para obtener la declaración de interés comunitario

El hotel Villa María-Ana de los Ros en Elche sigue su trámite: Fomento publica el proyecto de accesos

20/10/2021 - 

ELCHE. El hotel exclusivo en la finca Villa María-Ana junto a la Nacional-340 en Jubalcoy está un poco más cerca de culminar el proceso para la obtención de la Declaración de Interés Comunitario (DIC), paso necesario para poder convertir la finca en un centro hotelero de ámbito rural. Tras el informe municipal enviado a la Generalitat Valenciana en 2018 para que estudiara la viabilidad del proyecto, a principios de este año la pelota quedaba en el tejado de la conselleria de Política Territorial y del Ministerio Fomento por los accesos a la finca. Ahora, este último ha dado el visto bueno para la exposición pública de esta cuestión, que es la que está resultando más espinosa para la obtención de la DIC.

Desde 2015, a vueltas con propuestas para mejorar los accesos

De hecho, desde 2012 se lleva trabajando para que la finca pueda obtener este uso. La empresa Aymerich Inver, a través de la que se está canalizando la iniciativa, planteó la mejora de accesos en el entorno de la Carretera Nacional-340, así como solucionar también las afecciones en el Camino de Jubalcoy y Camino del Rector. Algo que cuenta desde hace tres años con el visto bueno de técnicos muncipales. Ahora, desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urabana (Mitma), la demarcación de Carreteras del Estado ha incoado la exposición pública para posibles alegaciones a la solución propuesta para los accesos. En cualquier caso, la Unidad de Carreteras en Alicante, ya ha señalado que la misma "supone una mejora sustancial y evidente de las condiciones del acceso". 

Nuevos carriles, ampliación de los mismos y cambios de sentido

Actualmente a la parcela del inmueble se accede directamente desde la carretera nacional, lo que presenta distintos problemas de seguridad vial. Desde 2015 hasta 2020 esta cuestión ha estado en trámite a tres bandas: Ayuntamiento, Generalitat y Ministerio, entre soluciones rechazadas, alegaciones y alternativas nuevas. Además, se han exigido cambios que vienen por la afección de la propuesta al apartado de drenaje. Respecto a la propuesta, el acceso se realizará a través de tres accesos en el camino de Jubalcoy, todos por la fachada norte de la parcela, minimizando cualquier posibilidad de atascos o inconvenientes para el tráfico rodado de la zona. Se plantea una alternativa que evita generar retenciones en el carril de desaceleración (cuña de salida de la N-340), aumentando considerablemente la distancia de acumulación de vehículos en una situación extraordinaria en aproximadamente 750 metros. 

Asimismo, en el sentido Elche-Torrellano no se permitirá el giro a izquierda actual, por lo que se tendrá que cambiar de sentido de circulación en la glorieta ejecutada como acceso a la última ampliación del Parque Empresarial, ubicada a unos 1200 metros de distancia del punto de acceso. El diseño del acceso se ha previsto mediante un retranqueo de toda la fachada de la parcela de unos cinco metros, una cuña de setenta metros de longitud, y un carril de deceleración de 117 metros para que no se interfiera en la circulación de vehículos de la carretera. Además se prevé ampliar y mejorar la calzada existente, con la ejecución de un carril de 3,50 metros de ancho y arcén de medio metro de único sentido de circulación en toda la longitud del camino existente hasta entroncar con el polígono industrial. Ahora queda esperar si el Mitma da luz verde a la propuesta, así como la conselleria para que la DIC pueda aprobarse.

Actividades complementarias al uso hostelero

En cuanto al proyecto, como era conocido, se prevé restaurar y rehabilitar la casa-palacete, protegida por el catálogo de protecciones del Camp d'Elx, con 17 habitaciones. Además del uso turístico habrá usos complementarios como encuentros empresariales, edificio de servicios o centro de actividades recreativas, deportivas y ocio (art. 27.2.b LSNU), tales como actividades de “outdoor training” o aparcamientos en superficie (habrá un centenar). 

En lo que respecta a la finca, de su uso como casa rural típica del campo ilicitano, pasó tener un uso más dedicado al ocio a principios del siglo XX, cuando la burguesía de la ciudad se fue a vivir al campo. De hecho allí vivieron los Ferrández-Cruz y aún hoy hay elementos que recuerdan la vida y el mobiliario de la familia. En los espacios ajardinados hay estanques, fuentes arabescas y además una gran bodega rústica. La casa fue reformada por en los años 40 del pasado siglo, a cargo del arquitecto Santiago Pérez Aracil.

Noticias relacionadas

next
x