X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ensayos en una primera vía a partir de la próxima semana 

FGV lanza las pruebas del túnel del tranvía en Serra Grossa: ¿y luego qué?  

15/10/2018 - 

ALICANTE. La empresa pública Ferrocarrils de la Generalitat (FGV), operadora de los servicios de Metro València y del Tram d'Alacant, se prepara para estrenar el túnel del tranvía de Alicante construido bajo la Serra Grossa. Las pruebas de funcionamiento del nuevo tramo -de 1.477 metros de longitud- comenzarán, salvo imprevisto de última hora, a mediados de la próxima semana, de acuerdo con los plazos programados en un principio. 

Los trenes comenzarán a circular todavía sin pasaje con el propósito de evaluar el funcionamiento de la plataforma en una primera vía de las dos de las que se compone, como sucede en el resto de los recorridos en subterráneo, entre la estación del Marq y la de Luceros. En principio, se pretende que al menos esa primera vía pueda ponerse en servicio, ya con viajeros, antes de que finalice el año, como anunciaron el presidente del Consell, Ximo Puig, y la consellera de Infraestructuras, María José Salvador, en su visita al reinicio de las obras, hace un año.

Como informó Alicante Plaza, la construcción del tramo quedó paralizada en 2013, con el PP en el Palau de la Generalitat, por falta de disponibilidad presupuestaria cuando todavía faltaba por finalizar cerca del 30% de sus obras. El actual Consell se comprometió a finalizar su ejecución y pactó la reactivación del contrato con las adjudicatarias (FCC y Ortiz e Hijos) en julio de 2017. Para entonces, todavía se debían desarrollar trabajos por un importe de 9 millones, en su mayor parte relacionados con el revestimiento del túnel y la instalación de la infraestructura tranviaria (vías, catenaria, sistemas de seguridad, etc.)  


La entrada en funcionamiento del túnel permitirá mejorar las prestaciones de toda la red Tram, ya que se suprimirá el tramo en vía única que actualmente discurre en paralelo a la fachada litoral, en la avenida de Villajoyosa: un auténtico cuello de botella para el funcionamiento de la red. Con ello, se ganará velocidad comercial, se procurará mayor puntualidad y, además, se abrirá la posibilidad de aumentar frecuencias de paso en determinadas franjas horarias con picos de demanda.

Por el momento, se desconocen los detalles de esa futura operativa y, en realidad, no se comenzarán a concretar hasta que estén en marcha las dos vías del tramo en túnel a pleno rendimiento. Como muy pronto, según las fuentes consultadas, eso podría suceder en los primeros dos meses de 2019. A partir de entonces, como también ha publicado este diario, se abordará la retirada de las vías actuales, paralelas a la franja marítima, con el objetivo de abrir paso a su reconversión en vía verde, con recorrido peatonal y vía ciclista.

La finalización de las obras del túnel, además, supone un hito en el desarrollo del proyecto del Tram d'Alacant que comenzó a gestarse hace más de 15 años, con la electrificación del servicio del antiguo trenet entre Alicante y El Campello. Ese tramo bajo la Serra Grossa es el penúltimo de la red planificada y aprobada hasta ahora que continuaba pendiente de conclusión. ¿Cuál es ahora ese último tramo aún por terminar y ponerse en funcionamiento? Uno que también resulta determinante para la mejora de la explotación: la prolongación del trazado subterráneo actual desde la estación de Luceros hasta la terminal de Renfe. 

Lo cierto es que se trata de un tramo ya construido bajo la avenida de la Estación a expensas de que se complete en una distancia de menos de 200 metros hasta conectar con la parada término del ferrocarril, en el otro extremo de la avenida de Salamanca. De hecho, su puesta en marcha se supeditó a la construcción de la llamada estación intermodal de Renfe, en la que debían agruparse trenes, autobuses interurbanos y tranvía. Sin embargo, esa estación continúa en el aire, supeditada desde el año 2003 a las plusvalías que se generasen con la reurbanización de los terrenos liberados de las vías (unos 220.000 metros cuadrados de techo edificable, como ya se precisó entonces), después de que se construyese el acceso soterrado del AVE.

La sociedad Avant (participada por el Ministerio de Fomento, la Conselleria de Obras Públicas y el Ayuntamiento de Alicante) debatió, el pasado julio, la posibilidad de que se habilitase algún tipo de conexión provisional entre ese tramo y la estación de Renfe, de modo que el tranvía pudiese circular también bajo la avenida de la Estación. Sin embargo, no se ha producido ningún avance sobre el estudio de esa alternativa más de un año después.   

En todo caso, una vez estrenado ese último tramo, ¿cuál puede ser después el futuro de la red? ¿Qué queda por hacer? ¿Existe alguna previsión de ampliar las líneas existentes o de abrir otras nuevas? Por el momento, la prioridad de la Conselleria de Infraestructuras y Obras Públicas ha sido la de completar obras pendientes y modernizar el servicio entre Benidorm y Dénia. No hay calendario conocido para ninguna actuación posterior, ni tampoco predisposición presupuestaria como para acometer nuevas inversiones de calado. 

Tras el estreno de Serra Grossa, queda por poner en servicio la conexión entre Luceros y Renfe, y existen planes, sin presupuesto ni calendario, para la prolongación hasta Babel

Con todo, sí existen planos y proyectos heredados de mandatos pasados para desarrollar un nuevo ramal hacia el barrio de Babel como punto de partida de una futura prolongación hasta el aeropuerto de Alicante-Elche. Esa actuación también estaba vinculada a la construcción de la estación intermodal, por lo que cualquier posible intento de desarrollarla tendría que sortear, primero, la incertidumbre que pesa sobre esa infraestructura. 

También existe programación y planes de reserva de suelo para prolongar la Línea 2 en el casco urbano del municipio de San Vicente con el propósito de que su trazado se extienda desde la parada término actual, en el Centro de Salud II, hasta el Hospital, en el extremo norte del término municipal. En cualquier caso, el desarrollo de estas dos actuaciones (tranvía a Babel o prolongación de la Línea 2) continúan siendo poco más que declaraciones de intenciones.   

Noticias relacionadas

next