Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

prevén su finalización para el 2023

Educación derribará el aulario pendiente de terminar del IES Pere Maria de Benidorm

27/07/2020 - 

BENIDORM. La Conselleria de Educación ha tomado la decisión de demoler el edificio pendiente de terminar desde 2011 en el IES Pere Maria Orts i Bosch de Benidorm. Lo tendrán que construir de nuevo, tal y como han señalado fuentes de la Generalitat a este diario. Y así se lo han comunicado ya al equipo directivo del centro y al Ampa. Según explicaron, se debe a las "grandes deficiencias estructurales" encontradas y que no se detectaron en 2009, cuando se licitaron las obras para la rehabilitación. Desde aquel entonces, el alumnado a estado estudiando en aulas prefabricadas.

La historia del centro es larga, y no ha tenido la mejor de las suertes. En 2011, cuando quedaba un 83% para terminar la obra, la adjudicataria, Construcciones Villegas SL, abandonó el proyecto por la difícil situación en la que se encontraba en esos momentos. 

En enero de 2018, y después de años peleando e incluso manifestaciones para que se retomaran los trabajos de alguna forma, el gobierno del Botànic conseguía desbloquear el asunto con una nueva adjudicación. Pero tres meses después, la empresa encargada, Constructora San José, se retiraba del proyecto al encontrar problemas en la estructura que no se les había comunicado y que implicaría mayor gasto. Desde aquel entonces, las obras han vuelto a dejar a los alumnos sin fecha para conocer la finalización del aulario nuevo.

"Los informes técnicos avalan que el coste de la construcción de un aulario nuevo es inferior en tiempo y dinero a reparar la estructura del viejo edificio", destaca el director general de Infraestructuras Educativas, Victor Garcia.

Según explican desde Educación, la reunión con la comunidad educativa estaba programada inicialmente para el 13 de marzo pasado, que es cuando Garcia tenía previsto presentarles la planificación de la Consellería para concluir las obras de ampliación de este centro iniciadas por el anterior Consell del PP y que deberían de haber acabado en julio de 2011. 

"Esa reunión se pospuso porque estábamos en pleno ascenso del pico de la pandemia de la covid-19. De hecho al día siguiente el Gobierno decreta el estado de alarma. Además, el decreto de alarma suspendió durante dos meses todos los procedimientos administrativos, por lo que hubo que esperar a que se levantara dicha suspensión para reconfigurar la planificación que la Dirección General de Infraestructuras", afirman estas mismas fuentes. 

Por esta razón, no pudo ser hasta el 25 de mayo (y por videoconferencia) cuando se reunió el director general con el director y el secretario del IES, la presidenta del AMPA del centro y el presidente de la coordinadora de AMPA de Benidorm.

Arrancar de cero una década después

En ese encuentro Víctor García ya explicó que "la reanudación de los trabajos arrancará de cero, puesto que la evaluación patológica de la estructura del aulario inacabado recomienda su demolición ante el elevado coste que supone reparar las graves deficiencias constructivas detectadas", subraya el director general. Así pues, en en el mismo lugar que ocupa el aulario a demoler se levantará otro nuevo adaptado a las necesidades educativas del centro y a la normativa constructiva actual.

El director general señala que el objetivo de la Consellería es que "en la primavera de 2023 concluyan las obras que pongan punto y final a la situación de provisionalidad del centro". La adecuación y ampliación de la IES Pere Maria Orts es una obra que la empresa pública Ciegsa de la anterior Administración del PP inició en julio de 2009 con un presupuesto de seis millones de euros y un plazo de ejecución de 24 meses. 

Como recuerda el departamento autonómico, las obras contemplaban la reforma del centro, que entonces contaba con único bloque formado por dos edificios con planta baja y dos alturas construidos en 1979 y 2000, más la construcción de un nuevo aulario y un gimnasio. El propósito era configurar un centro de 20 unidades de ESO, más los espacios correspondientes a 8 grupos de Bachillerato y 16 de FP, con un total de 1.360 plazas escolares. En octubre de 2011, cuando ya se había acabado la construcción del nuevo aulario y del gimnasio y se había realizado un 83% la reforma del antiguo edificio, la adjudicataria entró en concurso de acreedores y se paralizaron las obras.

