Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

en unos años podrían estar en el suelo, según expertos

Los Baños Árabes de Elche y su no protección ponen en riesgo su integridad por el deterioro 

22/12/2019 - 

ELCHE. Ahora que la situación del Mercado Central ha pasado a estar en un segundo plano en la ciudad, siguen quedando algunas cuestiones colaterales pendientes. Entre ellas, la del mayor hallazgo realizado hasta la fecha en la zona: un hammam, unos baños árabes protegibles a los que corresponde catalogar como Bien de Relevancia Local (BRL), como ya advirtió en su momento la Dirección General de Cultura y Patrimonio en septiembre de 2016 y recordó más tarde en 2017. Solicitaba al Ayuntamiento el proyecto de restauración y puesta en valor de los baños árabes a través de esta figura. Sin embargo, la realidad es que no se ha dado un paso en la protección y pasan ya cinco años de su descubrimiento mientras que el deterioro es cada vez mayor, con nuevas grietas y erosiones y el surgimiento de plantas invasivas. Siguen con un vallado y techo provisionales como única protección física.

Una situación delicada para este importante hallazgo —que podría no ser el único— de 2014, ya que esta construcción, que data del siglo XI, está hecha de tapial, el cemento de la época. En otra palabras, están hechos de arena, cal y agua, por lo que su exposición externa facilita su degradación. Algo que se comprueba viendo el estado en el momento de su descubrimiento y cómo se encuentran ahora. De hecho, según ha consultado este medio con varios arqueólogos, señalan que "en diez años podrían estar en el suelo", precisamente por estar realizados de tapial y su nula protección física: están expuestos a las inclemencias del tiempo, la suciedad o el vandalismo. Asimismo, esa falta de puesta en valor y rehabilitación permite que entren en juego otros factores, como el palán-palán, las sonadas plantas que surgieron en varias ocasiones en las excavaciones del mercado y que tuvieron que ser limpiadas, porque surgen entre las grietas de estas estructuras y pueden ensancharlas. Una limpieza y preservación que legalmente corresponde a Aparcisa, como ya aseveró Cultura este año, al tiempo que volvía a preguntar por el trámite para la protección BRL.

Aparte del evidente deterioro físico, la otra cuestión pendiente es que aunque el bipartito ha decidido rescindir y a priori ha empezado los trámites para dar fin unilateralmente al contrato con la adjudicataria del nuevo mercado, Aparcisa, es más que probable que la situación acabe en los tribunales. Lo que significa que el inmueble abandonado y los alrededores seguirán con la parálisis, a la espera de que instancias de Justicia fallen qué pasa con el contrato si se rompe, y por ende con el proyecto. Cuanto más tiempo pase, será peor para los restos, aunque los expertos en la materia a los que ha consultado Alicante Plaza también matizan que en cualquier caso aún se está a tiempo de actuar, ya que los muros de tapial de los baños se pueden rehabilitar.

Por otra parte, con la puesta en escena tras encontrar el acceso al refugio de la Guerra Civil, el que ha desencadenado y reafirmado al equipo de gobierno en su decisión, aún faltarían por excavar una parte de los Baños, la leñera. Se localizó en una cata que se hizo y se volvió a tapiar. Así pues, el anuncio del equipo de gobierno de proteger y musealizarlos, al calor de la rescisión contractual, supone que se hará una pequeña excavación para continuar hasta completar todos los baños. No obstante, hay obvias contradicciones, puesto que Cultura ha pedido en varias ocasiones conocer cómo va el expediente de protección, que debe ser ratificado por el Ayuntamiento, pero este no protegerá el hallazgo hasta que la excavación de los baños esté completa, por lo que se trata de una decisión política: si el equipo de gobierno no da el paso y solicita excavar a Conselleria, seguirá sin haber protección y puesta en valor. Lo paradójico es que el departamento técnico de Patrimonio ya tiene las fichas del refugio y los Baños Árabes inventariadas y preparadas, por lo que solo quedaría hacer efectiva esa protección. Lo que no significa por otra parte que mientras tanto, no se pueda proceder a una rehabilitación o mejor protección física actual. La realidad es que la situación va camino de estar seis años en las mismas condiciones.

Noticias relacionadas

next
x