X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

régimen económico y organizativo en el ayuntamiento de alicante

El plan de Barcala: generoso con los sueldos de los ediles, proporcional con la cifra de asesores

19/06/2019 - 

ALICANTE. El bipartito de Alicante, compuesto por 9 ediles del PP y 5 de Ciudadanos (Cs), registró este martes otro avance más en su organización interna con la constitución oficial de la Junta de Gobierno de la que formarán parte el conjunto de sus 14 concejales, aunque solo 10 con capacidad de participar de manera efectiva en la toma de decisiones, como ya había anticipado Alicante Plaza.

En esa primera sesión (con la presencia de Luis Barcala, Mari Carmen de España, Manuel Villar, Antonio Peral, Julia Llopis, Manuel Jiménez y José Ramón González, por el PP; y de Mari Carmen Sánchez, José Luis Berenguer y Adrián Santos, por Cs, los diez ediles con capacidad de participar en las deliberaciones), se dio cuenta del reparto de delegaciones de gobierno y se acordó que ese órgano municipal desde el que se impulsa la mayor parte de la gestión de la ciudad seguirá celebrando sus sesiones todos los martes. 

Sin embargo, no se adoptó ningún otro acuerdo adicional por lo que respecta al resto de aspectos del régimen de funcionamiento interno de la nueva corporación que todavía no se han concretado. En esencia, se trata de la asignación de recursos económicos y de personal para que los 29 concejales (gobierno y oposición) puedan desempeñar su función política. En principio, todo parece indicar que la propuesta en la que se regularán esos dos asuntos podría elevarse a la consideración del pleno en una primera sesión que se baraja convocar el próximo jueves 27 de junio.

El alcalde tendrá la capacidad de distribuir un máximo de 20 dedicaciones exclusivas: 12 para los ediles del bipartito, puesto que Mazón y Sánchez tendrán sueldo en Diputación, y 8 para 15 concejales opositores, sin contar a Millana

En principio, los detalles de esa propuesta solo los conoce el propio alcalde, Luis Barcala: la persona que tiene la capacidad de firmar los decretos de asignación de retribuciones y de contratación de personal de confianza. El propio Barcala apuntó este martes que ya tenía una propuesta de reparto perfilada y que su intención era dar a conocer su propuesta a los portavoces del resto de grupos políticos en breve. ¿En qué consiste esa propuesta? Salvo cambio de criterio de última hora, Barcala pretende mantener el pacto de caballeros que se instauró al inicio del pasado mandato, de modo que los 29 ediles dispongan de la posibilidad de acceder a una retribución por el desempeño de su labor. 

Así, se da por descartada la posibilidad de que pretenda castigar a ningún representante de la oposición privándole de esos emolumentos. En esta línea, lo previsible es que se contemple la opción de asignar retribuciones parciales, puesto que solo se podrá disponer de 20 dedicaciones exclusivas: el límite legal establecido para una ciudad con el tamaño demográfico de Alicante.

En ese escenario, la hipótesis más probable es que el bipartito PP-Cs disponga de 12 sueldos. Es decir, todos sus componentes tendrán dedicación exclusiva, salvo Carlos Mazón, que se perfila como presidente de la Diputación y percibirá retribución de esa institución, y Mari Carmen Sánchez, si se confirma su incorporación como su vicepresidenta. Así, quedarían 8 dedicaciones exclusivas a repartir entre 16 concejales de la oposición. En realidad, 15 si también se produce el salto del edil socialista Miguel Millana a la Diputación. Esos 8 sueldos deberían dividirse entre 8 concejales del PSOE; 2 de Unides Podem EU; 2 de Compromís y 2 de Vox.

Por lo que respecta a los cargos de confianza, se da por sentado que, como mínimo, cada concejal del equipo de Gobierno dispondrá de un asesor: 14 concejales, 14 asistentes. Para los concejales de la oposición, el criterio será el de la proporcionalidad respecto al número de concejales de cada grupo político. En el PP, ya se apuntó este martes que, en el arranque del mandato pasado, con 8 concejales, se les concedió la posibilidad de disponer de solo dos asesores.

Por último, tampoco se ha cerrado de manera definitiva la distribución de despachos para los seis grupos políticos que componen ahora la nueva corporación. La única ubicación ya adjudicada es la que corresponde al grupo socialista: sus 9 ediles permanecerán en el vestíbulo del edificio histórico del Ayuntamiento, donde se ubicaba el Registro General. PP y Cs, por su parte, se reservarán un espacio reducido, previsiblemente, junto a la antigua sala de reuniones de la Junta de Gobierno, ya que cada edil del bipartito dispondrá de despacho en su propia concejalía. No obstante, no se habría concretado aún posibles emplazamientos para los ediles de Unides Podem EU, Compromís y Vox.

Noticias relacionadas

next
x