Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Leyendas del rock 2019

El público se rinde ante unos irreverentes Airbourne en un viernes de leyenda

Los australianos deleitan con un impecable baile de riffs en un escenario principal abarrotado. Uno de los grandes esperados, Dee Snider, cancela su actuación por problemas de vuelo

10/08/2019 - 

VILLENA. El festival Leyendas del Rock 2019 va camino de hacer historia, y eso que aún falta este sábado. El ‘tinglao’ lo abrieron ayer los de Crisix, trash metal directamente traído de Igualada. También gustó Avatar, con una puesta en escena singular. La banda sueca de metal fundada en Gotemburgo en el año 2001 dejó una ristra de fans locos por seguir su ritmo, y fácilmente identificables al estilo más ‘clown’. Una grata sorpresa fue la invasión céltica en el Mark Reale Stage, los de Eluveitie, grupo suizo de folk metal originario de Winterthur, Zúrich, que peinaron con sus múltiples instrumentos y voces una propuesta de death metal melódico para chuparse los dedos. La mala noticia fue que, debido a la cancelación de vuelos por problemas meteorológicos, uno de los más esperados, Dee Snider, no puedo aterrizar anoche en el Leyendas. La verdad, ni tan mal, para nada, lo hicieron sus sustitutos, que cambiaron de escenario pequeño a grande: la actuación de Beast in Black hizo vibrar desde las 21.10 horas a todo el polideportivo villenero.

Arrodillados ante el Dios del hard rock

A eso de las 22.30 de la noche, la tragedia estaba por mascarse. Los O'Keeffe y compañía ya prometieron que su viaje desde Australia no iba a ser en balde. Menudo espectáculo el que ofreció Airbourne: las palabras se quedan cortas para describir esa electricidad infinita, ese chute imparable de guitarras, para arriba y para abajo, y vice versa. Los tickets para montarse a este roller coaster ya se vendían anticipadamente: de hecho, era una de las bandas predilectas de los leyenderos para este año. Que si giros de melena, voceríos, vasos de cerveza y de whisky Jack Daniel’s, volaron por los aires durante cerca de una hora y media. No faltó el homenaje a Lemmy Kilmister y el deseado ‘It's All For Rock 'N' Roll’. El reverendo Joel nos hizo arrodillarnos, de manera inclemente, a su guitarra, disfrutando de sus malabarismos y sus movimientos de cadera.

El relevo lo cogió, con mucha melodía, unos habituales que no defraudan y que cuentan siempre con un grupo fiel de seguidores: Warcry. Los asturianos rompieron el silencio sucumbiendo en un viaje hacia ninguna parte, y a la vez, bello, donde el no retorno es por decisión propia. Mientras tanto, la situación en el Mark Reale Stage no era nada despreciable: siguiendo la pista de Dünedain, entre otros, llegaron grupos como Unleashed, buen death metal del sueco, con tres décadas a las espaldas. Brutales. Y el aderezco con sabor a folk, celtas, música tradicional y metal, Saurom, cerró el gran viernes de este Leyendas del rock.

Noticias relacionadas

next
x