X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La tienda artesanal lanza un novedoso pedido de click & collect para recoger sin hacer cola 

El Obrador de Lucie: pastelería francesa a golpe de click y almuerzos sin esperas desde Orihuela Costa

14/08/2018 - 

ORIHUELA. La pastelería de estilo francés El Obrador Artesanal de Lucie, en Dehesa de Campoamor, Orihuela Costa, entra de lleno en la innovación de la firma de la mano de un novedoso sistema de pedido, a golpe de click, que permite pedir a la carta y programar la hora a la que se desea recoger el producto, para evitar colas y esperas. Del mismo modo que el sistema click & collect ya se aplica a restaurantes de comida rápida o en otras empresas de restauración, El Obrador de Lucie ha decidido dar ese paso en el sector de las panaderías para introducirlas en la era digital. Y la primera tienda en probarlo en España es la de Orihuela Costa

En tres clicks, se puede pedir un croissant, un bocadillo o cualquier pieza de pastelería y recogerla cuando se planee. ¿De qué forma?

La colaboración entre empresas ha dado el fruto de este sistema que elimina las esperas y las colas a la hora de hacer pedidos, sobre todo, en horas de máxima afluencia o de descansos en el trabajo. Con el fin de mejorar la experiencia cliente, El Obrador de Lucie da el paso al click & collect gracias a su socio Rapidle, un servicio que permite a panaderos y pasteleros aumentar la satisfacción de sus clientes y desarrollar su oferta de bocadillos, snacks y tentempiés. Además, para comodidad de los usuarios y comercios afiliados, Rapidle colabora con el líder mundial en Ticket Restaurant, Edenred

Este servicio que, según la firma de panaderías, es totalmente innovador, es accesible desde la página web del Obrador de Lucie, donde el cliente puede registrarse gratuitamente en Rapidle y a partir de ahí pedir su bocadillo online desde cualquier smartphone, tablet u ordenador, en tan sólo tres clicks. Decidirá la hora, día y punto de recogida, realizará el pago con tajeta, en efectivo o con Ticket Restaurant y, llegado el momento, se presentará en la zona de retirada-express de la tienda con la confirmación de pedido. En unos segundos, estará fuera con su bocadillo.

Además del ahorro de tiempo, tendrá la garantía de que su sándwich favorito está disponible y también se le informará de las promociones y novedades del negocio. Gracias a la magia digital, el concepto de la fila de espera queda obsoleto.

«Desde los inicios, nos hemos comprometido con los comercios de proximidad. Nuestra idea es proteger la diversidad de los comercios, y hacerlos más competitivos frente a las exigencias modernas y la preponderancia de las grandes superficies. Nuestro éxito en Francia es nuestro aval para lanzarnos a la conquista del mercado europeo y en España, damos este primer paso en Orihuela, con El Obrador deLucie», recalca el fundador de Rapidle, Steeve Broutin.

Desde el Obrador de Lucie, consideran que realizar el pedido online en la panadería habitual y recogerlo en el momento deseado ofrece además de no haecer cola, otras ventajas. 

En primer lugar, conocer las promociones y ofertas especiales en tiempo real. También surge la opción de adherirse al programa de fidelidad, con descuentos y promociones. Por otra parte, facilita el pagar online las meriendas o almuerzos y hacer un pedido incluso fuera de los horarios de apertura.

En resumen: la oferta Rapidle para panaderos y pasteleros permite a los consumidores ganar tiempo al hacer su pedido en línea y recogerlo en la zona de retirada-express a la hora determinada. En cuanto a los comercios, esta herramienta les ayuda a mejorar y diversificar su actividad, fidelizar su clientela y entrar en la era de 2.0. 

Pedidos veloces

Creada en Francia en 2015, la solución Rapidle nació de la frustración de su fundador, Steeve Broutin cuando un día, mientras disponía de tan sólo 30 minutos para comer, esperó 10 minutos en la cola de su panadería para comprarse un bocadillo, y cuando le llegó el turno, ya no quedaba.  

Broutin imaginó entonces una solución digital y, con la ayuda de su socio Yann Browaeys, desarrolló una aplicación que, a día de hoy, ha revolucionado el mercado del snacking en el país galo.

Rapidle es revolucionaria porque, además de facilitar la vida del consumidor al convertir la fila de espera en un mal recuerdo, también permite a los pequeños comercios ofrecer a su clientela un nivel de servicios equivalente al de los gigantes de la distribución: el click & collect, la solución de gestión de stocks, la promoción de ofertas puntuales para evitar el desperdicio o programas de fidelización.

Los comerciantes que lo han adoptado no cesan en elogios: el número de inscritos no para de crecer (192 clientes inscritos para la primera panadería adherida en Francia), el consumo por pedido se dispara (10,81 € de media), y los hábitos de consumo se adaptan en beneficio de todos.

«Vivamos donde vivamos, en el campo o en una gran metrópolis, esperar pertenece cada vez menos a nuestro ADN. A la hora de las nuevas tecnologías, la tendencia es la satisfacción inmediata de nuestras necesidades. Los usuarios, totalmente inmersos en la era digital, se han acostumbrado a ser atendidos en el acto y soportan cada vez menos los tiempos de espera», comentan los fundadores de Rapidle. 

Ganadora del premio Snacking de Oro en 2017, en la categoría Nuevas Tecnologías, la solución Rapidle crece de forma exponencial: en febrero de 2018, tenía en Francia 412 comercios afiliados, superando en un 40% sus expectativas decrecimiento, y más de 21.700 usuarios, es decir 81,5% más de lo esperado. Si le añadimos su reciente recaudación de fondos de 1 millón de euros, el resultado es sin duda una apuesta ganadora, que ha cosechado una extensa cobertura mediática en el país vecino.

Noticias relacionadas

next