X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el concurso advierte de que la concesión debería ser compatible con la etapa de salida 

El Puerto abre hueco a la 'nueva Volvo': insta a los inversores a darle encaje en la futura marina

2/04/2019 - 

ALICANTE. Cualquier inversor que esté interesado en construir y explotar la nueva marina deportiva proyectada por la Autoridad Portuaria de Alicante, entre los muelles 10, 12 y 14 del dique de Levante, está advertido oficialmente sobre la conveniencia de compatibilizar su concesión con el desarrollo de las dos próximas etapas de salida de la vuelta al mundo a vela, ahora conocida como The Ocean Race, tras la marcha de Volvo al frente de su organización. Se trata de las dos ediciones comprometidas por contrato por el Consell con los nuevos dueños de la competición, Atlant Ocean Racing Spain. 

Esa advertencia figura expresamente en las bases del concurso, aunque, eso sí, solo a modo de recomendación. En concreto únicamente se alude a la posibilidad de hacer compatible los usos a los que se dé cabida en la futura explotación con la celebración de la prueba náutica, ya que, según las fuentes consultadas, no existe la posibilidad legal de obligar al concesionario a asumir su desarrollo, al tratarse de un evento de carácter privado. Máxime, además, cuando no existe garantía absoluta de que la prueba náutica vaya a quedar ligada a Alicante de manera permanente, más allá de esas dos ediciones ya firmadas.   

Así, el pliego del concurso recoge textualmente: "El licitador deberá tener en cuenta, a la hora de confeccionar su oferta, la posible compatibilización con la celebración de la Salida de la Regata Vuelta al Mundo a Vela desde el Puerto de Alicante en los años 2021 y 2025". Se trata, así, de no dar un paso más de lo que permite el marco legal, pero tampoco un paso menos, para facilitar la cobertura a una competición por la que ha apostado la propia Generalitat, a través de la Sociedad Proyectos Temáticos (SPTCV). De hecho, según las fuentes consultadas, la sociedad pública es conocedora de la situación y del marco en el que queda la celebración de la regata a partir de la resolución del concurso.

¿Qué sucedería en el caso de que el futuro concesionario de la marina deportiva no tenga en cuenta el desarrollo del evento? Según las fuentes consultadas, la Autoridad Portuaria siempre dispondría de espacios alternativos para reorientar la salida de los barcos que tomen parte de la competición, por lo que, en principio, no debería existir impedimento físico para su desarrollo.

Por lo que respecta al resto de requisitos del concurso, a grandes rasgos ya son conocidos. Los licitadores podrán optar por el conjunto del espacio o hacerlo por una o varias de las seis subzonas en las que se ha dividido. La superficie disponible para la construcción de la nueva marina es de 106.500 metros cuadrados, de los que 67.230 corresponden a lámina de agua y y 39.270 a superficie en tierra. 

Los licitadores podrán pujar por la ocupación total de los tres muelles o por las seis zonas distintas en las que se plantea dividirlos   

Así, los inversores interesados podrían pujar por la ocupación total de ese ámbito o presentar oferta por dos zonas distintas de lámina de agua, por la línea de atraque (748 metros lineales), por tres zonas de tierra diferenciadas de entre 8.600 y 11.500 metros cuadrados.

El concurso se convoca por un plazo de concesión máximo de 35 años a cambio de asumir obras por un volumen de inversión de 30 millones. No obstante, también se puede optar por plazos más reducidos con un mínimo de 10 años de duración y 10 millones.

Al margen del coste de las obras para configurar las instalaciones de la marina, el concesionario (o los concesionarios, en el caso de adjudicarse por zonas) deberá asumir el pago de tasas de explotación al Puerto. El plazo de admisión de ofertas se cerrará el próximo 2 de agosto y la apertura de sobres se producirá el 29 de ese mes. A partir de entonces se producirá la valoración técnica de las plicas presentadas y se elevará una propuesta de adjudicación para que el consejo de administración resuelva. 

El desarrollo de la nueva marina deportiva está supeditada a la entrada en vigor de la modificación número 5 del Plan Especial del Puerto de Alicante, ahora en fase de resolución de alegaciones. La Autoridad Portuaria defendió su convocatoria en paralelo para solapar plazos. 

Noticias relacionadas

next
x