Sin pruebas de carga en 2009

Como se decía, esta sería la tercera vez que el centro se somete a un proceso de licitación para las obras. La segunda descubrieron unas "graves patologías del forjado sanitario del antiguo aulario, un hecho no contemplado en el proyecto de rehabilitación original de Ciegsa y que no se había detectado hasta entonces porque no hay constancia de que en 2009 se llegaran a realizar las pertinentes pruebas de carga de la estructura del edificio", dice la Conselleria.

Foto: RAFA MOLINA.
Además, la rehabilitación proyectada en 2005 no contempla la adaptación del viejo aulario a la normativa de construcción sismorresistente, a pesar de que dicen estas mismas fuentes que Benidorm se encuentra en una zona de nivel medio de peligrosidad sísmica. "Esto, junto al alta ocupación del bloque, unas 500 personas, hace necesario fijar un nivel 'especial' de medidas constructivas antiterremotos", apuntan.

Todo ello junto a los desperfectos causados por vandalismo que ha sufrido el edificio después de 8 años de abandono, se traducen en un modificado mínimo de más de medio millón de euros, cerca de un 40 % sobre el presupuesto de adjudicación del acabado de la rehabilitación de un bloque donde la mayor parte de estructuras están amortizadas al superar los 40 años de antigüedad. Con la ley en la mano, se supera el 20% permitido y por tanto, hay que hacer una nueva licitación. Hay que tener en cuenta que hay que demoler y volver a reponer la parte del edificio que se tiene que retirar para reconstruir el forjado sanitario.

"Una vez resuelto el contrato, hemos puesto el reloj a cero con el inicio de la tramitación de la licitación de la redacción de un nuevo proyecto de obras que contemple la demolición del ala antigua del IES y la construcción de un aulario totalmente nuevo", detalla el director general de Infraestructuras Educativas.

Victor Garcia, asegura, que esta decisión "está fundamentada en los informes de los técnicos de la Dirección General de Infraestructuras Educativas, que avalan que el coste de construir un aulario de nueva planta es inferior en tiempo y dinero a la intervención que se tendría que hacer para reparar la estructura del viejo edificio, adaptarla a la normativa antisísmica y a las necesidades educativas del instituto". Además, concluye, "con la obra nueva garantizamos una vida útil del aulario de un mínimo de 50 años, mucho más de lo que ofrece una rehabilitación".

Planificación de actuaciones

En la reunión del 20 de mayo presentaron a la comunidad educativa la actualización del Programa de Necesidades Educativas de l'IES Pere Maria Orts, que prevé que el centro gane una línea de más de ESO (pasará de las 16 unidades actuales a 20), otra de Bachillerato (pasará de 6 unidades a 8) y gane tres aulas más de FP (ahora tiene 13 y contará con 16).

Según Conselleria, el equipo directivo del instituto pidió poder supervisar dicho programa de necesidades y la Dirección General de Infraestructuras accedió. Una vez revisadas las propuestas del instituto, la Consellería las ha avalado: ahora incluyen dos salas polivalentes, en vez de una, y aumentan los espacios administrativos con un despacho para la vicedirección del centro que no estaba previsto, entre otros cambios. 

En la reunión ya en persona el 25 de junio pasado en el instituto, con la dirección y el Ampa, Víctor García presentó el programa de necesidades educativa definitivo con la incorporación de las demandas del centro.

Julio, mes clave

En esta segunda reunión, el director general de Infraestructuras Educativas avanzó a la comunidad educativa que antes de que acabe este mes de julio se firmará la orden de licitación de la redacción del proyecto de la obra por la construcción del nuevo aulario y que la previsión es que a finales de año esté adjudicada. Paralelamente, como ya hay un proyecto básico, se iniciará la solicitud de licencia de obra ante el Ayuntamiento de Benidorm.

El proyecto del nuevo aulario, que una vez se adjudique se tendrá que redactar en un plazo de seis meses, permitirá establecer el presupuesto de la nueva construcción y poder así licitar las obras en verano 2021. El calendario establecido por Infraestructuras Educativas de la Generalitat estima que las obras se podrán adjudicar a finales de 2021 y, por tanto, comenzar en el primer trimestre de 2022 y estar acabadas en la primavera de 2023 puesto que su plazo de ejecución será de 15 meses.

Noticias relacionadas

next
x