Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

volverá a pedir la suspensión cautelar del decreto del consell

El ocio de Alicante niega ser foco de rebrotes y recurrirá la prórroga del cierre por 'arbitraria'

8/09/2020 - 

ALICANTE. El sector del ocio de Alicante no se da por vencido y volverá a acudir al Tribunal Superior de Justicia (TSJCV) para tratar de tumbar la prórroga del decreto de medidas preventivas frente a la propagación del coronavirus acordada por el Consell que mantiene su cierre de actividad durante otros 21 días. Lo cierto es que la Asociación de Locales de Ocio y Restauración de Alicante (Alroa) no tuvo éxito en su primera impugnación. Pero el colectivo considera que el escenario ha cambiado y que ahora existen nuevos elementos a su favor. El fundamental, la falta de argumentos en los que poder apoyar la continuidad de su cierre de actividad.

En esta línea, el portavoz de la asociación, Francisco Javier Galdeano, recordó que el alto tribunal validó la disposición del Consell dictada el pasado 17 de agosto en base a la existencia de informes estadísticos de la Generalitat en los que se podía evidenciar la declaración de brotes asociados a locales de ocio nocturno. Sin embargo, a su juicio, "ese argumento ya no existe, es imposible que se trate de sostener la continuidad del cierre de los locales del ocio nocturno con el argumento de que los contagios se mantienen al alza cuando el ocio ha estado desaparecido en estos 21 días previos", apuntó.

En esta línea, señaló que "no se puede criminalizar ni ensañarse con un sector acordando medidas arbitrarias, sin ninguna motivación, como ocurre ahora, con la prórroga del decreto". Así, insistió en que está bien que se adopten medidas para evitar la propagación de contagios pero insistió en que "no se puede tomar decisiones a título preventivo sin que exista ninguna evidencia que lo respalde". "¿Dónde están ahora esos informes? De momento, nosotros solicitamos a la Conselleria de Sanidad que nos facilitase esos estudios que la Abogacía de la Generalitat aportó ante el TSJ para oponerse a nuestra petición de suspensión cautelarísima del primer decreto y todavía no los hemos recibido", indicó.

De ahí que, de nuevo, el colectivo pretenda volver a solicitar ante el TSJ que deje sin efecto la nueva disposición del Consell, publicada en el Diario Oficial de la Generalitat este lunes, antes del fin de semana, mientras se dirime el fondo de su impugnación. "Está claro que ha habido un aumento de casos, por la información que proporciona la Generalitat, pero el origen de esos contagios no puede ser el ocio, así que no hay razón que pueda fundamentar el cierre de todo un sector", abundó Galdeano. Por ello, apuntó que en la nueva impugnación se aludirá a la "inconsistencia epidemiológica" que ya ha utilizado la asociación nacional España de Noche para impugnar el acuerdo alcanzado en el consejo interterritorial, en el que el conjunto de las autonomías aprobaron la adopción de medidas extraordinarias frente a la propagación del virus como la del cierre del ocio nocturno.

Alroa argumenta que el Consell no puede sustentar la prórroga del cierre en la existencia de brotes en el sector puesto que no ha existido actividad durante 21 días

La interposición del nuevo recurso es un paso necesario para que la asociación pueda llegar a solicitar, en el futuro, responsabilidad patrimonial de la administración por las pérdidas ocasionadas en el sector. Es más, según Galdeano, algunos de los propietarios de establecimientos ya estarían barajando la posibilidad de iniciar acciones penales a título particular frente a los responsables públicos que han firmado los decretos de cierre.

En todo caso, el representante de Alroa persistió en subrayar que "no se puede adoptar medidas drásticas que tenemos que puedan ser legales fuera de una situación como la declaración del estado de alarma cuando existen otras posibilidades al alcance de la administración". Entre ellas, citó la posibilidad de que se puedan acordar restricciones por circunscripciones provinciales, como se planteó durante las distintas fases del proceso de desescalada. "Si se tiene constancia de que en una determinada provincia, como la de Alicante, no se produjeron brotes con origen en el sector del ocio antes de que se aprobase el primer decreto de cierre, se podía haber acordado el cierre para las zonas en las que sí se confirmaron esos brotes", explicó.

En este sentido, también lamentó la disparidad de criterios existente en función de las decisiones adoptadas en distintas administraciones, en alusión a la posibilidad de que los locales de ocio sí puedan disponer de una licencia específica temporal para poder abrir como bares o cafeterías, como el sector preveía reivindicar este lunes.

Así, al término de la reunión de trabajo concertada con el concejal de Urbanismo, Adrián Santos Pérez (Cs), para solicitar que se pudiese adoptar esa fórmula en Alicante, Galdeano apuntó que "el ayuntamiento no apuesta por esa alternativa con el argumento de que no es una posibilidad que esté contemplada legalmente, cuando tenemos constancia de que los ayuntamientos de otras grandes ciudades como Zaragoza sí lo están haciendo". "¿Qué sucede, que en Zaragoza no se estaría prevaricando y aquí sí?", se cuestionó. "Estamos en una situación de excepcionalidad que requiere de medidas excepcionales y eso no implica que estemos solicitando medidas que no son legales", insistió. "De hecho, tenemos dudas de que una conselleria que no tiene competencias sobre la concesión de licencias pueda decretar medidas frente a las autorizaciones que concede otra conselleria", explicó. 

En cualquier caso, el portavoz de Alroa expresó su confianza en que el Ayuntamiento de Alicante pueda arbitrar algún otro tipo de iniciativa de apoyo al sector. Por lo pronto, el colectivo prevé mantener otra reunión de trabajo con el alcalde, el popular Luis Barcala, que este lunes también dio por descartada la posibilidad de abrir "puertas traseras" para sortear las disposiciones de otras administraciones, aunque sí instó a la Generalitat a permitir que los locales de ocio puedan desarrollar su actividad en terrazas como el resto de la hostelería.

Noticias relacionadas

next
x