X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la firma invirtió 3,2 millones en la compra de saisons y ainhoa

Germaine de Capuccini eleva su beneficio a 5,5 millones tras cerrar en Venezuela

21/01/2019 - 

ALICANTE. El ejercicio 2017 volvió a dar buenas noticias a la empresa alcoyana de alta cosmética Germaine de Capuccini, que no solo cumplió el objetivo de ventas que se había marcado (facturó 32 millones de euros, tal como ha contado este diario, cuando su objetivo era alcanzar los 30), sino que multiplicó de nuevo exponencialmente su beneficio: 5,5 millones de euros, según recogen las cuentas consolidadas del grupo para el ejercicio.

De esta forma, las ventas de Germaine de Capuccini se elevaron un 18% sobre los 27 millones del ejercicio 2016 (cuando el incremento había sido del 7,5%), mientras que el beneficio se disparó un 66% respecto a los 3,3 millones que había ganado el ejercicio anterior. Todo ello, en un ejercicio en el que la firma alcoyana cerró definitivamente sus filiales en Venezuela, donde la hiperinflación había castigado duramente su negocio, y adquirió la mercantil belga Saisons, que actuaba como su distribuidor en Benelux, para convertirla en su filial en el territorio.

De esta forma, en los tres ejercicios que Raúl Vidal lleva como presidente, la firma alcoyana de alta cosmética ha acumulado un beneficio neto de casi 10 millones de euros (9,62 millones), según las cuentas consolidadas entre 2014 y 2017. En este periodo, la empresa ha variado su estrategia internacional, abandonando tanto Venezuela como la República Checa, donde hasta el año pasado tenía filiales, y apostando por Italia, Bélgica y la República Dominicana. La firma espera alcanzar los 35 millones de facturación en 2018, según las previsiones del informe de gestión adjunto a las cuentas.

La memoria ofrece detalles de las dos últimas operaciones de adquisición de sociedades llevadas a cabo por Germaine de Capuccini: la compra de Saisons se cerró por 1,9 millones de euros, de los que al cierre del ejercicio estaban pendientes de desembolsar 500.000 euros; y la de la empresa 'competidora' Cosmética Cabinas, dueña de la marca Ainhoa y controlada por el presidente de Germaine de Capuccini desde 2014 (Raúl Vidal trabajó en Ainhoa durante su periplo fuera de la empresa familiar, en plena 'guerra' entre los herederos), por 1,3 millones mediante el otorgamiento de fianzas a entidades financieras por parte de Germaine de Capuccini. Al cierre del ejercicio, el número medio de personas empleadas por el grupo ascendía a 290.

Como adelantó en exclusiva Alicante Plaza el pasado 9 de enero, la firma de la familia Vidal acaba de llevar a cabo una importante operación de reducción de capital para expulsar del accionariado a la firma panameña Alhena International, controlada por su expresidente Jesús Vidal (padre de Raúl Vidal), que en algunos círculos se interpreta como un paso previo para poder escuchar ofertas por la sociedad. Alhena International tenía el 25% del capital a través de 49.000 acciones, que Germaine compró y amortizó para reducir su capital social en medio millón de euros, de los 1,2 millones de euros previos a los 685.000 en los que ha quedado fijado ahora.

Noticias relacionadas

next