Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

fundan tierratosta, con 60.000 euros de capital

El dueño de 'El Lobo' se alía con la murciana Truxton para cultivar materia prima

24/12/2019 - 

ALICANTE. La empresa jijonenca Confectionary Holding, dueña de las marcas 'El Lobo' y '1880' entre otras, está acostumbrada a establecer alianzas estratégicas para crecer. El último ejemplo, su sociedad con la murciana Truxton, un holding especializado en el sector agroalimentario, para crear una nueva mercantil dedicada a la obtención de su materia prima, la almendra.

El Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) de Alicante deja constancia esta semana del nacimiento de Tierratosta, una nueva empresa controlada al 50% por Confectionary Holding y Truxton, dedicada a la adquisición, explotación y arrendamiento de fincas rústicas, montes, centros agrarios forestales y espacios naturales, para llevar a cabo la actividad agrícola y, en particular, el cultivo de árboles frutales y frutos secos, así como la comercialización de sus productos.

La nueva empresa tendrá su sede en las mismas instalaciones de Confectionary Holding en Xixona, donde también se ubica el Museo del Turrón mantenido por la empresa. Truxton, participada por varias firmas de inversión murcianas, está radicada en San Javier, y además del negocio agrícola tiene también filiales dedicadas a la actividad puramente inmobiliaria. Esta alianza aumentará los canales del grupo jijonenco para abastecerse de almendras.

El holding propiedad de José Manuel Sirvent (a su vez, presidente de la patronal del turrón y el chocolate) y que hasta hace unas semanas dirigía Andrés Cortijos, flamante fichaje del exconseller Máximo Buch para sus participadas, ha optado por las alianzas con empresas de sus sectores y conexos como método para crecer y complementar las adquisiciones, como la de Doña Jimena en 2013. Así, ha establecido uniones estratégicas con proveedores, grandes distribuidores e incluso otros fabricantes, como La Flor Burgalesa. 

En 2018, el holding regresó a beneficios pese a caer ligeramente sus ventas, tras una etapa en la que se olvidó de la rentabilidad en aras a ganar cuota de mercado. Así, con 20,4 millones de facturación, Confectionary Holding logró unos beneficios testimoniales de 40.000 euros, frente a las pérdidas de 1,6 millones del año anterior. La clave fue un mayor control de los aprovisionamientos y la contención en los gastos de personal, que permitieron equilibrar el resultado de explotación, combinado con un mejor resultado financiero.

Ante esta campaña de Navidad, las previsiones del grupo pasan por incrementar un 9% las ventas, apoyados en la recuperación del consumo, con una producción de más de 3 toneladas de producto entre turrón, dulces y chocolates. La compañía exporta sus productos a más de 40 países de todo el mundo, siendo Europa, Latinoamérica y EEUU los principales mercados de exportación en los que se consume turrón todo el año como un dulce típico español.

Noticias relacionadas

next
x