coordinación y fluidez, así que se ha magnificado todo demasiado. Ambas partes hemos quedado muy satisfechas con el resultado. El MARQ ha alcanzado un enorme grado de prestigio y de excelencia que nos satisface.

- ¿Ha sido buena idea que no fuese usted a Irán? ¿No cree que podría haber sido una oportunidad para demostrar personalmente la capacidad de las mujeres, tanto en política como en gestión cultural y cualquier otro ámbito?

- Una cosa es la parte técnica y otra cosa es la parte política. Los derechos de la mujer son para mí algo incuestionable. Me sentía obligada a solidarizarme con el resto de mujeres que han sufrido un menoscabo en sus derechos. Además, esa defensa es una de las banderas mi partido. Lo que ocurrió en esos días es que Ciudadanos, en el Congreso, decidió no enviar representación política a una reunión con representantes de Irán como protesta por la situación de discriminación que viven las mujeres en ese país, y yo debía ser consecuente con ello. Bajo mi punto de vista, si todos los que tienen responsabilidades de gobierno hicieran un gesto, por pequeño que fuera, con seguridad serviría para que cambiara la situación. Pero mi decisión no pretendía dejar solas a las mujeres iraníes ni a las mujeres técnicas del MARQ que acudieron allí. Lo que pretendía era poner el foco en la responsabilidad del gobierno iraní y provocar una reflexión. Porque por supuesto que mi gesto no generará un cambio, pero sí un debate. La parte técnica quedó cubierta y la parte política también. Mi gesto político ha querido ser un altavoz desde el que luchar por la igualdad.

- Las últimas actividades de este tipo que ha realizado la Diputación de Alicante han sido con Rusia e Irán y la próxima será con China. Países que no están precisamente en los primero puestos en cuanto al respeto de los Derechos Humanos. ¿Será ese aspecto más relevante a partir de ahora en sus colaboraciones institucionales?

- Las condiciones que se han dado ahora, con lo que sucedió en el Congreso y que se trasladó a las diferentes instituciones, no creo que vayan a dar en el futuro. Yo respeto el trabajo de los técnicos del MARQ. De todas maneras, cuando llegue la siguiente actividad internacional se estudiará detenidamente y se tomarán las medidas oportunas. Pero sí es cierto que los museos deberían ser un espacio de libertad, encuentro, conocimiento y disfrute que deben estar abiertos a todos los públicos, por encima de sexos, razas, ideologías o religiones.

- ¿Qué opina del conflicto generado por parte de su compañero de partido en el Ayuntamiento de Alicante, Antonio Manresa, en cuanto a la elección del nuevo director del Teatro Principal? El primer roce del bipartito.

- Desde el grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento, lo que se ha defendido siempre es que el consistorio tuviera un papel decisivo en cuanto a la designación del director del Teatro Principal. No es competencia nuestra y yo, desde la Diputación, solo puedo opinar, pero es algo que veo normal. Tampoco el nombre propuesto ha sido cuestionado por nadie. Creo que aquí lo que ha influido es más la polémica por la polémica que lo que realmente ha sido. Muchas veces se crean polémicas más interesadas que otra cosa y no me consta que haya ningún roce entre el bipartito. 

- ¿Optará usted por el concurso público en la elección de nuevos cargos directivos como en el caso del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert? ¿Un concurso público sin favoritos desde el minuto cero?

- Para el IAC Juan Gill-Albert se ha establecido que la designación se realice mediante un concurso de méritos. Entonces, las personas que quieran presentarse deben acreditar la capacitación requerida. Un concurso totalmente libre y transparente.

- ¿El hecho de coincidir en las áreas de Cultura, tanto usted como su compañero de partido, Antonio Manresa, creará sinergias entre en Ayuntamiento y la Diputación?

- Nosotros estamos abiertos a colaborar con todos los municipios, independientemente del color político que esté en cada consistorio. Con Alicante claro que vamos a colaborar, pero no porque tenga ningún color concreto, sino porque es el Ayuntamiento de la capital.

- ¿Quedó algo por terminar o solucionar por parte del equipo anterior?

