Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

los hoteles de la familia devesa ingresaron 32 millones y ganaron 2,5

Hoteles Poseidón facturó un 7% menos en 2019 tras renunciar a su único hotel rural

30/10/2020 - 

ALICANTE. La cadena hotelera benidormense Poseidón, una de las de mayor solera de la ciudad de los rascacielos (presidida por Pere Joan Devesa, expresidente de Hosbec), completó otro buen año en 2019 antes de que estallase la pandemia del coronavirus, que se ha cebado especialmente con su sector. Hoteles Devesa (razón social del grupo que opera con la marca Poseidón) experimentó con todo un ligero retroceso en la facturación, atribuible a su renuncia a explotar el que era su único hotel rural, en Biar.

Según las cuentas anuales de la firma, Hoteles Devesa facturó 32,1 millones de euros en 2019, un 7% menos que en 2018 (34,6 millones). Un volumen de negocio que la firma de Pere Joan Devesa califica de satisfactorio en la memoria de las cuentas, al deberse a la renuncia a la concesión del hotel Villa de Biar, un establecimiento rural que no encajaba en la estrategia del grupo (centrado en el modelo vacacional de costa) y que desde enero de 2019 está en manos de Daniya Hotels.

En cuanto al resultado después de impuestos, los hoteles Poseidón finalizaron el año previo a la pandemia con un nuevo beneficio, aunque más modesto que el del ejercicio precedente. Así, las cuentas reflejan un beneficio de 2,5 millones de euros, un 40% menos que en 2018, cuando las ganancias netas fueron de 4,4 millones. En este caso, la caída se explica por un mal resultado financiero, consecuencia de haber entregado a la matriz del grupo Devesa (que también explota un concesionario) un activo inmobiliario, en el marco de la estrategia inversora de la firma para abrir nuevos hoteles.

El informe de gestión indica que la empresa está "muy satisfecha del comportamiento de las ventas y de la fidelidad y preferencia de nuestros clientes que, año tras año, demuestran que se encuentran complacidos con el servicio que reciben". Una tendencia que, evidentemente, se ha roto en 2020 por obra de la pandemia, cuyo impacto refleja ya la memoria aunque se produjese con posterioridad al cierre del ejercicio.

Así, Hoteles Devesa avanza en la memoria que "la evolución de la sociedad en el año 2020 sufra un parón, ya que la hostelería ha sido una de las actividades suspendidas y el turismo sufrirá este año muchísimo, debido a la imposibilidad de los desplazamientos durante muchos meses, la incertidumbre y el miedo que genera esta enfermedad de gran contagio pero, además, será a nivel general para todo el panorama nacional e internacional".

La sociedad se ha acogido a todas las medidas habilitadas por el Gobierno para favorecer el ahorro de costes, tal como indica la memoria, "especialmente los de personal" (es decir, los ERTE), y confía en que su "buena posición financiera" y "la confianza de nuestros acreedores" le confieren una situación sólida, por lo que "no existe duda respecto a la capacidad de asumir el pago de las deudas sin ninguna dificultad de tesorería".

Tras dejar el hotel de Biar, Poseidón cuenta con ocho establecimientos: tres en Benidorm, uno de ellos en concesión, y uno en Guardamar, Vall de Laguar, La Manga y Torrevieja. En estos dos últimos hoteles, adquiridos en 2018, la firma invirtió casi 19 millones, financiados mediante la fórmula del arrendamiento financiero a 15 años. En total, Hoteles Poseidón suma 1.759 habitaciones. Asimismo, tenía previsto iniciar la construcción de un nuevo hotel este año, con 350 habitaciones justo detrás del Poseidón Playa. Pese a la pandemia, los planes se mantienen, aunque ralentizados.

Noticias relacionadas

next
x