X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

entre las mejoras habrá paradas de bus

El desdoble de la carretera Elche - Santa Pola avanza: recibe el informe ambiental favorable 

21/02/2019 - 

ELCHE. La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural ya ha dado el visto bueno favorable al informe de impacto ambiental para el desdoblamiento de la carretera Elche - Santa Pola, la CV-865. Se trata de la primera fase, que establece las actuaciones del tramo PK 2+400 al 8+680.

La actuación que se proyecta incluye la ampliación de la plataforma actual (disponiendo dos carriles por sentido con mediana separadora), la creación de espacios para el tráfico peatonal y ciclista, así como la reordenación de las intersecciones y accesos. La siguiente fase será el tramo entre la circunvalación de Elche EL-20 y el PK 2+400. Asimismo, el informe recuerda que las obras de desdoblamiento también van encaminadas a mejorar la seguridad de la actual carretera —como las nuevas rotondas—, ya que los ciclistas comparten plataforma con los vehículos, sin ningún elemento físico de separación. Existen también problemas por la falta de itinerarios peatonales y por la falta de permeabilidad transversal.

Se ha decidido fraccionar el proyecto en dos fases, puesto que en la segunda fase existe riesgo de inundación y conlleva un estudio en profundidad de dicha cuestión. De este modo, la ejecución comenzará por el tramo más próximo a Santa Pola. Pese a la decisión de presentaren dos fases el proyecto, el órgano ambiental considera que se trata de un único proyecto que en su totalidad debe ser sometido a evaluación ambiental.

Mejoras, autobús y afecciones patrimoniales

Esta obra de desdoblamiento supondrá eliminar los puntos problemáticos de las rotondas partidas, estableciendo puntos de control de velocidad —glorietas cerradas—; crear dos carriles por sentido, lo que aumenta la capacidad de la vía, y además permitirá el adelantamiento en el trayecto Elche - Santa Pola en condiciones de seguridad; reducir el ancho de los carriles, con lo que se producirá una reducción de velocidad de circulación; eliminar los giros a izquierdas en los accesos situados a lo largo de la carretera; crear itinerarios seguros para los ciclistas y los peatones a lo largo de toda la actuación; mejorar la permeabilidad transversal de la carretera para el tráfico peatonal y mejorar la accesibilidad al transporte público, ya que se crearán paradas de autobús a lo largo del tramo de actuación, con cruces peatonales en la proximidad de las glorietas.

Asimismo, dado que se encontró un yacimiento prehistórico neolítico, 'Horteta', en el que se recogieron una azuela y útiles de piedra pulida y aunque en una prospección arqueológica previa realizada con motivo de la Vía Parque Elche - Santa Pola no se documentó ningún elemento patrimonial, se ha acordado la realización de sondeos arqueológicos mecánicos previos al inicio del movimiento de tierras y el seguimiento arqueológico durante el movimiento de tierras. Además se realizará el jalonamiento de la mencionada zona de protección arqueológica, Horteta, un pino de grandes dimensiones a preservar (junto a la Glorieta 5) y parcelas de suelo forestal.

Noticias relacionadas

next