- La provincia de Alicante puede presumir de ser un referente cultural. Estamos colaborando para que la Muestra de Autores Contemporáneos continúe. Tenemos el MARQ, que es uno de los mejores museos de Europa, referente mundial. También el ADDA, con una programación de muchísimo nivel y una trayectoria de la que estamos muy orgullosos por todo lo que se ha venido haciendo en los últimos cuatro años. Ha sido un trabajo magnífico y lo que funciona no se toca. Pero lo que me gustaría es que la cultura llegue a todos los rincones de la provincia. Nosotros debemos estar ahí, en la medida en la que podamos, para que lleven la cultura a sus municipios. Quiero que todas las empresas e instituciones del ámbito cultural sientan el apoyo de la Diputación. Pongo en valor lo que he encontrado pero que hay mucho que hacer.

- ADDA Sinfónica ha sido el gran proyecto del anterior mandato. ¿Cuál será el suyo?

- No tengo ahora mismo grandes proyectos. Quizá dentro de unos meses sí, pero a día de hoy para mí prevalece que podamos añadir partidas presupuestarias para que pueda llegar la cultura a cualquier pueblo. Ahora estamos elaborando el presupuesto y hay mucho que decidir pero, desde luego, no se va a reducir. Queremos un reparto justo y equitativo, ya no solo en el área de Cultura, sino en todas las áreas. Vamos a trabajar porque prime el sentido común. Si podemos aumentar el presupuesto para poner en valor la cultura, así lo haremos. Es un elemento diferenciador que contribuye muchísimo a nuestro posicionamiento turístico. Todos le damos mucha importancia, pero le deberíamos dar más. Una oferta cultural diferenciadora puede ser clave para que el público elija nuestra provincia.  

- El Museo de Bellas Artes Gravina ha permanecido un año cerrado con remodelaciones que retrasan su apertura. ¿Para cuándo está prevista la reinauguración de su actividad expositiva?

- Cuando visité el MUBAG vi que se habían hecho unas obras de acondicionamiento y climatización que son espectaculares, pero sí es una pena que haya estado tanto tiempo cerrado y que no lo puedan disfrutar los alicantinos. Estaba prevista su apertura para octubre, pero han habido incidentes menores a causa de las últimas lluvias que lo han retrasado, aunque el equipo de mantenimiento ha sido muy ágil para solucionarlo. La reapertura está prevista para antes de Navidad y va a ser una de mis grandes apuestas desde el área de Cultura. Estamos trabajando en las muestras con las que se abrirá al público la actividad expositiva próximamente.

- La Muestra de Teatro Español de Autores Contemporáneos cumple 27 años y en los últimos tiempos pide ayuda a las instituciones involucradas para crear una entidad jurídica que facilite y optimice su gestión. ¿Cómo cree que puede ayudar? ¿Cree se que podrá constituir un consorcio para la próxima edición?

- Hay que buscar soluciones consensuadas, pero, desde luego que se va a seguir haciendo. Garantizamos el futuro de la muestra. Sí que es verdad que el Ministerio, que es quien se ocupa de la mayor parte de la financiación, no ha efectuado el pago de sus partidas, pero aquí ha estado la Diputación para adelantarlo y hacer que salga adelante. Estábamos al corriente de todos los problemas administrativos que tenían y desde la parte técnica de Cultura estábamos muy  preocupados, pero no podíamos permitir que este certamen, referente en la dramaturgia a nivel nacional, se dejara de hacer. Detrás hay muchísimas compañías contratadas, mucho trabajo y mucho esfuerzo detrás. La muestra empieza ya y no podíamos dejarles con esa incertidumbre. Ahora trabajaremos para darle una solución.

- Acaba de terminar la nueva edición de Circarte y en la presentación los organizadores reflexionaban y pedían ayuda para que el sector pueda trabajar cobrando salarios dignos. ¿Cómo cree que puede ayudar la Diputación ahora que se ha incorporado al festival?

- Es una situación que nos preocupa. Nos queremos comprometer a que este certamen se consolide porque tiene mucha aceptación y han hecho un gran trabajo durante estos últimos diez años. Trabajan en toda la provincia y es una de esas formas de poder llevar la cultura y el arte a todos los pueblos. Nosotros hemos cedido espacios para varios espectáculos y además hemos financiado varias obras. Desde luego, queremos que esto siga adelante.

- ¿Tiene prevista alguna acción para la promoción del valenciano más allá de los premios literarios que otorga la Diputación?

- No está previsto, pero no lo descarto. Es nuestra lengua y debemos ponerla en valor.

Noticias relacionadas

next
x