X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

concurso paralelo al cambio del plan especial, su nueva ordenación

El Puerto se da hasta marzo para licitar otra marina en la Zona Volvo sin ocio ni bloques pantalla

18/01/2019 - 

ALICANTE. La llamada Zona Volvo del Puerto de Alicante, en el muelle de Levante, se encarrila finalmente hacia su transformación. La Autoridad Portuaria de Alicante sopesa licitar su explotación comercial esta primavera para dar pie a la configuración de una nueva marina náutico-deportiva en la explanada que viene siendo utilizada desde 2008 como punto de arranque de la vuelta al mundo a vela, ahora rebautizada como The Ocean Race por sus nuevos propietarios

Como ya ha publicado Alicante Plaza, el objetivo de ese concurso es dar a ese espacio (ahora prácticamente abandonado) una nueva vida en la que se contemplen usos hosteleros, comerciales, oficinas o artesanales asociados a la actividad náutica deportiva de modo que pueda funcionar como una especie de Race Village permanente. Fuentes portuarias precisaron que se trataría de dar continuidad a usos similares a los que ya se encuentran en la marina del mismo muelle de Levante, gestionadas por Marina Deportiva y Comercial Marina Deportiva, aunque sin contemplar nuevos locales de ocio ni, en principio, los alojamientos temporales (hoteles), que sí se amparan en esta zona. Sí tendría cabida, por ejemplo, una escuela náutica o un varadero artesanal, además de restaurantes y tiendas.  

Además, para el desarrollo de la nueva marina, se establecen las mismas condiciones de altura de las que ya existen en ese espacio precedente: un máximo de 7 metros, frente a los 12 que, según las mismas fuentes, se permite en el Plan Especial del Puerto para las llamadas zonas de integración puerto-ciudad (los bordes del recinto portuario con la trama urbana).

La configuración concreta de ese ámbito objeto del concurso, entre el edificio que acoge el museo de la regata y el control de acceso a la terminal marítima de cruceros, quedará abierta a las propuestas y sugerencias de los licitadores interesados. Y, una vez escogida la propuesta que se considere idónea, se someterá al trámite habitual de exposición al público para que puedan presentarse alegaciones, según incidieron las mismas fuentes.

Eso sí, todo ese desenlace queda supeditado a que se apruebe el la modificación puntual número 5 del Plan Especial del Puerto que precisamente está ahora en fase de alegaciones, después de haber obtenido el visto bueno de la Conselleria de Medio Ambiente. Se trata de un cambio en la ordenación de ese sector con el que se pretende revisar y ajustar a su realidad actual. En ese documento, por ejemplo, todavía se hace constar la existencia de la terminal marítima de Orán (trasladada desde 2007 a la zona de ampliación sur, en Poniente) en el emplazamiento que ahora ocupa el museo de la regata.

La modificación puntual también afecta al sector comprendido entre Panoramis y la estación provisional de autobuses, en el que se quiere dar cabida a oficinas o comercios

La modificación puntual también afecta a la zona del muelle de Poniente que comprende desde Panoramis hasta el edificio del Instituto Social de la Marina. En ese espacio se incluye fundamentalmente el barrio de Helidoro Madrona, un estacionamiento en altura, el edificio del centro de negocios que gestiona BWA y la terminal provisional de autobuses, además de algunos almacenes industriales con concesiones en vigor. Con la modificación propuesta se permite esa misma actividad industrial como medida de transición, persiste el uso dotacional de la estación, así como el estacionamiento, y se pretende dar cabida a oficinas y otras actividades terciarias. En ese ámbito, en el borde con la trama urbana, se permiten edificaciones de hasta 12 metros de altura.

El plazo para el registro de alegaciones frente a esa modificación especial concluye el próximo mes de febrero. Como ha publicado este diario, el Ayuntamiento de Alicante ya ha registrado las suyas, a través de un documento en el que rechaza el cambio de ordenación propuesto tras alertar de que, según las conclusiones de sus técnicos, daría cabida a más actividades relacionadas con el ocio y ampararía la creación de muros sin límite de altura.

En principio, la previsión que maneja la Autoridad Portuaria es que la modificación del Plan Especial pueda quedar aprobado este verano. Así, se pretendería acompasar el trámite administrativo de ese plan con la convocatoria del concurso sobre la explotación del muelle de Levante para poder hacer efectiva su adjudicación.          

Noticias relacionadas

next
x