Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 1 de diciembre y se habla de NAVICO DIGITAL LAB altea benidorm alicante puerto dachser project h hawkers

el banco crea un algoritmo de ia para prever la evolución de la pandemia

El Sabadell postcovid: cierre de 50 oficinas, 2.000 bajas y reestructuración de centros corporativos

31/10/2020 - 

ALICANTE. El Banco Sabadell ha acelerado su plan de eficiencia tras el estallido de la pandemia del coronavirus: menos estructura, menos presencia en la calle y menos plantilla. Según avanzó este viernes su consejero delegado, Jaime Guardiola, en la presentación de resultados del tercer trimestre (203 millones de beneficio, un 74% menos que el mismo periodo del año anterior), la entidad va a reestructurar sus centros corporativos (en Alicante, Barcelona, Sabadell, Madrid y Asturias) para centralizar algunas funciones y dejar de duplicar trabajos. Un paso más después de haber reducido el outsourcing al redistribuir tareas entre su plantilla interna 'liberada' con el cierre de oficinas.

Guardiola no quiso concretar, porque según dijo el plan está aún en una fase incipiente, cómo afectará esa reestructuración a la provincia. Cabe recordar que el Banco Sabadell tiene su sede en la avenida Óscar Esplá de Alicante, la antigua sede de la CAM, desde 2017. Y que en Alicante se gestionan algunas parcelas como la informática o la atención telefónica. Hace dos años, el presidente del banco, Josep Oliu, aseguraba que estaban valorando reforzar el equipo tecnológico alicantino y centralizar aquí todas esas gestiones, pero el paso nunca se dio. El cierre de oficinas, en buena lógica, también podría afectar más a la provincia, dado que el Sabadell tiene todavía una fuerte presencia en la calle al haber heredado la red comercial de la extinta caja.


Sin embargo, lo único que se conoce por el momento sobre este plan de eficiencia "acelerado" por la pandemia y los cambios de hábitos de los clientes es que la entidad quiere reducir su plantilla en 2.000 personas, y que hará todo lo posible para alcanzar esa cifra con prejubilaciones y bajas incentivadas, sin tener que recurrir a un ERE. En el tercer trimestre del año, el Sabadell ha cerrado 50 oficinas más (sucursales que se cerraron temporalmente en el primer estado de alarma y que luego ya no se reabrieron) y supera en mucho el objetivo inicial para este año, que eran 140 cierres.

La adaptación del Banco Sabadell a los nuevos tiempos no se traduce solo en una estructura más ligera y menos 'ladrillo', con una fuerta apuesta por el autoservicio incluso para productos "poco complejos", según Guardiola, sino por una constante mejora de su yo digital. Así, no solo se han lanzado apps específicas desarrolladas por el laboratorio de innovación de la entidad, sino incluso un algoritmo basado en Inteligencia Artificial para tratar de anticipar la evolución de la pandemia y su impacto en las finanzas de los clientes, para poder tomar decisiones y adaptarse.

Cifras 'estándar' tras el terremoto

Al margen del resultado al cierre del trimestre, que supone una caída del 74% respecto al mismo periodo del año anterior (203 millones) por las fuertes provisiones realizadas por el banco a raíz de la pandemia, unos 500 millones de euros, las grandes cifras del negocio bancario vuelven a sus valores normales, según la presentación del consejero delegado. Así, la actividad comercial se acerca a los niveles prepandemia, con un 17% de cuota de mercado en los TPV de los comercios, aunque el uso de tarjetas de crédito baja (incluso mejorando el dato de 2019) porque el Sabadell tiene muchas tarjetas corporativas que han estado paradas.


Los créditos hipotecarios siguen por debajo de su nivel precovid, aunque septiembre fue muy positivo y, con 965 millones de euros concedidos, mejoró el dato de 2019. En este sentido, la moratoria de las hipotecas por el estado de alarma ya ha vencido, y el Sabadell tiene aún vigentes 2.600 millones de euros de la mora ordinaria, un volúmen 'estándar' según Guardiola. En cuanto a los ICO, se han concedido 10.500 millones de euros y están en estudio otros 1.500 millones. Tras la avalancha de la pasada primavera, la demanda de este tipo de crédito ha bajado de forma notable.

Noticias relacionadas

next
x