X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

salón subterráneo con capacidad para 500 personas sin uso desde 2007  

FGV define la reforma de la estación de Mercado para abrir al público su 'auditorio fantasma'  

19/01/2020 - 

ALICANTE. Se construyó en 2007 como espacio ganado a la propia estación de Mercado, en la confluencia entre la avenida Alfonso el Sabio con la calle San Vicente y la avenida de La Rambla. Y sigue sin tener uso desde entonces. Ahora, casi 13 años después, al menos ya cuenta con un proyecto definido que permitiría su apertura al público en cuanto se considere oportuno. Se trata del salón que se habilitó durante las obras de la estación de Mercado, justo sobre sus andenes: una superficie completamente diáfana y en estado bruto de 900 metros cuadrados, susceptible de convertirse en un auditorio con capacidad para 500 personas.

La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, a través de la empresa pública Ferrocarrils de la Generalitat (FGV), ha trazado una propuesta de reforma de la propia estación con el fin de procurar nuevos accesos y salidas de emergencia a esa sala oculta, de modo que no sea necesario atravesar la línea de máquinas canceladoras para llegar hasta su interior, como sucede ahora. El proyecto incluye, además, la finalización de su equipamiento interno para que pueda albergar el desarrollo de presentaciones, conferencias, o eventos de pequeño formato.

Fuentes de FGV consultadas por Alicante Plaza apuntaron que la ejecución de esas obras de acondicionamiento no figura entre las prioridades de la agenda de la conselleria para este ejercicio, en las que sí figura la modernización de la Línea 9, por ejemplo. Ni siquiera se cuenta con la seguridad de que pueda desarrollarse a dos años vista. Pero, según las mismas fuentes, a medio plazo sí se mantiene la intención de poner en valor dicho espacio (generado por las necesidades de alcanzar una determinada cota de profundidad para ubicar la estación), ya que podría jugar un papel estratégico como sede de celebración de eventos, por su ubicación en pleno centro de la ciudad.  

Lo cierto es que el Ayuntamiento de Alicante ya se interesó hace dos años por la puesta en uso de ese espacio para convertirlo en un equipamiento social y cultural tras conseguir su cesión. En ese momento, FGV ya respondió con el anuncio de un estudio de posibilidades que ha acabado fraguando en un proyecto de reforma y acondicionamiento, en el que se procura que la sala pueda reunir los parámetros de seguridad necesarios para poder acoger actos públicos.

Hasta el momento no hay nada decidido sobre su destino concreto, ni sobre el momento en el que podría acometerse esas obras de reforma; pero -salvo que se negocie una cesión al ayuntamiento- sí parece claro el objetivo de que el espacio permanezca bajo la gestión de FGV.

Noticias relacionadas

next
x