X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

por si la denuncia iba a más

El daño colateral de la querella archivada del IMED: el exedil Alejandro Pérez quedó fuera de la directiva del ICAE

17/05/2019 - 

ELCHE. A pesar de que finalmente ha sido archivada la querella interpuesta por el Partido Popular a través de Eva Ortiz al exalcalde Alejandro Soler, así como a varios de sus concejales entonces (Federico Buyolo, Emilio Martínez y Alejandro Pérez), la edil de Compromís Àngels Candela y a dos técnicos de Urbanismo (Jorge Llopis y Santiago Luis Ule), la denuncia ya se ha cobrado algunos daños colaterales. Según ha podido saber Alicante Plaza, el exedil socialista de Urbanismo, Alejandro Pérez, no pudo participar de la nueva directiva del Ilustre Colegio de Abogados de Elche (Icae) por este motivo.

En la querella interpuesta por supuesta prevaricación y malversación en la actuación del entonces equipo de gobierno por vender una parcela entre 2008 y 2009 al grupo sanitario Imed por un precio inferior al de mercado, tratando de vincularla con una supuesta trama de financiación irregular de los socialistas, había especial afectación al departamento de Urbanismo, que habría cometido estas irregularidades a través de Pimesa. El entonces responsable del área, Alejandro Pérez, iba a ir en la candidatura del Icae encabezada por el actual decano del Colegio de Abogados, Vicente Pascual, que acabó renovando su cargo al ser la suya la única lista presentada a finales de 2018. 

Sin embargo, la querella de Ortiz impidió que Pérez, abogado de profesión, entrara en lista. Aunque en el seno de los diferentes ámbitos implicados (desde los acusados, hasta Pimesa, pasando por el Icae) entendían que la querella no llegaría muy lejos por su debilidad y porque creían que el objetivo era otro —desestabilizar en tiempos electorales—, Pérez tuvo que dejar a un lado su voluntad de formar parte de la directiva del Icae y desistió de seguir en la lista, por lo que presentó su renuncia para no manchar la imagen del colegio. Algo que el ya renovado decano, Vicente Pascual, aceptó. 

Ambas partes entienden que habrá otro momento para que el exconcejal socialista forme parte de la directiva, ya que presentarse con la denuncia a cuestas era demasiado arriesgado por lo que pudiera pasar. Por el momento, Pérez sigue con su profesión en el Grupo Asesor Ros, alejado de la vida política, a la que se especuló que podía volver tras aparecer públicamente con el desembarco de Alejandro Soler a la secretaría general del PSOE ilicitano. Fue concejal durante 12 años, además de formar parte del Consejo de Administración de Pimesa y Aigües d'Elx. 

Noticias relacionadas

next
x