Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

cesm denuncia que trabajan hacinados y con malas condiciones higiénicas

El estado de alarma lleva al límite la unidad de Salud Mental de la Marina Baixa

17/05/2020 - 

ALICANTE. Las medidas adoptadas para reorganizar los servicios de salud mental durante el estado de alarma han empeorado notablemente las condiciones en que los profesionales de la Marina Baixa prestan esta atención, según denuncia el sindicato médico CESM-CV. La declaración del estado de alarma por la covid-19 llevó al cierre del  Centro de Especialidades  Foietes de Benidorm, y al traslado de los pacientes psiquiátricos ingresados en el Hospital de la Marina Baixa al centro Dr. Esquerdo de Sant Joan d'Alacant.

Como consecuencia de estos cambios, según denuncia el sindicato médico más representativo de la Comunitat Valenciana, se ha "desmembrado la Unidad de Salud Mental", con psiquiatras y  psicólogos trabajando en distintos lugares. Asimismo, critican las "condiciones de hacinamiento de los profesionales", que comparten  espacio físico con la UCA, con los compañeros del SVB y los compañeros del Samu, en un "espacio reducido y estructuralmente deficiente, lo que favorece el potencial contagio entre los mismos".

El sindicato denuncia también que los profesionales de salud mental de la Marina Baixa trabajan en unas "deficientes condiciones higiénicas", ya que "no se dispone de lavabos en las consultas; sólo se dispone de un baño en toda la instalación, lo que dificulta el lavado frecuente de manos", una de las medidas de prevención esenciales frente a la pandemia. Además, alertan de la presencia de insectos como cucarachas, polillas o arañas, "más evidentes en el área habilitada para Enfermería donde se almacena la medicación, sin la refrigeración necesaria para el mantenimiento" de los productos.

Los médicos critican también que con la nueva organización fruto del estado de alarma se ha perdido la asistencia personal, ya que actualmente sólo atienden presencialmente las administraciones de medicación intramuscular y las consultas urgentes de pacientes crónicos. "Hay que recordar la especial vulnerabilidad de los pacientes que atiende esta Unidad", destacan. Y a todo ello, se suma la ya habitual crítica por la falta de equipos de protección individual (EPI) para los facultativos.

Evitar que acudan a Urgencias

Ante esta situación, que el CESM asegura que se ha comunicado en reiteradas ocasiones a la Dirección y la Gerencia del Hospital, el equipo de Salud Mental de Benidorm y el sindicato piden la apertura "cuanto antes" del Centro de Especialidades, para poder reanudar la actividad asistencial presencial necesaria, programada y urgente. "Los pacientes conocen la ubicación, los horarios y los medios de contacto de su entorno habitual, con lo que evitaríamos que acudan a Urgencias y disminuiríamos el riesgo de contagio", indican.

Un portavoz del sindicato ha señalado en declaraciones a Alicante Plaza que "el problema es que los pacientes de salud mental en estos momentos están en hospitales que no son específicos para sus problemas, esos hospitales se les asignaron por el covid-19, y ahora con la disiminución de casos deberían pasar de nuevo a psiquiatría para ser bien atendidos". "Pedimos que los pacientes del Departamento trasladados al Hospital  Dr. Esquerdo  de San Juan vuelvan a ser reubicados en el Hospital de la Marina Baixa, en este momento la situación de nuevos contagios por covid-19 ha descendido, lo que permitiría esta reubicación".

Noticias relacionadas

next
x