reunión en madrid la próxima semana

Elche y Costas estudiarán las alternativas tras la marcha de la empresa del hotel de Arenales

18/02/2017 - 

ELCHE. El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Elche mantendrá una reunión la próxima semana con la Dirección General de Costas en Madrid para abordar la renuncia de la empresa Princesol a terminar el proyecto de rehabilitación del hotel de Arenales del Sol y analizar las alternativas. Como ha publicado Alicante Plaza, la firma ha considerado que las condiciones que impone Costas al proyecto lo hacen inasumible, y no solo renuncia a ejecutarlo sino que estudia reclamar una compensación económica al Gobierno y al Consistorio.

El Ayuntamiento, en cualquier caso, no tiene constancia de esta renuncia, aunque fuentes de la empresa la confirmaron este jueves a este diario. En el encuentro del próximo martes en Madrid preguntarán a la Dirección General de Costas los motivos por los que aún no se ha resuelto el expediente de infracción urbanística que paralizó las obras el pasado mes de junio. Según Tele Elx, el alcalde, Carlos González, la portavoz del gobierno, Mireia Mollà, y el edil de Urbanismo José Manuel Sánchez acudirán a Madrid para conocer el estado en que se encuentra el expediente que paralizó el pasado mes de junio las obras de rehabilitación.

En diciembre, no obstante, Costas anunció que autorizaba las obras de demolición del antiguo hotel para que Princesol pudiera continuar con el proyecto de rehabilitación, autorizado en la anterior legislatura por el gobierno del PP. Según Mollà, los responsables de Costas aseguraron en la última reunión que la rehabilitación se autorizó por orden judicial en contra de la opinión del Ministerio. De ahí la complejidad de la resolución de este expediente, a jucio del actual equipo de gobierno, que niega que su postura sobre el proyecto haya tenido nada que ver con la marcha de la empresa.

El proyecto de Princesol (del grupo Benisol) pasaba por recuperar el antiguo hotel de Arenales del Sol como establecimiento hotelero de cuatro estrellas, para lo que la empresa tenía previsto invertir unos 15 millones. Pero tras la paralización en el verano de 2016 y la autorización parcial de diciembre, la empresa ha decidido que no puede seguir adelante con las condiciones que le ha impuesto la Dirección General de Costas, después de la sanción de 80.000 euros, y las medidas de seguridad para llevar a cabo la demolición parcial. Según el director técnico de la obra, Florentino Regalado, "si aplicamos la alternativa que nos dice Costas, se incumplen la mayoría de las leyes de la construcción".

En su momento, el pasado mes de diciembre, Regalado ya comentó, en declaraciones a Alicante Plaza, que la redacción de los permisos debía realizarse "de una manera que sea razonable y asumible por parte de todos". Y a tenor de los resultados, ese permiso "tiene matices discutibles legalmente y, por tanto, los abogados lo van a analizar y en función de lo que nos digan tomaremos las medidas técnicas adecuadas para dejar aquello con la seguridad que exige la obra".

Ahora, dos meses después de esa resolución, la empresa ha decidido prescindir del proyecto y así lo ha he hecho constar ya a la Dirección General de Costas. El concejal de Urbanismo, por su parte, recuerda que el consistorio ha sido escrupuloso con las condiciones marcadas por Costas, y defiende que la empresa no hizo bien su primera intervención y de ahí que se le impusiera la sanción de 80.000 euros.

Noticias relacionadas

next
x