X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

los 'populares' crecen en alicante y benidorm; los socialistas, en alcoy y elda

Elecciones 26M: los votantes premian a los gobiernos en minoría que no anticiparon pactos

28/05/2019 - 

ALICANTE. Los electores empatizan con los gobiernos en minoría en las grandes poblaciones de la provincia de Alicante. Si algo se ha evidenciado con los resultados del 26M en la mano es que los partidos que han ostentado la responsabilidad de gestionar sin tener el control absoluto del pleno, y sin estar sujetos a pactos estables con otras fuerzas a lo largo de todo el mandato, han logrado un bonus de confianza electoral. 

Algunos incluso han crecido hasta lograr la mayoría absoluta. Otros se han quedado al borde de conseguirla. Y otros, han sumado nuevos votantes para afianzarse como lista más votada. Ese premio extra se ha percibido especialmente en aquellos casos en los que no se ha aventurado una preferencia de pacto concreta antes de la cita con las urnas. 

De hecho, quienes sí han expresado predisposición a aliarse con otros partidos en un gesto de transparencia, han resultado penalizados. De ahí que, como ha contado este diario, algunas candidaturas hayan insistido en una indefinición consciente con el objetivo captar votos desde todas las posiciones ideológicas. Máxime cuando lo que estaba en juego era convertirse en la candidatura más votada y cerrar la puerta a otras alianzas para mantener viva la posibilidad de gobernar en solitario.   


Existen al menos cuatro ejemplos claros que confirman esa expansión. Se trata de los casos de Alicante, Benidorm, Alcoy y Elda. 

En el primer caso, Alicante ciudad, el PP rentabiliza el año de gestión en situación de minoría (8 ediles de 29 posibles) que inauguró el pasado abril para ganar 987 votos más que en 2015 que le reportan un concejal más. Y lo que tiene todavía más trascendencia: la del PP se consolida como lista más votada, sin posibilidad de pacto natural que pueda sumar mayoría absoluta de manera automática. Podría configurarse un acuerdo entre PSOE y Cs con respaldo de Unides Podem EU o de Compromís para la investidura del candidato socialista, pero esa posibilidad debería pasar el filtro de la cúpula del partido de Albert Rivera. Y, aunque no se descarta, tampoco será fácil que se autorice. 

En el caso de Benidorm, ocurre otro tanto de los mismo. El PP de Toni Pérez, que gobernaba en situación de minoría desde 2015 con 8 concejales de 25, logra supera ahora todas las expectativas hasta alcanzar la mayoría absoluta: 13 representantes.

En Alcoy, el PSPV de Toni Francés también decidió afrontar un mandato en minoría en 2015, después de que su alianza previa con Compromís y l'Entesa saltase por los aires en el mandato precedente. En este último periodo político ha gobernado con 9 ediles de 25 posibles, con una estrategia de acuerdos puntuales con otras fuerzas políticas. Ahora, cuatro años después, crece y alcanza los 12 ediles; a sólo uno de la mayoría absoluta. 

Y lo mismo sucede con el PSOE de Elda. Rubén Alfaro, con 9 ediles, sí se apoyó en los 2 votos de los que disponía Compromís durante parte del mandato que acaba de finalizar, aunque juntos no sumaban mayoría absoluta. Tras la noche electoral del 26M, no necesita aliados: logró 13 concejales de 25 posibles. 

Noticias relacionadas

next
x