X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

saca a exposición pública los planes del centro y casco antiguo 

El tripartito prorroga un año la suspensión de licencias para pubs en el centro de Alicante

23/08/2017 - 

ALICANTE. La concesión de licencias para nuevos pubs o locales de ocio con ambientación musical seguirá suspendida un año más en el centro de Alicante. La suspensión acordada en agosto de 2016 vencía este jueves, pero la Junta de Gobierno Local ha aprobado la exposición pública durante 45 días de la modificación en los planes especiales del Centro Tradicional y el Casco Antiguo, lo que permite prorrogar durante un año la medida acordada el pasado verano.

Así lo ha indicado el vicealcalde y responsable de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón, (Guanyar) en un comunicado, en el que señala que someter a exposición pública la modificación del planeamiento en el centro era un "trámite imprescindible" para mantener la suspensión dos años (el máximo que permite la Ley) de "actividades que por su concentración son susceptibles de ocasionar molestias a los vecinos, hasta que se lleve a cabo una nueva regulación del uso terciario". El objetivo de la suspensión de licencias es el de "facilitar el estudio o reforma de la ordenación urbanística de las zonas y calles en las que se concentra la actividad en el Casco Antiguo y el Centro Tradicional", de cara a compatibilizar el uso residencial con las actividades recreativas y de ocio.

La suspensión, puntualiza el vicealcalde, partió de la reunión mantenida entre vecinos, hosteleros y Ayuntamiento, en el marco de la Mesa de Trabajo sobre veladores en 2016, y "en cumplimiento del Pacto de Gobierno en el que los tres grupos municipales (PSOE, Guanyar Alacant y Compromís), nos comprometimos a atajar el grave desequilibrio que se dio durante los años de gobierno popular, por la proliferación, sin control, de locales de ocio en el Centro Tradicional y el Casco Antiguo".

La suspensión, que  entró en vigor el pasado 25 de agosto de 2016, es aplicable a la "tramitación y el otorgamiento de licencias de construcción de edificaciones, ampliación de las existentes o de acondicionamiento para el cambio de actividad destinadas a la implantación o ampliación de cafés-teatro; cafés-concierto; cafés-cantante; salas de fiesta; discotecas; salas de baile; pubs; salón-lounge; restaurantes, bares, cafeterías y salones, con música; casinos; salones de máquinas de azar; bingos y otros locales de reunión con ambientación o amenización musical", más allá de la 1.30 de la madrugada.  

El objetivo fundamental de la modificación, argumentan desde la Oficina del Plan General y de Planeamiento (autores del documento estratégico y de la propuesta de acuerdo), es evitar que se incremente el número de locales susceptibles de generar molestias o que se extiendan por el resto del Casco Antiguo y del Centro Tradicional. "Se intenta garantizar que las nuevas aperturas tengan lugar de forma ordenada y sostenible, estableciendo, junto al parámetro de distancia mínima que ya figura en la normativa del plan, un nuevo parámetro de densidad máxima, a partir del cual se impedirá la proliferación de locales del mismo tipo".

La modificación trata de evitar las áreas monofuncionales (que tan solo se limite a locales de ocio) desde el punto de vista de la actividad terciaria, lo que propiciará una mayor mezcla de usos y la introducción de nuevas actividades, permitiendo "un adecuado equilibrio urbanístico", aunque se permitirá la implantación de actividades de Tipo II (todas aquella que producen molestias a partir de las 1.30 horas), bajo ciertas condiciones.

El documento propone, además, redelimitar la actual Área Saturada del Casco Antiguo, que hace referencia específicamente a restringir la proliferación de un tipo determinado de locales, sin adoptar más medidas, para extenderla a la totalidad de la calle de San Isidro, la Plaza de San Cristóbal, la calle de Zaragoza y la calle de Nelson Mandela, y hacerla extensiva a la zona contigua del Centro Tradicional. En concreto, a las calles Médico Pascual Pérez, del Teatro y del Duque de Zaragoza, de San Ildefonso y Tío Cuc y, en sentido perpendicular a éstas, en las calles de Tomás López Torregrosa, Avenida de la Constitución y Castaños. De esta forma, se limitará la saturación a "dos zonas, una en el Casco Antiguo casi coincidente con la actual y otra en el Centro Tradicional en el entorno de Castaños", concluye el vicealcalde.

Noticias relacionadas

next