X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de septiembre y se habla de chs MARRIO URREA Río Segura gota fría benidorm alicante urbanismo bricomart

El precio de la vivienda de segunda mano en la Comunitat sube un 9,32% en 12 meses

5/02/2019 - 

MADRID. Según el informe mensual de precios de venta de www.pisos.com, la vivienda de segunda mano en la Comunidad Valenciana en enero de 2019 tuvo un precio medio de 1.432 euros por metro cuadrado. Esta cifra registró un repunte del 3,03% frente a diciembre de 2018. Interanualmente, se produjo un incremento del 9,32%.

La Comunidad Valenciana fue la octava autonomía más barata, por detrás de Castilla-La Mancha (908 euros el metro cuadrado), entre otras. En cuanto a la vivienda de segunda mano en España, en enero de 2019 registró un precio medio de 1.703 euros por metro cuadrado, arrojando un ascenso mensual del 1,84%. De un año a otro, la cifra registrada marcó una subida del 8,11%.

Los precios mantienen su tendencia al alza en el inicio del año, pero tal y como expone Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, "los incrementos no se reparten de un modo uniforme por todo el territorio". "Los mercados donde se han detectado los mayores repuntes poseen un inventario en tensión, incapaz de adecuarse a la situación financiera de los compradores", revela Font. El portavoz del portal inmobiliario indica que "el desequilibrio responde a la acción de dos fuerzas. Por un lado, el inversor que busca rentabilidad hace que este repositorio se reduzca y, por otro lado, la obra nueva alimenta la oferta muy despacio, debido a la falta de suelo y a la lentitud de la administración". 

El directivo señala que, en estas localizaciones, la demanda tiene "serios problemas de acceso, no solo por una cuestión de falta de ahorro y capacidad de endeudamiento, sino porque a los potenciales compradores van llegando inquilinos que prefieren pagar una hipoteca a un alquiler que se ha encarecido demasiado rápido". Font concluye que "es indispensable que estas tiranteces se relajen con una negociación realista, evitando en la medida de lo posible los sobreprecios artificiales basados en las expectativas infladas de los vendedores".

Noticias relacionadas

next
x