Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

cambios en el calendario laboral por la cancelación de festejos tradicionales

Hasta 26 municipios de la provincia trasladan sus festivos por el coronavirus; Alicante se hace un lío

29/05/2020 - 

ALICANTE (EFE/AP). Un total de 26 municipios de la provincia de Alicante (57 en el conjunto de la Comunitat) han anulado la fecha acordada para fijar sus días festivos locales debido al estado de alarma declarado con motivo de la crisis sanitaria del coronavirus, que ha conllevado restricciones a la movilidad y sigue impidiendo la celebración de actos como las fiestas tradicionales, que conllevan grandes concentraciones de personas y que pueden exponer a la ciudadanía al riesgo de contagio.

Así se deja constancia en la resolución dictada por la Conselleria de Economía por la que se modifica el calendario de festivos locales, retribuidos y no recuperables en el ámbito de la Comunitat Valenciana para el año 2020 que se aprobó el pasado mes de diciembre. Se trata de fiestas que, hasta ahora, debían desarrollarse entre los meses de marzo y noviembre. La resolución expone que la situación de estado de alarma impide que se puedan organizar los actos de celebración de las festividades inicialmente fijadas por muchos municipios, y añade que, en esta "situación excepcional, resulta difícil predecir en qué momento será posible disfrutarlas, dadas las sucesivas prórrogas del estado de alarma".

De ahí que nueve municipios alicantinos hayan comunicado únicamente la cancelación de las fechas que tenían previstas hasta este momento, sin llegar a comunicar oficialmente a Economía los días a los que se trasladarían. Se trata del caso de Alcoy (cuyos festivos estaban previstos para el 25 y el 27 de abril); Benissa (27 de abril); Callosa d'En Sarrià (24 de julio); Callosa de Segura (20 de abril); Elche (20 de abril); Onil (23 de abril y 28 de noviembre); Petrer (18 de mayo); Pinoso (20 de abril); y Teulada (20 de abril y 15 de julio). Sus respectivos ayuntamientos deberán comunicar en lo sucesivo (si no lo han hecho ya) las nuevas jornadas en las que se ubicarán esos festivos locales.

No obstante, lo cierto es que otros 17 ayuntamientos de la provincia ya han propuesto a la autoridad laboral cambiar su calendario de festivos, por lo que Economía ha asumido esas modificaciones, en función del acuerdo publicado este viernes en el Diario Oficial de la Generalitat (DOGV). Esos municipios alicantinos que ya han propuesto nuevas fechas son los siguientes: Albatera (cambia el 20 de abril por el 7 de octubre); Banyeres de Mariola (sustituye el 22 de abril y el 23 de abril por el 2 de noviembre y el 7 de diciembre); Benasau (el 9 de abril y el 20 de abril, por el 24 de diciembre y el 31 de diciembre); Benejúzar (el 11 de junio por el 7 de diciembre); Benijófar (el 20 de abril por el 25 de julio); Benilloba (sustituye el 20 de abril por el 7 de diciembre); Crevillent (el 9 de abril por el 2 de octubre); Cox (el 15 de mayo por el 8 de septiembre); Xàbia (el 20 de abril por el 8 de octubre); Jacarilla (el 20 de abril por el 7 de septiembre); Los Montesinos (el 9 de abril por el 7 de diciembre); Muro de Alcoy (el 11 de mayo y el 12 de mayo por el 8 de octubre y el 7 de diciembre); La Nucía (el 20 de abril por el 18 de agosto); Pego (el 1 de julio por el 7 de diciembre); Salinas (sustituye el 25 de mayo y el 26 de mayo por el 7 de octubre y el 8 de octubre) y San Vicente del Raspeig (suple el 21 de abril por el 7 de diciembre). 

Alicante ha cambiado dos veces la fecha de la celebración del festivo local asociado a les Fogueres, que ahora debe restituirse en el 22 de junio tras la cancelación definitiva de la celebración

La relación se completa con los cambios comunicados por el Ayuntamiento de Alicante, que aprobó sustituir el 22 de junio asociado a la celebración de les Fogueres, por el 3 de septiembre, en función del acuerdo adoptado el pasado mes de abril para trasladar el desarrollo de las fiestas a esa primera semana del noveno mes del año. Así lo recoge la resolución de Economía, que es la que ahora tiene validez oficial. 

No obstante, esa comunicación inicial debe rectificarse ahora, después de que el Ayuntamiento de Alicante y la Federació de Fogueres hayan acordado la cancelación definitiva de las fiestas de este ejercicio, dejando sin efecto la posibilidad de que se desarrollasen en septiembre. De hecho, en el pleno ordinario de mayo, celebrado este jueves, se acordó el acuerdo que resulta preceptivo para restituir el festivo local en el 22 de junio (en lugar del 3 de septiembre)Esa decisión, avalada por el conjunto de grupos con representación municipal, deberá comunicarse ahora a la Conselleria de Economía para que vuelva a adaptar el calendario de festivos locales en la ciudad de Alicante.

Noticias relacionadas

next
x